• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 01:17

SUÁREZ TERMINÓ COMO EL MÁS VALORADO CON 20

Victoria y a seguir sumando de cara al Playoff (93-78)

Solvente victoria del Unicaja ante RETAbet Bilbao Basket por 93 a 78. El conjunto malagueño rompió el partido en el tercer cuarto, destacando momentos de buena dinámica de juego colectivo

Foto: Unicaja
Foto: Unicaja
Victoria y a seguir sumando de cara al Playoff (93-78)

Visitaba el Martín Carpena RETAbet Bilbao Basket, un equipo necesitado por su situación en la tabla y su objetivo de evitar el descenso. Por su parte, el Unicaja sabía que debía salir a pista a la máxima intensidad para no dejar un partido que era importante de cara a sellar la clasificación para los Playoff cuanto antes.

Y salía el equipo de Joan Plaza dispuesto a imponer su ritmo de juego a partir de una fuerte defensa. Además, la inspiración de cara al aro era total. El quinteto Díaz, Salin, Díez, Suárez y Augustine circulaba el balón buscando el mejor tiro. Lo encontraban con asiduidad. Curiosamente, al llegar el minuto 6 dos canastas seguidas de Augustine confirmaban esa teoría, todos los jugadores malagueños en pista ya habían anotado (21-10). Conseguía reaccionar el conjunto vasco que dirige el ex jugador del Unicaja Mrsic. La inspiración del argentino Redivo en el juego exterior ponía el partido 30 a 23 tras 10 minutos. 

No arrojaba la toalla RETAbet Bilbao Basket, con un inspirado Redivo seguía apretando el marcador, acercándose a 4 puntos en varias ocasiones. Eran los mejores momentos del conjunto bilbaíno, que cuando aparecía Mumbrú terminaba de acercarse hasta el empate a 38 en el minuto 16. Un triple de Waczynski y un par de acciones de Milosavljevic dejaban al Unicaja por delante camino de los vestuarios (49-42).

Tras el descanso el ritmo anotador bajó en ambos equipos, llegándose al minuto 25 con 54 a 47 en el marcador tras un par de parciales de cada uno de los equipos. Un pequeño parcial malagueño con triple de Suárez incluido volvía a dar un pequeño colchón al Unicaja, aunque todavía aguantaba el conjunto visitante con un triple de Mumbrú (59-50 m.27). A partir de aquí, cogió velocidad de crucero el conjunto de Plaza, aprovechando además una técnica a Mrsic. El parcial malagueño en los minutos restantes de cuarto fue de 14 a 2, dejando el partido a falta de diez minutos 73 a 52.

En los diez minutos restantes, hubo momentos en los que los visitantes consiguieron algún pequeño parcial que le acercó hasta la quincena de desventaja, pero ya la victoria del Unicaja no iba a peligrar. Al final, victoria del Unicaja por 93 a 78.

Carlos Suárez con 20 de valoración fue el MVP del equipo.