• Diario Digital | Martes, 17 de Octubre de 2017
  • Actualizado 17:18

SIN REGLAS DE COMPROMISO

'Día de la Berza' en la Peña Flamena

Ildefonso Espínola y Manuel Caballero. Foto: A. Doctor / El Ágora
Ildefonso Espínola y Manuel Caballero. Foto: A. Doctor / El Ágora
'Día de la Berza' en la Peña Flamena

El dominical de “El Ágora Global” continúa con su serie de entrevistas sin reglas de compromiso. Esto no es una entrevista al uso sino una conversación entre amigos que después la vamos a plasmar como conversación entre amigos.

Hoy nos encontramos compartiendo un plato de berzas en la Peña Flamenca Torre del Cante con Manuel Caballero y con Ildefonso Espínola. Ildefonso Espínola, “Ilde”, ha sido presidente de la Peña durante cinco años y Manuel lo será, al menos, durante los próximos dos años. Forma parte de la recién estrenada Junta directiva y ahora, tras casi veinte años de secretario, le “ha tocado” la presidencia de la Peña Flamenca. “Soy de Sevilla, de un pueblecito, La Campana. He estado muchos años fuera, he estado en Palma de Mallorca, en Barcelona y llevo 30 años en Málaga”, nos explica Manuel.

Manuel, ¿dónde te empieza a interesar el flamenco?

M: El flamenco me empieza a interesar en Barcelona porque yo en Barcelona vivía en Hospitalet de Llobregat, un lugar, bien sabes, con mucho inmigrante andaluz. Y como había tantísimo inmigrante, nosotros vivíamos en una barriada que se llama Pubilla Casas, estábamos en una Peña también y allí empezamos a movernos. Llegué a Barcelona en el año 72, me viene en el 87, he vuelto un par de veces, aquello cambió enormemente pero no mi pasión por el flamenco. Ya en Alhaurín, me metí en la Peña Flamenca, el flamenco ya me interesaba y mucho.  Tenemos un coro, hacemos nuestras actividades y bueno, nos metimos en el flamenco también y esa es mi historia.

Ildefonso Espínola y Manuel, Peña Flamenca Torre del Cante (3)

Ildefonso, la Peña se funda en el año 1978. ¿Qué vicisitudes y qué alegrías ha pasado la Peña desde ese año 78 hasta ahora en el 2017?

I: Ha pasado de todo en este tiempo, imagínate. Hemos llegado a tener más de quinientos socios, también hemos tenido épocas en las que ha llegado a aburrirse un poco la gente, venirse abajo y subir otra vez. Nos ha dado tiempo a tener malas y buenas relaciones con el Ayuntamiento...

Precisamente, uno de los comentarios que se hacen en los alrededores de la Peña es que en un momento dado, estuvo bastante politizada. ¿Es real esta crítica o es una impresión equivocada?

En la Peña, la política no existe

I: Sí, un poco, un poco sí. Hay un momento en el que parece que la peña se politiza un poco. Hubo gente que no aceptaba aquello y es verdad que estuvimos unos años coincidiendo con el tema de la ebullición también de la política que irrumpió en España muy fuerte con la democracia pero después eso se calmó y la verdad es que ya desde hace muchísimos años en la Peña es que no se habla de política. Aquí hay gente del PP, hay gente del PSOE, hay gente de Podemos, hay gente de todos los partidos y hasta de ninguno.

Es verdad que una peña y más con esta solera, es lógico que sea un poco termómetro de la sociedad en la que vivimos. Aquí cada uno somos de un padre, de una madre y en la Peña me imagino que esto se tiene que reflejar o se debería reflejar; eso significa que está viva.

I: Eso desde hace muchísimos años está desterrado y en la Peña, la política no existe.

Peña flamenca Torre del Cante. Foto. A. Doctor El Ágora

Hablando de política, pero de otro tipo de política. Ilde, como anterior presidente de la Peña, me imagino que en estos cinco años habrás visto una evolución. ¿Qué le pedirías o qué le exigirías al nuevo presidente que cambiara de lo que tú no has podido hacer en esos cinco años?

I: Hay una cosa primordial, ya habíamos empezado a hacerlo y deseo que continúe, le pediría al nuevo presidente que continúe trabajando en este sentido; tiene que entrar juventud en la Peña. Si aquí nos quedamos solo un chorroviejos [sic.], dentro de unos cuantos años ¡aquí no venimos ninguno! Yo creo que es primordial conseguir que la gente joven se interese por el flamenco y por la Peña.

¿Qué planteamiento haces, Manuel o qué propones para atraer a ese vivero que es la juventud que sea la savia nueva para la Peña?

