• Diario Digital | Jueves, 18 de Octubre de 2018
  • Actualizado 08:42

POLÍTICOS Y PERSONALIDADES ASEQUIBLES

Un café con Pilar Serrano

Pilar Serrano. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora
Pilar Serrano. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora
Un café con Pilar Serrano

Hace unos días mantenía una charla con Pilar Serrano entrenadora de gimnastas del Club Aldetor, esta mujer menuda, pero enérgica, le brillan los ojos cuando habla de sus gimnastas. Con un café por delante nos disponemos a transitar por su pasado, presente y futuro de este deporte en Alhaurín.

Pilar es entrenadora del Club Aldetor de gimnasia rítmica. Se ríe al confesar su edad y tras acordar que pondremos los 44 reales y no los 39 que le propongo -por redondear-, comenzamos. Pilar, ¿Qué tiempo llevas en la gimnasia?

Bueno, en el mundo de la gimnasia, desde que yo empecé a hacer gimnasia, vamos a poner que unos treinta años. O quizá sean algunos más. Con doce o trece años ya hacía gimnasia, aunque empezó a gustarme desde mucho antes. Y como entrenadora pues ya son 24 años los que llevo siendo entrenadora.

* Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿Dónde y cómo surge tu afición a la gimnasia rítmica?

Pues no lo sé muy bien, Ángel, a veces me lo pregunto pero realmente no sé de dónde viene esta afición mía. Sé que surge desde muy pequeñita ya me gustaba, me gustaba mucho. Lo que pasa es que empecé tarde a practicarla, más tarde de lo que me hubiera gustado.

Me fabricaba mis cintas con una aguja de punto y un lazo

Yo tenía la dificultad de vivir en una zona de Málaga dónde no había pabellones y por el trabajo de mis padres, no me podían llevar. Es por eso que hasta que no fui un poco más mayor -que ya podía ir y venir en autobús- pues no pude empezar a practicarla.

Hasta entonces veía la gimnasia rítmica, hacía cosas con la pelota, me fabricaba mis cintas con una aguja de punto y un lazo pero es verdad que entonces no había las facilidades que hay ahora, que la gimnasia rítmica está en todos los sitios.

Empezaste con la misma edad de muchas de las pequeñitas que tienes tú ahora. ¿Llegaste a competir?

No exactamente. Como te decía, en Málaga en aquella época no había gimnasio de competición. Estaban los Juegos Municipales, que siguen existiendo pero es que en ese momento no había gimnasia de competición. Entrenaba en los pabellones de Ciudad Jardín y del Tiro de Pichón pero era una gimnasia muy básica la que hacíamos allí.

*Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

Me comentabas que llevas unos 24 años como entrenadora, ¿cuántos de esos años llevas entrenando al Club Aldetor?

Desde el año 2002, unos dieciséis años. Montamos el club porque bueno, ya teníamos niñas que competían. Las primeras niñas de aquí competían en los Juegos Municipales, ¡los mismos en los que competía yo! Y surgió la posibilidad de montar el club.

La verdad es que lo formamos simplemente para tener un nombre con el que competir porque no se podía competir con la escuela municipal ni nada de eso; tenía que haber detrás un club y bueno, le dimos las iniciales de Alhaurín de la Torre, mucha gente no lo sabe y se confunde al pronunciarlo pero Aldetor son las iniciales de Alhaurín de la Torre. Después pensé en cambiarlo pero ya nos conocían con ese nombre a nivel nacional y pensamos que era mejor dejarlo así.

*Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora*Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿La gimnasia rítmica en esa época de 2002/2003 era muy practicada aquí en Alhaurín de la Torre?

Bueno, en 2002 fundamos el club pero yo estoy aquí desde 1998 dando gimnasia rítmica a nivel de escuela, antes de fundar el club. Empezamos con muy poquita cosa; con muy poquitos materiales y con muy poquitas niñas sobre un suelo que tampoco era el más adecuado. Empezamos en la Casa de la Juventud con unas colchonetas para poder hacer las volteretas sin matarnos pero empezamos allí con 10 o 15 niñas. Ahora tenemos más de 200 niñas, han mejorado las instalaciones, los servicios son mejores y somos muchas entrenadoras pero la verdad es que empezamos de una forma un poco precaria, ¡no estaba ni el pabellón hecho!

