• Diario Digital | Martes, 18 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 17:25

PERSONAS Y PERSONALIDADES ASEQUIBLES

“Un encuentro” con DUNAS

Manolo 'Rorro', Javier Flores, Javier Santiago, Isidro Tomé, DUNAS. Foto A. Doctor El Ágora
Manolo 'Rorro', Javier Flores, Javier Santiago, Isidro Tomé, DUNAS. Foto A. Doctor El Ágora
“Un encuentro” con DUNAS

En una luminosa… no mañana, sino tarde –calurosa tarde- de agosto, me encuentro con el grupo DUNAS para compartir una amable conversación sobre el proyecto musical que les llevará al Portón el próximo 1 de septiembre.

Francisco Javier Flores, Isidro Tomé, Javier Santiago, Manuel González “Rorro” y Juan Pacheco son los culpables de este tributo al rock andaluz, que nos sirve de excusa para sentarnos delante de un café.

Han preparado un cuidadoso homenaje al legendario grupo Triana, precursores del rock andaluz. “El lago”, “el patio”, “tu frialdad”, “abre la puerta”… Y mientras les escucho contarme los detalles del tributo que están preparando, pienso si ellos también serán un poco “hijos del agobio”.

¿Por qué el nombre de Dunas?

Francisco Javier/Manolo: Porque somos como cinco granos de arena. El viento nos ha arrastrado y nos ha subido a un montículo después de tanto rodar por ahí y bueno, nos sentimos como eso, como cinco granos de arena que el viento nos ha movido y pensamos que DUNAS era un nombre perfecto para nosotros. En realidad, DUNAS fue el primer nombre que surgió cuando salió el proyecto de Pink Floyd. Fue el primer nombre en el que pensamos entonces, pero vimos que no encajaba demasiado con el proyecto. Empezamos a pensar un nombre en inglés y se nos ocurrió aquello de IM-PULSE y ahora hemos rescatado ese nombre, Dunas, del anterior grupo.

Manolo 'Roro', Javier Flores, DUNAS. Foto: A. Doctor / El Ágora

En el tributo este, ¿serán versiones o escucharemos a Triana tal y como lo recordamos?

Francisco Javier/Isidro: No, no hemos querido hacer versiones. No se hizo en el tributo a Pink Floyd y tampoco lo hemos querido hacer en esta ocasión. No se trata de hacer un cover puesto que un cover es una versión adaptada a la forma de cantar o a la capacidad o a la forma que tiene uno de transmitir y comunicarse; donde tiene libertad incluso de mover algunas piezas y de darle otras intensidades. En este caso, lo que hemos hecho, lo que ha hecho Javier es trascribir el audio a partituras, que no existían estas partituras-. Y ha transcrito directamente las partituras de los temas originales, de los discos que están editados.

Francisco Javier: ¡Que nosotros no sabemos si existen esas partituras! Creemos que no existen porque hemos estado buscando y no hemos encontrado material de este tipo. Lo que se ha hecho es trascribir desde el audio de los discos de Triana a partitura, instrumento por instrumento. Y ya con eso hemos contado para arrancar.

Javier Flores, DUNAS. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿Qué tiempo os ha llevado trascribir esas partituras y poner las notas sobre papel?

Francisco Javier: Eso lo hice yo, pero lo hice mucho antes de la idea de hacer este tributo y me llevó casi dos años tenerlo. Cogí las veinte canciones más representativas del grupo y las fui sacando y las fui trascribiendo.

¿Por qué Triana?

Javier Santiago: Yo por invitación de Javier, compañero de conservatorio de tantos años. Un día me llama y me dice «oye, ¿quieres venirte a hacer un tributo?» y yo le dije «pero ¡si yo toco el violín!» y entonces me respondió «noo, pero tú tocas también la guitarra». Pues así me invitó y así acepté. Yo de Triana escuché el primer disco, que me gustó mucho, pero no lo seguí. Entonces yo era un seguidor de la música británica pero en este año que hemos estado ensayando, he descubierto un gran grupo y música ¡de una calidad! No solamente en la propia construcción sino también en las partituras, que son complejas. Son canciones largas y llenas de profundidad en los textos, las letras son espectaculares. Desde mi punto de vista, es de lo mejor que se ha hecho en España.

