El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | miércoles, 01 de abril de 2020
  • Actualizado 00:15

ESTE SERVICIO CUMPLE LA NORMA Y LOS ESTÁNDARES DE LA ISO 9001:2015

El Centro Municipal de Formación para el Empleo Jabalcuza renueva su certificado de calidad

El Centro Municipal de Formación para el Empleo Jabalcuza renueva su certificado de calidad
El Centro Municipal de Formación Profesional para el Empleo Jabalcuza, que acaba de cumplir 31 años de existencia, ha visto renovado su certificado de calidad de acuerdo con la norma ISO 9001:2015, en lo relativo al sistema de gestión de calidad de sus cursos y talleres de formación reglada. En el día de ayer, el alcalde, Joaquín Villanova, y la concejala de Empleo y Comercio, María del Mar Martínez, recibieron el diploma acreditativo de que este servicio cumple los estándares recogidos en esa nomenclatura, tras el trabajo de auditoría llevado a cabo por una empresa especializada, Bureau Veritas, una de las más reconocidas y prestigiosas del sector, con 400.000 clientes en todo el mundo. Este certificado obtuvo su aprobación original en 2014; anualmente se completa un proceso de auditoría externa por parte de la certificadora, en el que se revisa el sistema de gestión, cada cuatro años se procede a la recertificación. En la actualidad, se ha confirmado el segundo ciclo de recertificación y seguirá en vigor hasta marzo de 2023. 

Dicha acreditación ha sido saludada por el alcalde con una enorme satisfacción, en la medida en que supone un importante respaldo a la labor formativa que desempeña el centro desde su fundación en 1989, siempre bajo la dirección de Matilde Benítez, también presente en el acto de entrega del certificado, junto a su equipo directivo y del director regional de la Zona Sur de Bureau Veritas, Francisco Martín Santamaría.

Villanova defendió durante su intervención que la inserción laboral de los jóvenes de Alhaurín de la Torre durante estas tres décadas ha sido una constante en la labor del Equipo de Gobierno, sobre todo, con su llegada a la Alcaldía en 1996, cuando se potenciaron los distintos programas formativos: escuelas-taller, casas de oficios y talleres de empleo, así como el aumento exponencial de los cursos especializados en diversas ramas: jardinería, hostelería, cocina, camarera de pisos y servicios terciarios, sector de la construcción (varios oficios), electricidad, socorrismo, marketing y gestión comercial, geriatría y ayuda a domicilio, digitalización de archivos, y un larguísimo etcétera. 

“Siempre procuramos tener los mejores medios materiales, logísticos y humanos para poder ofrecer la formación más específica, aunque es más importante aún saber anticiparse a lo que va demandando el mercado laboral y buceando en los nuevos yacimientos de empleo, una de las obsesiones de este centro”, añadió Villanova, para quien lo más importante es saber facilitar las salidas laborales a la juventud alhaurina, con la colaboración de la Junta de Andalucía, el Gobierno central y la Unión Europea.

Por su parte, Martín Santamaría indicó que Alhaurín de la Torre en general y su Centro de Formación Jabalcuza son el “clásico ejemplo de cuando lo bueno se convierte en excelente”, y coincidió con el regidor en valorar esa capacidad de anticipación al futuro, con empeño y dedicación, para estar a la altura de las exigencias del mercado laboral en un mundo cambiante y volátil como el actual. “Formar a buenos profesionales en tu propia localidad implica un valor añadido de riqueza para el territorio”, agrega el representante de Bureau Veritas. Por último, recalcó que este segundo ciclo completo de la certificación, tras la reciente renovación, demuestra que se trata de una herramienta idónea de transparencia y compromiso con el trabajo bien hecho, así como un medio para seguir mejorando.

La ISO 9000:2015 es una norma que define fundamentos para los sistemas de gestión de la calidad, incluyendo estándares de innovación y excelencia, marcando toda una filosofía de trabajo y buen hacer. La nueva ISO 9001 2015, que renueva la anterior de 2008, trajo consigo cambios muy importantes, aunque el más destacado es la incorporación de la gestión del riesgo o el enfoque basado en riesgos en los Sistemas de Gestión de la Calidad.