Ahora tenemos más de 200 niñas, han mejorado las instalaciones y somos muchas entrenadoras

Ahora todo es diferente, Ángel. Te acabo de decir que tenemos a unas 200 niñas pero si contamos a las niñas que también tenemos de la escuela municipal, son unas 250 en total. Las de las escuelas no están inscritas en el club pero bueno, las entrenamos nosotras también. Unas 250 con lista de espera porque no tenemos sitio para más. Más que por duplicarnos nosotras –porque tenemos a gente que podría tener a más grupos-, es por el espacio.

Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenadoras. Foto: A. Doctor / El Ágora

Se habla de crear nuevos pabellones aquí. Uno en Pinos, que se podrían ajustar por ejemplo a lo que es la gimnasia.

Si, ahí es poner tapices pero la verdad es que si porque… da mucha pena que hay muchas niñas que llevan cinco meses viniendo y es que no podemos coger más porque es que no tenemos espacio para más. Hemos creado este año un grupo más de escuela porque es verdad que nos cedieron un grupo más de escuela y en ese grupo hemos creado un grupo más de escuela pero bueno, el espacio es el que hay y hay que compartirlo con todos los deportes.

Para llegar a ser entrenadora de gimnasia rítmica, ¿hay algún tipo de formación específica, algún curso que te acredite para esto o puede ser suficiente haber sido gimnasta y conocer bien las diferentes competiciones?

Hay cursos específicos para ser entrenadora de gimnasia rítmica. Yo hice Magisterio de Educación Física pero para ser entrenadora hice también unos cursos relacionados directamente con la gimnasia rítmica. Después de hacer unas prácticas, el primer año conseguí la titulación a nivel base, después a nivel autonómico y yo soy ya entrenadora nacional. Además, este año he hecho un curso en Marbella para entrenador internacional; que no era una cosa oficial pero si me han dado un pequeño título acreditando que había hecho un título internacional.

Gimnasia rítmica. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo

¿Es cara la gimnasia?

Es muuuy cara, Ángel. Desde el Club, cuando pasamos unas niñas de la escuela a la competición, solemos decírselo a los padres; les avisamos que este es un deporte muy caro, muy caro. Un maillot normal, por ejemplo. Que nosotros tampoco nos volvemos locos, pero un maillot normal puede costar 150 euros sin cristales. Luego hay que ponerle los cristales, los adornos, los brillantitos que tienen. Hay maillot muchísimo más caros, nosotros buscamos los más sencillos siempre, pero hasta los más sencillos siguen siendo muy caros. A esto hay que sumar los viajes; hay que viajar a los campeonatos y para las familias supone un coste muy grande.

¿Cómo influyen los padres? Sabes que en otros deportes los padres son a veces muy positivos y otras veces no lo son tanto. En la gimnasia, ¿es diferente?

A veces son muy positivos y otras veces pues no lo son tanto. ¡Igual que todos los padres de todos los deportes!

*Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora*Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

La gimnasia rítmica comenzaba la temporada con cuatro medallas entre el Torneo Nacional de gimnasia rítmica de Sanlúcar de Barrameda y el Torneo Ciudad de Conil. Luego llegarían muchas más medallas tanto en conjuntos como en individuales. ¿Qué significa para ti y para el Club Aldetor los éxitos cosechados últimamente?

Bueno, cuando estás en una competición, evidentemente quieres logros. Otra cosa es que hay niñas que vienen a la escuela para divertirse pero cuando tienes un equipo de competición, los resultados es lo que vas buscando siempre y bueno, los resultados del equipo de competición están siendo bastante buenos, tenemos niñas bastante buenas y es como una recompensa al trabajo que hacemos todos los días aquí. Al trabajo de las entrenadoras ¡y al trabajo de las niñas!

Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

En la gimnasia, hay algún ejercicio más difícil que otros a nivel individual que a nivel de equipos, ¿hay algún aparato más complicado?

El aparato más complicado es la cinta. Es la que más fallos provoca; es la que más les gusta a las niñas cuando son pequeñitas, que quieren coger el lazo porque es muy vistoso pero es el más complicado, más que las mazas. La dificultad de las mazas es porque son dos pero manejar bien la cinta es más complicado.

Las niñas suelen empezar con la pelota; la pelota y la cuerda son lo más básico. La cuerda porque les da coordinación y la pelota es un buen comienzo para las más pequeñitas. La pelota, la dificultad que tiene es que si se cae, se va. La cuerda si se cae, se cae aquí. Las mazas se caen y más o menos se caen por aquí y la cinta igual; si se cae, se cae cerca. La pelota se cae y puede ir a parar a la otra punta del pabellón. Pero normalmente para una niña pequeña es más fácil utilizar la pelota y la cuerda.

_MG_0344

¿Cómo es tu relación con tus alumnos? ¿Te ven como un ogro, estricta?

Bueeno. La gimnasia es que es un deporte que requiere mucha técnica y mucho trabajo y entonces, hay que ser estricta. Cuando acaba el entrenamiento es diferente, pasamos mucho tiempo juntas, cuidamos de ellas, en hoteles, en viajes, muchas veces nos vamos tres días y los padres están en otro sitio, la verdad es que queremos a las niñas muchísimo.

Muchas entrenadoras que tenemos ahora aquí han sido alumnas nuestras desde pequeñitas y siguen con nosotras como entrenadoras. Tenemos otras niñas que son mujeres ya, que empezaron la gimnasia rítmica aquí en Alhaurín de la Torre y nos vemos con frecuencia, cuando todavía tenemos relación es que no lo debemos estar haciendo demasiado mal.

* Sergio García. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora* Sergio García. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

En las competiciones, a mí me ha tocado competir también –no en gimnasia pero si en otro tipo de deportes- y a mí siempre me preocupaba los jueces. ¿Qué opinas del nivel de los jueces en la competición locales, provinciales? No digo que, mejores, o peores, sino el nivel.

¡Yo empecé siendo juez! En Andalucía, yo creo que en un campeonato de Andalucía es mejorable. Bueno, todo es siempre mejorable… Es que es un deporte de sumas y de dificultades que tienen unas puntuaciones muy determinadas pero luego hay una parte subjetiva en la que ahí no podemos entrar nunca nadie; a mí me puede gustar una cosa y otra persona no tiene por qué coincidir con ese gusto mío. Igual que a mí me puede gustar un vestido sí y otro no, a un juez le puede gustar un montaje y a otro, puede no gustarle. En este apartado puntúa la belleza plástica, la armonía del movimiento con la música, eso es más subjetivo.

Gimnasia rítmica. Foto A. Doctor El Ágora

¿Puntúa la forma de vestir del equipo?

No puntúa; en el código no está registrado que puntúe la forma de vestir del equipo pero yo pienso que es importante; que no se mira igual a un conjunto que digan qué mallas, qué bonito… Esto forma parte también de esa parte subjetiva de la que hablábamos. No puntúa. Pero es importante.

¿Qué futuro le auguras al Club Aldetor?

Hombre, ¡pues espero que bueno! Desde luego, estamos trabajando para ello. Tenemos una muy buena cantera, tenemos niñas pequeñitas que son bastante buenas. Tenemos a Brígida Blanco, que está en la Federación Andaluza. Cada tres meses va a concentraciones a Marbella y está tres días allí trabajando con la seleccionadora para mejorar porque han visto en ella que tiene un potencial bastante bueno. En Marbella hay un centro de alto rendimiento, hay diez o doce niñas entrenando allí; no hay muchas ¡pero tenemos a una alhaurina allí!

Brígida Blanco. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El ÁgoraBrígida Blanco. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿Hay «alguna Almudena Cid» en el Club?