Es primordial que la gente joven se interese por el flamenco y por la Peña

M: Como Ilde te decía y yo creo que durante su mandato se ha conseguido avanzar bastante en este sentido. Se han conseguido bastantes socios jóvenes. Los jóvenes reclamaban un flamenco no tan puro, a ellos les gusta más el flamenquito, las rumbitas, una fusión que se acerca más al pop que al flamenco puro. Cada mes hemos estado organizando una actividad de flamenquito, lo llamamos “Viernes flamenquito” pensando en los más jóvenes y ha sido un éxito. Por este escenario ya han pasado Los Moles, José Ortega Manzanita, El Callejón,… Así hemos hecho bastantes, bastantes socios jóvenes y así hemos querido reflejarlo en la nueva Junta directiva incluyendo a cinco o seis chavales jóvenes que no solo les gusta el flamenquito sino que valoran y aprecian el flamenco más puro.

Manuel, Ilde. Este concepto del “flamenquito” es más fácil de entender. ¿Puede ser un paso para acercarse al flamenco o son términos absolutamente incompatibles?

I: No, siempre se ha dado lo que se llama el flamenquito o la fusión,… yo creo que es un tema de intentar mezclar algunas clases de música. Lo hizo El Lebrijano -siendo un pedazo de cantaor flamenco como la copa de un pino-, Camarón sacó un poco también los pies del flamenco pero al final todo llega.

José Ortega "Manzanita". Foto: A. Doctor / El Ágora

Me lo estás planteando al revés: el que es cantaor de flamenco sí que es frecuente verlo a veces pasándose a algo más comercial. Pitingo por ejemplo. Creo que es un buen cantaor pero que ha fusionado el flamenco con el jazz, el rock... O también Miguel Poveda desde las coplas. ¿Es posible que ocurra a la inversa?

I: Eso es muy antiguo, hay una serie de palos que los llaman “cantes de ida y vuelta” que abarcan la guajira, las colombianas, la milongas,… Estos palos flamencos que surgen a partir de la música popular hispanoamericana están considerados como palos flamencos y sí, la fusión esa siempre ha existido.

El Callejón en la Peña Flamenca Torre del Cante. Foto A. Doctor El ÁgoraLos Moles en la Peña Flamenca Torre del Cante. Foto A. Doctor El Ágora

Volvemos a la Ppeña. Hace un par de semanas se formalizó la nueva Junta directiva. Manuel, ya nos avanzabas la incorporación de algunos jóvenes en esta nueva Junta,  ¿ha habido muchos cambios con respecto a la anterior?

M: Así es. Salvo la incorporación de estos chavales, la mayoría de la Junta es continuista, continúan muchos de los que ya estaban con Ilde. Yo no le podía pedir a nadie ni que se fuera ni que se quedara. El que ha querido continuar conmigo se ha quedado. Sí se aportan cuatro o cinco jóvenes que nos ayudarán de alguna manera a irnos retirando ya los mayores, como decía al principio Ildefonso, que la idea es de que nosotros no somos perennes, esto se tiene que ir renovando y de la única forma que puede ser es inyectando sangre joven.

Peña Flamenca Torre del Cante. Foto A. Doctor El Ágora (1)

Una pregunta, no sé si os la habéis planteado alguna vez. En el tema del espacio en el que estamos, ¿os habéis planteado alguna vez o algún presidente o alguna junta directiva se han planteado el cambiar la ubicación de la Peña o es impensable el cambiarla?

I: Se ha planteado muchas veces pero ten en cuenta que la Peña de por sí no tiene dinero para hacer eso y el Ayuntamiento sí, es verdad que nos ha ofrecido varios sitios pero todos sitios un poco alejados del centro del pueblo pero no, no nos conviene alejarnos tanto del centro del pueblo.

M: Hubo una ocasión en la que se planteó la posibilidad de utilizar los bajos del mercado pero no se llegó a concretar nada. Ese hubiese sido el sitio ideal para nosotros, se podría abrir todos los días la Peña pero no se llegó a concretar nada.

Presentación de la nueva directiva Peña Flamenca Torre del Cante. Foto: A. Doctor / El Ágora

Antes hablaba Ilde de un pico de hasta 500 socios, ahora estáis en unos 150 socios que para ser el año 2017, la crisis que tenemos, imagino que la cuota es mínima pero es una muy buena cantidad de socios. ¿Qué cambios os proponéis llevar a cabo para mejorar la comodidad de la ubicación actual?

I: La cuota es mínima, sí, son 6€.

