• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 01:16

Pudo caer de cualquier lado, pero la victoria se quedó en Valencia (74-73)

Foto: Unicaja Málaga
Foto: Unicaja Málaga
Pudo caer de cualquier lado, pero la victoria se quedó en Valencia (74-73)

Clásico del baloncesto español en la jornada 29 de la Liga Endesa. El Unicaja visitaba la Fuente de San Luis en busca de acercarse a las posiciones de cabeza de la competición nacional. Y empezaba muy enchufado el equipo de Joan Plaza. Dos triples de Alberto Díaz y otro de Milosavljevic más bandeja del serbio lanzaban a los malagueños, 5 a 11 en el minuto 4. Tras tiempo muerto local, Augustine continuaba con el parcial del Unicaja, pero reaccionaban con un 5 a 0 los locales. Todavía no había aparecido Nedovic anotando y lo hizo para volver a poner brecha en el marcador (10-18 m.8). Se entonó un poco más en la recta final del cuarto, acercándose hasta el 18 a 23 tras diez minutos.

La defensa malagueña volvía a mostrar el nivel del inicio de partido, consiguiendo el Unicaja un parcial inicial importante que le permitía llegar al minuto 16 con 22 a 32. Los de Vidorreta comenzaron entonces a encontrar a Dubljevic, que con 4 puntos seguidos cortaba la sequía local, que se había mostrado también errático desde el tiro libre. Dos fogonazos de Nedovic volvían a acercar al Unicaja a los diez puntos de ventaja, pero Valencia Basket conseguía recortar en el minuto final antes del descanso hasta el 31 a 36.

En el tercer cuarto se vivieron los mejores momentos de locales. Continuaron cargando el juego a Bojan Dubljevic, que anotaba o sacaba ventaja para tiros liberados de sus compañeros. Fue un triple tras una de estas situaciones de Erick Green el que completó la remontada de Valencia Basket al llegar el minuto 24 (43-40). La diferencia aumentó hasta el 49 a 42, ahora con un Will Thomas protagonista ante su ex equipo. Nedovic, Suárez y Jean-Charles recortaron para los malagueños hasta los 3 de desventaja, pero un triple de Van Rossom ponía el partido 54-48 con un cuarto por jugar.

Brooks conseguía la primera canasta de los últimos diez minutos, pero una protesta de Suárez sobre esa acción se saldaba con técnica para el capitán. La situación la castigaba Valencia Basket con tiro libre y canasta, pero el Unicaja encontraba en la muñeca de Salin para para iniciar un parcial de 2 a 9 que empataba el prtido a 59 a falta de 6 minutos para el final. Cuando mejor parecía que se ponía el partido para el Unicaja, parcial 9 a 0 local en poco más de un minuto y de nuevo el equipo de Plaza debía remar para darle la vuelta al marcador (68-59 m.35). Nedovic aparecía, pero un triple de Martínez ponía +10 a los suyos (71-61 m.36). A partir de aquí, última gran subida defensiva del Unicaja que sirvió para tapar la anotación local, teniendo la continuación el juego ofensivo gracias al talento de Nedovic. El serbio forzaba faltas y sumaba tiros libres que acercaban al Unicaja gasta 71 a 70 a falta de 1:38 para el final.

En este momento llegaba el susto del partido, Jeff Brooks se desvanecía en la pista a falta de 1:21 para el final y debía abandonar la pista. El norteamericano, en todo momento consciente, fue trasladado al hospital para realizarse pruebas. Tras la preocupación, el Unicaja sacó una nueva defensa y el triple de Waczynski. El polaco anotaba su primer triple del partido para pone a los malagueños por delante 71-73 a falta de poco menos de un minuto. Tuvo el Unicaja balón para aumentar incluso la ventaja, pero no hubo suerte y Van Rossom conseguía un triple en transición a falta de 3 segundos para el final. Plaza pidió tiempo muerto y organizó jugada. La pelota se la jugó Suárez, que no tuvo la suerte de cara, finalizando el partido 74 a 73.

El jugador más valorado del partido fue James Augustine con 19.