Javier Santiago, DUNAS. Foto A. Doctor El Ágora

¿Qué pudo representar Triana en la música? ¿Qué ha aportado y qué aporta en la actualidad? ¿Han quedado grupos de los que siguieron a Triana?

Meter el sonido de un río en una canción y que sonara el río, eso no era normal

Manolo: Triana creo que en España ha sido uno de los puntales y uno de los referentes musicales más importantes que ha habido para montones de grupos que han querido no copiar lo que ha hecho Triana, sino coger lo que a cada uno le ha interesado. Hay un grupo, Medina Azahara, que sigue estando muy activo pero su música se aleja un poco del rock andaluz. Piensa que Paco Ventura viene del heavy metal, entonces las guitarras que se ponen en Medina Azahara son guitarras bastante contundentes; es una mezcla un poco distinta a Triana. Triana tenía mucha fusión entre jazz, flamenco… Pero Triana le ha aportado a los músicos españoles yo creo que un camino. Que en los años 70 un teclado hiciera de sintetizador era cuanto menos era misterioso y esta gente lo metía mucho en sus temas. Los samples los metían mucho en sus temas y la verdad es que enriquecían algo que hasta esa época era muy poco conocido en España; que un grupo metiera el sonido de un río en una canción y que sonara el río, eso no era normal.

¿Sigue vivo el rock andaluz?

El rock andaluz tuvo su momento, ya no existe, pero queda un fondo

Javier Santiago: El rock andaluz es un género en sí mismo, ha tenido muchos grupos, tuvo su época pero ya no existe como tal. Solo quedan los rescoldos de Medina Azahara y algún otro. Pero la influencia posterior no solamente del rock andaluz sino también de Paco de Lucía y de Camarón. Sin estos tres puntales, sin ellos no existirían por ejemplo grupos como Ketama o Estopa. O incluso El Barrio. Hay mucha influencia de Triana en estos grupos, aunque aquí también tendríamos que hablar de la rumba catalana seguramente. El rock andaluz tuvo su momento, ya no existe, pero queda un fondo. Se hizo algo novedoso, la aportación al rock más importante que ha hecho España es el rock andaluz. Si lo miramos así, de alguna forma podríamos decir que el rock andaluz continúa vivo, hay algo que subyace en otros grupos y que ha influido. En Ketama, el pop se mezcla con ritmos caribeños pero la idea de fusión la tuvieron primero los del rock andaluz con Triana a la cabeza.

Para el concierto del día 1 de septiembre, que lo tenemos a la vuelta de la esquina, está todo el aforo vendido. Imaginaos que es la 1 de la madrugada, ya del día 2, después del concierto. ¿Cuál es el planteamiento a partir de entonces del tributo y del grupo?

Francisco Javier: Nuestro propósito es seguir haciéndolo, es un trabajo que nos ha llevado un año prepararlo y nos gustaría llevarlo a otros sitios porque llevamos mucho tiempo preparándolo.

Isidro: Son muchas horas de ensayo en un cuarto o en un salón, solo o compartido y si no se traslada todo ese trabajo, queda cierta frustración. El objetivo de todo esto al final es compartirlo. Si no se comparte, no se vive y en definitiva, no merece la pena.

Manolo: El músico tiene que compartir, ¡debe compartir!

Manolo Rorro. Foto: A. Doctor / El Ágora

¿Os habéis planteado grabar esa producción de alguna manera para conservarla?

Manolo: Igual que hicimos con el concierto de Pink Floyd, vamos a llevar unas poquitas cámaras. Cogeremos el concierto desde distintos ángulos para luego hacer una buena mezcla y bueno, si a alguien le ha gustado el concierto y quiere un recuerdo, se lo daremos. ¿Comercializarlo? Yo no lo veo, porque sería más complicado. Ahora si te pido un euro porque el DVD me ha costado dinero, pues te pido un euro para cubrir el gasto pero ahí nos quedamos.

¿Qué diferencias presenta la puesta en escena con respecto al tributo a Pink Floyd? Pink Floyd llevaba luces, coros, más luces, ¿será más intimista la puesta en escena en esta ocasión?