M: Intentaremos cambiar la iluminación y poner aire acondicionado en la parte de arriba. Ya se hizo la insonorización del local, que nos costó un dineral, queremos cambiar el mobiliario y vamos dando pasitos poco a poco. El Ayuntamiento colabora, en la insonorización colaboró con nosotros y cualquier problemilla que hay nos ha aportado una solución pero los cambios y las mejoras tendrán que ir llegando poco a poco.

Ildefonso Espínola y Manuel, Peña Flamenca Torre del Cante (4)

Hablemos del presente. Esta entrevista se publicará el domingo pero la estamos preparando hoy sábado un poco antes de la comida que habéis organizado aquí, el día de las berzas. El hacer comidas con cualquier excusa para reunir a los socios y traer un cantaor, algo de baile para que se haga más social lo que es la Peña, es sin duda una forma de dar más visibilidad en torno a una comida y un rato agradable. ¿Te has planteado, Manuel, hacer una comida de este tipo o una cena con mayor frecuencia?

M: Sí, sí. Una actividad se viene haciendo normalmente y estoy de acuerdo contigo en que es una buena forma de reunirnos todos en torno a la música que nos gusta con la excusa de compartir una comida o una cena. Hoy sábado día 7 tenemos unas berzas flamencas, el día 27 de este mes tenemos también una noche flamenquita que viene Mercedes Abenza y nuestra cena flamenca, que será el día 10 de noviembre.

I: La cena flamenca es que es un acontecimiento de solera, todos vamos vestidos con traje, es nuestra particular forma de celebrar las navidades.

M: Y volviendo a las actividades que tenemos, el programa que tenemos hasta final de año. El 24 de noviembre tenemos otro “viernes flamenquito”, el 1 de diciembre vamos a celebrar por primera vez una zambombá flamenca aquí en la Peña que hasta ahora no se había hecho y los días, ya entramos en el tema de Navidad que se hace ya llevamos un montón de años haciendo pastorales, coros, rondallas, que lo hacemos este año los días 15, 16, 22 y 23 de diciembre a partir de las 10 de la noche.

Ahora la ventaja de que tenemos una cocina exquisita para poder hacer la espera mucho más agradable a la hora de llegar a las actuaciones.

M: Exacto. Ya hubo durante el mandato de Ilde estuvo Daniel Caballero que fue de alguna manera el que relanzó la cocina y ahora siguiendo la tradición, su hermano Alberto va a seguir con la cocina.

Presentación de la nueva directiva Peña Flamenca Torre del Cante. Foto: A. Doctor / El Ágora

Para finalizar. ¿Te has hecho algún propósito para este mandato de dos años, te has propuesto algún hito, un deseo que tú quieras para relanzar aún más la Peña, para darla a conocer, para fortalecerla y poner las bases que tu o el siguiente presidente que venga pueda disfrutarla y seguir trabajando en ella?

M: Yo creo que las bases están puestas. Vamos a seguir intentando por todos los medios -como ya has visto en esta programación-, que cada mes haya una o dos actividades. A mí lo que me preocupa más es el festival Torre del Cante que llevamos un par de años que la asistencia al evento va bajando.

Eso es cuestión de que la prensa también nos impliquemos.

I: También tenemos pensado el cambiarle la fecha porque es que en junio es una fecha un poco complicaita [sic.], este año vamos a intentar cambiar la fecha, habíamos pensado en el mes de julio.

Eso entra ya dentro del periodo vacacional

I: Precisamente por eso, vamos a intentar por lo menos en el primer mandato, vamos a intentar cambiar la fecha. También estamos mirando la posibilidad de cambiar el formato de hacerlo en dos noches, en fin, estamos estudiándolo. Por lo menos este año vamos a intentar si con el cambio de fechas ganamos algo y luego, cambiar el formato. Esos son los retos de alguna manera que estamos en ello, a ver si atraemos gente.

Ildefonso Espínola y Manuel, Peña Flamenca Torre del Cante (2)

Ojalá lo consigas, ojalá lo disfrutemos todos porque a los que nos empieza a gustar el flamenco también lo disfrutaremos y por nuestra parte pondremos todo lo necesario y aportaremos todo lo necesario para que ese deseo se cumpla que es el beneficio para todos. Como es el día de las berzas, apago la grabadora y vamos a dar buena cuenta de ellas no sin antes hacer una llamada a todo aquél que quiera asociarse a la Peña Flamenca Torre del Cante. Aprovechar estas líneas para dar las gracias a Manuel y a “Ilde” por la amabilidad y el tiempo prestado en un día tan ajetreado para la Peña.