Hemos tenido aquí a otra gimnasta que ha llegado a estar en concentraciones de la selección española, Mireya Valle, ahora ya es Sénior. Ha sido subcampeona de Andalucía hace dos semanas. Y Sergio García. Tenemos un niño solamente, que es buenísimo. Sergio también es subcampeón de Andalucía.

Sergio García. Club Aldetor. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿Eso es quizás por falta de publicitar la gimnasia en los colegios? Informar de los beneficios que aporta la gimnasia rítmica tanto para el cuerpo como para la mente y practicar un deporte que ayude a mejorar día a día. ¿Puede faltar un poco de promoción en este sentido? ¿Crees que en los colegios se sigue considerando la gimnasia rítmica como un deporte más propio de niñas?

La medalla de Javier Fernández en patinaje es también un buen ejemplo para los niños que les guste este tipo de deportes

Es verdad que siempre se ha visto más así pero yo creo que ya sabe todo el mundo que todo es para todos. Hablábamos antes de Almudena Cid y estoy segura de que la medalla de Javier Fernández en patinaje, aunque es otra disciplina, estoy segura de que es un buen ejemplo para los niños que les guste este tipo de deportes.

Lo que pasa es que bueno, que es verdad… hemos tenido algunos niños en la escuela. Al principio de esta temporada hubo uno, en la temporada anterior tuvimos a otro también pero al final… no sé si es porque se ven solos, que al final acaban yéndose.

Sergio García. Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

 

Te gustaría tener la posibilidad de formar un equipo masculino de gimnastas, que no se sientan solos y se sientan más acompañados, más protegidos a la hora de entrenar o competir

¡¡Sí!! Tienden más los niños hacia otros deportes pero es verdad que me gustaría mucho poder formar un equipo de niños.

Gimnasia rítmica. Foto A. Doctor El Ágora

¿Qué apoyo recibes del Ayuntamiento? Sé que el concejal de deportes es un enamorado de la gimnasia y en parte es por él por quien estoy aquí aunque debo confesar que mi lado de fotógrafo también influye en este encuentro. ¿Es suficiente el apoyo que recibís del Ayuntamiento?

Si, nosotras la verdad es que estamos contentas, desde el principio siempre nos han apoyado.

¡Quéjate, quéjate!

Desde el Ayuntamiento, siempre nos han apoyado

No, no. Ahora mismo nos daban una subvención. Es verdad que desde primera hora, antes bueno directamente los gastos que teníamos intentábamos cubrirlos pero claro, teníamos pocas niñas. Ahora que tenemos doscientas niñas no podemos asumir el gasto de todo; la verdad es que no nos podemos quejar.

* Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

Yo no sé cuántas ciudades habrá en España con unos 40.000 habitantes, que tengan un club de gimnasia rítmica de este nivel. ¿Málaga tiene algo parecido a lo que tenemos nosotros?

Tiene algún club que saca alguna niña pero yo creo que en la provincia de Málaga creo que nosotros somos los más punteros. Ahora mismo sí que lo somos.

* Gimnasia rítmica. Club Aldetor, entrenamientos. Foto: A. Doctor / El Ágora

Pilar, llegamos al final de la entrevista pero no quería que nos despidiéramos sin antes preguntarte si quieres aportar algo, algo que se me haya olvidado preguntarte y que tú quizá consideres importante.

Nuestras próximas competiciones, estaría bien que las conocieras. Empezamos con la Copa de Andalucía, en Sevilla, que llevamos un conjunto y una niña individual. La siguiente semana estaremos en la final de Promesas. Llevamos a unas 40 niñas de Alhaurín que van a competir en la final de Promesas de Marbella.

La siguiente semana -que es la semana de la feria- vamos con los cuatro individuales al campeonato de España de Guadalajara. Y al siguiente, vamos a Zaragoza a la Copa de la Reina con el conjunto de las mazas.

* Un café con Pilar Serrano

Se ha terminado el café y ponemos fin a esta charla, le agradezco la amabilidad que ha tenido con nuestros lectores y conmigo en particular, por el tiempo que le he ocupado.

A. Doctor