Vamos a intentar respetar el concierto que hacía Triana

Manolo: Va a ser totalmente diferente. Pink Floyd era un proyecto y Triana es un proyecto totalmente distinto. Sale de la misma fuente pero no es la misma historia. Pink Floyd era un proyecto psicodélico con luces y una parafernalia muy grande. Gustó mucho pero la gente debe pensar que no van a ver Pink Floyd; este es un proyecto diferente. Somos solamente cinco personas, una de las diferencias más fuertes con respecto al anterior proyecto es que vamos a ir sentados porque lo hacía Triana; eso quizá va a lucir menos pero vamos a intentar respetar el concierto que hacía Triana.

Francisco Javier: A veces, la sencillez puede ser también un punto de certeza.

Manolo: Nosotros el tema visual te puedo decir que lo vamos a cuidar mucho, mucho porque pretendemos que el poco aporte que podamos dar sentados lo vamos a suplir con… bueno, ¡ya lo verás! Para nosotros es muy importante tanto la luz como el sonido, como se pudo ver con el tributo a Pink Floyd, en este tributo también lo es la colaboración de Visuales 2000 y Macroled

Javier Santiago: Francisco Javier es la voz principal y a los teclados, como hacía Jesús de la Rosa. Y luego, Juan Pacheco y yo vamos a hacer algunos coros. También hay alguna sorpresa más pero eso te lo contamos cuando apagues la grabadora.

IM-PULSE, durante el concierto tributo a Pink Floyd, septiembre 2017 en El Portón. Foto: A. Doctor / El Ágora

Habéis demostrado ser un grupo muy versátil, ¿os habéis planteado en un futuro más o menos cercano, hacer un tributo a más grupos?

Manolo: De momento no, Ángel. Nos han propuesto diferentes tributos como Dire Straits, Queen o incluso Mecano pero la verdad es que de momento no nos planteamos preparar más tributos. Yo siempre he tenido en la cabeza hacer Pink Floyd y Triana. Se hizo Pink Floyd, se hace Triana… ¡y yo me retiro!

Isidro: Dice el refrán que quien mucho abarca… Mira, ellos son profesores de conservatorio, ellos son profesionales. Cualquier cosa que le eches encima, la tocan. Nosotros en parte tenemos que sentirnos identificados con lo que vamos a tocar; si no soy capaz de sentir o de expresar lo que voy a tocar… Porque a mí cualquier formato o cualquier tipo de música no soy capaz de hacer. Si me dices que por qué no hago una bossanova. Pues te digo «¡pues porque no sé!». ¿Y por qué si al flamenco? Pues porque yo me he criado con el flamenco. Ángel, ¿tú te imaginas el trabajo que tiene esto? Primero sacar la partitura, que aquí los capaces son ellos. Sacar las partituras de todos los instrumentos.

Nos hemos encontrado  con un grupo de un nivel extraordinario

Javier Santiago: Yo no me imaginaba la dificultad que podía tener el hacer este montaje. Con músicos, ¿eh? Con una mezcla de flamenco y del rock de repente por aquí y por allá, es absolutamente asombrosa la creatividad que tenían; porque además les tocó una época en la que se vivió una explosión de creatividad extraordinaria que hoy en día.... Nos hemos encontrado  con un grupo de un nivel extraordinario y nos ha costado, nos está costando mucho trabajo realmente. Entonces, hacernos un planteamiento, cuando mencionaba antes a Dire Straits, yo pensaba en este tío que cantaba y punteaba a la vez… ¡y yo me hundo!

¿Mark Knopfler?

Javier Santiago: ¡Si! Porque Dire Straits se basaba todo en la figura del guitarrista, Dire Straits era Mark Knopfler.

Manolo: Yo creo que deberíamos de coger ahora este tributo, después de este día 1 y cogerlo y a partir de ahora, disfrutarlo. Es que nosotros estamos todavía soltando la adrenalina del estar todos los días ensayando y preparándolo todo. Y vamos a llegar al Portón probablemente no tensos pero con un peso en los hombros…

Isidro: Da la sensación de que como el año pasado hicimos Pink Floyd y este año Triana, ahora el año que viene tiene que tocar hacer otro tributo pero no es tan fácil. Hicieron Pink Floyd porque llevaban ya dos o tres años preparando Pink Floyd. Y ahora hemos hecho Triana porque ya tenían las partituras desde hace un par de años sacadas. No hay tiempo material para preparar un nuevo tributo, sacar de nuevo todas las partituras y presentar un concierto nuevo el año que viene.

