• Diario Digital | Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 01:04

Remotanda para ganar en la prórroga en Santiago (91-97)

Demostración de carácter del Unicaja en la pista de Monbus Obradoiro, donde ganó en la prórroga 91 a 99. El equipo malagueño remontó una diferencia que llegó a ser superior a los veinte puntos, forzando la prórroga y llevándose el encuentro en el tiempo extra. Alberto Díaz terminó como MVP con 18 de valoración

Foto: Unicaja
Foto: Unicaja
Remotanda para ganar en la prórroga en Santiago (91-97)

No era fácil la visita a Santiago. Monbus Obradoiro había conseguido 7 de sus 11 victorias como local y seguro que quería resarcirse tras 3 derrotas consecutivas. Fue un partido complicado y eso el Unicaja parecía conocerlo cuando salía al partido endosando un 2 a 7 en los primeros 2 minutos. Radovic y Bendzius respondían poniendo a los locales por delante, pero Nedovic con un triple volvía a poner al equipo malagueño por delante (8-10 m.5). El lituano Bendzius volvía a aparecer, pero todavía un par de acciones del Alberto Díaz y Milosavljevic permitían al Unicaja seguir por delante. Monbus Obradoiro inició un parcial que del empate a 16, permitía a los locales irse por delante al final del primer cuarto 22 a 16.

El conjunto gallego empezaba a creer en la victoria, sobre todo tras las acciones dos ex del Unicaja. Alberto Corbacho y el canterano de Los Guindos Pepe Pozas. El malagueño anotaba una bandeja tras robo y ponía el partido 30 a 18 en el minuto 15. Se paraba el partido con tiempo muerto, tras el que apareció la muñeca de Thomas, máximo anotador local esta temporada. El alero norteamericano anotó 8 de los siguientes 11 puntos de su equipo, con el Fontes Do Sar de Santiago de Compostela celebrando por todo lo alto el marcador (41-18 m.17). Tenía que llegar la reacción malagueña, y lo hizo de la mano de Dani Díez. El alero consiguió encadenar 8 puntos prácticamente seguidos y estrechaba un poco el marcador (43-26 m.19). Se mantuvo esa distancia camino de los vestuarios, llegando al intermedio 45 a 28.

Tras el descanso el Unicaja fue tomando confianza poco a poco. No habían sido buenos algunos minutos, pero tocaba pelear. Se subió el tono defensivo, ya no tiraban tan fácil los locales, y en ataque los triples de Alberto Díaz y Jeff Brooks ayudaban a ir recortando poco a poco (51-37 m.25). Cuando parecía que los de Plaza podían acercase a los 10 de desventaja, técnica a Nedovic por protestar una posible falta  en una penetración. Era un balón de oxígeno para los locales, que lo aprovechaban para mantener la ventaja. Incluso un triple de Bendzius volvía a disparar el marcador hasta el 59 a 41 en el minuto 18. Había tiempo muerto, pero ahora los malagueños saldrían de él con el cuchillo entre los dientes. Triple de Salin, 2+1 de Jean-Charles tras gran acción en la pintura, más dos tiros libres del capitán Suárez. Una última canasta de Waczynski dejaba el partido a falta del último cuarto con 61 a 51.

Había sufrido el Unicaja en Santiago, pero ya había pasado lo peor. Ahora se veía otro ritmo de juego, demostrándolo de salida con parcial 0 a 5 con triple de SAlin y mate de Waczynski (61-56 m.32). Una vez más, cuando se cogía ritmo de remontada, técnica a los malagueños. Ahora a Salin. Protestaba el finés una rigurosa falta y le caía la técnica. La acción le dejaba fuera del partido por 5 faltas. La jugada se saldaba con 3 puntos locales. De nuevo tocaba remar y cada vez quedaba menos tiempo. Suárez anotaba de 3, pero volvía a aparecer Thomas con dos nuevos triples y complicaba bastante las aspiraciones de victoria malagueña (70-59 m.33). Nedovic tomaba el mando, el serbio no había anotado desde el primer cuarto, y conseguía contestar los triples de Monbus Obradoiro. A falta de 5 minutos el marcador era 75 a 67. Fue a partir del minuto 36 cuando el Unicaja dio el golpe definitivo para meter miedo a su rival. Triple de Alberto Díaz, el mejor hoy en Santiago, y mate de Brooks para poder el partido 79 a 75 a falta de 3 minutos para el final. Todavía Sabat anotaba de 3 para los gallegos, pero fue en una jugada extraña donde se vieron las dudas de los locales. Radovic recibía falta y anotaba un tiro libre, el rebote del segundo era para David Navarro que recibía falta también. El escolta del conjunto santiagués se volvió a dejar un punto en el camino, y de poder poner a su equipo muy cerca de la victoria, la confianza local se esfumaba.

Quedaban 2:03 para el final y el Unicaja perdía 84 a 77. Waczynski anotaba de 3 a falta de poco más de un minuto, y Alberto Díaz hacía lo propio a falta de 31" para el final. En esa misma acción Brooks cometía falta sobre Radovic, que lanzaría tiros libres de nuevo. El partido estaba 84 a 83 y una vez más los locales fallaban un tiro libre, dejando al Unicaja a tiro de 2 puntos para empatar. Waczynski forzó la falta y empató a 85. Monbus Obradoiro falló el ataque y el partido se iba al tiempo extra.

El Unicaja sabía que tenía a tiro a su rival. No dejó pasar la oportunidad y gracias a una gran defensa, conseguía un 2 a 6 de salida, cerrado por bandeja de Milosavljevic tras robo de Alberto Díaz (87-91 m.43). No permitió el conjunto de Joan Plaza canastas fáciles, consiguiendo robos que al final terminaban con tiros libres malagueños. Así, se cimentó en la prórroga la lucha por la victoria del Unicaja que se llevó finalmente del Fontes Do Sar de la capital santiaguesa por 91 a 97.

Alberto Díaz terminó como el mejor del encuentro con 18 puntos y 18 de valoración.