• Diario Digital | Viernes, 22 de Marzo de 2019
  • Actualizado 04:48

La Vuelta a Andalucía 2019 finalizará con una etapa ‘rompepiernas’ y subida inédita

La quinta jornada acogerá una prueba de 164 kilómetros que tendrá un alto de segunda categoría y cuatro de tercera, entre Otura (Granada) y Alhaurín de la Torre (Málaga). [Vídeo]

Contrareloj Vuelta Andalucía 2016. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo
Contrareloj Vuelta Andalucía 2016. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo
La Vuelta a Andalucía 2019 finalizará con una etapa ‘rompepiernas’ y subida inédita

La quinta y última etapa de la Vuelta Ciclista a Andalucía 2019, prueba 'Hors Categorie' que se celebrará del 20 al 24 de febrero de 2019, saldrá de Otura, en la provincia de Granada, y finalizará en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre en una llegada en cuesta en la que culminará una jornada con un recorrido de 164 kilómetros que incluye cinco dificultades montañosas, una de segunda categoría y cuatro de tercera, entre las que hay uno inédito, tal y como se ha presentado este martes en el ayuntamiento del municipio alhaurino.

“De nuevo Alhaurín de la Torre vuelve a apostar por el ciclismo tras haber ya acogido salidas, metas volantes y llegadas tanto en la Vuelta a España como en la Vuelta a Andalucía”, ha informado Joaquín Villanova, alcalde de la localidad alhaurina, quien ha detallado que “es una etapa ‘rompepiernas’ en la que puede darse un vuelco en la clasificación general”.

Al acto, además, han asistido Joaquín Cuevas, director general de Deporinter, empresa organizadora; Gerardo Velasco, primer teniente de alcalde del municipio, y Prudencio Ruiz, concejal de Deportes, quien ha explicado que “el acuerdo para que Alhaurín de la Torre fuera final de carrera se pactó con Deporinter en 2015". "Y que la llegada sea en Avenida de Ceuta, junto al recinto ferial, es ideal para marcar esa diferencia que la organización buscaba para poner el punto y final con tensión”, ha dicho Prudencio Ruiz.

Esta etapa final de la ronda andaluza, que será el domingo 24 de febrero, partirá entorno a las 11.20 horas de la localidad granadina de Otura y será a partir de Ventas de Huelma (Granada) cuando se afrontarán las primeras rampas de consideración, en este caso, las del Alto de Agrón, un subida catalogada de segunda categoría de 1125 metros de altitud con 8,7 kilómetros de longitud y un desnivel medio del 2,9%.

En Alhama de Granada, además de ser meta volante, llegará la segunda ascensión puntuable: el Alto de Alhama, puerto de montaña de tercera categoría cuya cima se sitúa a 1029 metros de altura, y a la que el pelotón llegará luego de una escalada de 5,2 kilómetros al 2,8%.

Sin apenas tiempo de recuperación, los ciclistas tendrán que afrontar la subida de 6,2 kilómetros al 3,8% para alcanzar los 1129 metros del Alto del Navazo. Posteriormente, en torno al kilómetro 70 comienza la subida al Alto de las Canteras, en Ventas de Zafarraya, con una altitud de 1096 metros. Este puerto de montaña de tercera categoría tiene una subida de 4 kilómetros y una pendiente de 4,4% de desnivel.

Ya en la provincia de Málaga, tras pasar por la localidad de Casabermeja, que será meta volante, llegará una subida inédita, la del Valle de la Vida, situado en Almogía. “Este será uno de los momentos más espectaculares de la etapa”, ha aclarado Joaquín Cuevas, quien ha insistido en que “esta subida de 2,2 kilómetros que culminará en el puerto de montaña de tercera categoría con rampas de un 16% en una carretera estrecha de hormigón podría ser determinante para romper la carrera y dar un vuelco a la general tras la etapa contrarreloj y la etapa reina celebrada el día anterior”.

Tras pasar por Campanillas, la Avenida de Ceuta en Alhaurín de la Torre acogerá la meta que será el broche final de la 65ª edición de la ronda andaluza, como ya lo fue en 2015. En aquella edición, Chris Froome y Alberto Contador decidieron la clasificación general por tan solo dos segundos de diferencia. En 2016, el municipio alhaurino acogió una contrarreloj, mientras que en 2017 y 2018, fue meta volante.