• Diario Digital | Lunes, 18 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 13:53

El alcalde de Alhaurín de la Torre, distinguido con la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario

La celebración del Día de la Merced reúne en el templete de la Finca El Portón a autoridades civiles, militares, policiales, judiciales y consulares de la provincia, además de colectivos locales

El alcalde de Alhaurín de la Torre, distinguido con la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario

Fue el verdadero artífice de la recuperación de las relaciones institucionales entre el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y la prisión provincial, a la sazón inexistentes, y hoy, 21 años después, recibe un merecido galardón. El alcalde de la localidad, Joaquín Villanova, ha sido distinguido este mediodía con la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario, un reconocimiento que valora la importante aportación del regidor a la mejora de la actividad penitenciaria en cualquiera de sus manifestaciones y por la realización de importantes servicios en este ámbito.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha sido el encargado de imponer la insignia al alcalde, que se mostró tremendamente emocionado y gratificado por el hermoso gesto de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que dirige Ángel Yuste. Villanova ha subrayado que estaba prevista la entrega de la distinción en un acto en Madrid, aunque había preferido ubicarla “en este día tan significativo y en mi pueblo”.

Y es que el templete de la Finca Municipal El Portón, de Alhaurín de la Torre, ha vuelto a ser protagonista hoy del acto central que organiza la Prisión de Málaga con motivo de la festividad de Nuestra Señora de la Merced, Patrona de Instituciones Penitenciarias.

Han asistido a la Finca El Portón autoridades civiles, militares, policiales, judiciales y consulares de la provincia, responsables de otras instituciones, así como cofradías y colectivos sociales, culturales y de cooperación, ha reunido a un buen número de miembros de la plantilla del cuerpo penitenciario, que han sido objeto de homenajes y colaboraciones especiales. El Ayuntamiento, como anfitrión de este acto, ha estado representado por el alcalde, Joaquín Villanova, y por el resto de la Corporación Municipal y se ha producido también la visita de la alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero, y el primer edil de Mijas, Juan Carlos Maldonado.

En el capítulo de discursos, en primer lugar, ha intervenido Villanova quien, tras destacar el elevado valor de la política penitenciaria y de reinserción y recuperación del penado, ha mostrado su gratitud por la concesión de la medalla: “Me tomé como reto, desafío y obligación personal descongelar las frías relaciones que había entre ambas desde la apertura del establecimiento en 1991 hasta que accedí a la Alcaldía en octubre 1996. Me sentí obligado a relanzar el contacto y avanzar en un entendimiento que pronto se volvió cordialidad, luego cariño mutuo y más adelante, una alianza indisoluble que nos ha permitido crecer y enriquecernos todos. Si en el cumplimiento de mi obligación y mi dedicación al campo de la lucha contra la drogadicción, tanto como persona como en mi época de diputado del Congreso, se me ha querido valorar en una labor de apoyo al ámbito penitenciario, me siento agradecido y abrumado por la felicidad. Es un honor para mí recibir este premio, que comparto con todos ustedes y me carga de responsabilidad para seguir trabajando”.

Por su parte, el director de la prisión, Andrés Enríquez, que vivía su primer Día de la Merced. ha destacado el gran volumen de trabajo que hay detrás los “héroes invisibles”, o sea, los funcionarios de prisiones, que con su labor altruista y de “vocación sobrevenida” garantizan la paz social en el interior del establecimiento y contribuyen a salvar vidas.

Por último, el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, ha agradecido el trabajo “impagable” del cuerpo de funcionarios y que va mucho más allá de la labor de reinserción social y laboral. Reclama a la sociedad civil que se reconozca esta función y también ha avanzado que la nueva prisión de Archidona entrará en servicio a finales de 2017 o principios de 2018.

Posteriormente, se han entregado las medallas de plata -entre ellas, a Villanova y al sacerdote diocesano de la prisión- y bronce al mérito social penitenciario por buenas prácticas y actuaciones destacables, así como las menciones honoríficas y placas a funcionarios por dedicación tras 25 años de servicio en Instituciones Penitenciarias y otros galardones en forma de réplica de la menina elaborada por el Colectivo Moraga.

Por último se ha servido un aperitivo en los jardines de El Portón.