¿Hay posibilidad de hacer gira con los espectáculos que ya tenéis montados?

Manolo: Sí, sí, sí. Eso sí.

Isidro: ¡Es lo suyo!

Javier Santiago: Sería interesante

Francisco Javier: Yo me he quedado con la espinita de que este año hubiese sido una repetición de Pink Floyd. Después del éxito de Pink Floyd del año pasado, que hubo mucha gente que se quedó fuera y la fama que cogió ese tributo, nosotros expusimos en Cultura la posibilidad de repetir el evento este año. Lo que pasa es que desde allí la política era de no repetir el mismo evento; nos dijeron que Pink Floyd se ha hecho ya y que hiciéramos algo diferente. En octubre, que fuimos Manuel y yo allí, nos dicen eso. Y entonces a mí se me ocurrió Triana. Que lo teníamos ahí, teníamos las partituras y la idea ya estaba ahí y por eso Triana. La idea era hacer Pink Floyd otra vez pero no cuadraba con la estructura de trabajo que tienen en Cultura y nos metimos con Triana, ¡y ha sido un desafío!

IM-PULSE rinde tributo a Pink Floyd en El Portón. Foto A. Doctor El Ágora (4)

¿Este escenario de El Portón es adecuado para lo que queréis hacer?

Javier Santiago: Sí, sí, sí. Esto es una música que podría entenderse como si fuese música de cámara. La música clásica la puedes llevar a un recinto pequeño pero como vas con sonido y amplificadores se puede llevar a un escenario grande. Eso hoy en día se puede adaptar perfectamente a pequeñas salas sin ningún problema, podríamos movernos realmente con lo que nuestro campo se podría ampliar.

Isidro: El problema no es que la música no esté para un escenario, el problema es que el público no vaya a ver a ese músico en ese escenario. Puede ser que vaya a una verbena y tú estás de fondo porque la gente no va a verte, es diferente. O vas a un formato en la Casa de la Cultura donde pasan cuarenta artistas, veinte coros y eso tampoco no es. Pero el que va a verte, tiene el mayor respeto del mundo porque ha ido a verte.

Isidro Tomé en la peña flamenca Torre del Cante. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo

¿Sois profesionales de la música; vivís de la música? Porque aquí el que no tiene un trabajo muy particular, tiene un trabajo muy original, dos profesores de conservatorio, ¿el trabajo y los horarios tan dispares os podrían limitar de alguna manera?

Isidro: Es verdad que Francisco Javier y Javier Santiago trabajan en el conservatorio, ¡son profesores! Pero ninguno nos dedicamos profesionalmente a dar conciertos. Y también es verdad que cada uno tenemos un trabajo bien distinto y a veces hacer coincidir nuestros horarios pues no es fácil pero ninguno nos dedicamos a dar conciertos, no dependemos de una venta ni de una serie de actuaciones sino que cada uno vivimos de nuestro trabajo. En un momento dado si se plantea una gira, podríamos ver la forma de adaptarnos porque podría ser muy interesante salir con este tributo.

Manolo: Nosotros sí nos podemos adaptar. Con Pink Floyd éramos once personas y para ensayar teníamos que pedir una solicitud un mes antes porque con menos tiempo, era imposible. Pero nosotros llevamos un ritmo de ensayos en el que nunca falta nadie. Los cinco somos una piña, tenemos eso a nuestro favor porque vamos avanzando y se va viendo el resultado de los ensayos.

¿Realmente no tienes tiempo? ¿O es que no quieres tener tiempo?

Isidro: Es que a veces dices ¡no tengo tiempo! Pero me voy al gimnasio. ¡No tengo tiempo! y eso no es. Realmente uno tiene tiempo para lo que quiere tener tiempo. Sacando las obligaciones laborales y hombre, la familia también. Pero luego, hay un montón de horas en el día, ¿realmente no tienes tiempo? ¿O es que no quieres tener tiempo? Es cuestión de compromiso.

Presentación del concierto de tributo a Triana, grupo Dunas. Foto: A. Doctor / El Ágora

Muchas gracias Francisco Javier Flores, Isidro Tomé, Javier Santiago, Manuel González “Rorro” y al “ausente” Juan Pacheco; muchas gracias DUNAS por este “encuentro fugaz”.

A. Doctor