• Diario Digital | Jueves, 18 de Octubre de 2018
  • Actualizado 08:48

El alcalde celebra un desayuno de convivencia con el alumnado de los cursos de FPE

El taller de Cocina, que concluye este viernes, agasaja a los integrantes de los otros tres módulos, que se iniciaron a finales de junio en la sede del Centro de Formación Jabalcuza

Archivo
Archivo
El alcalde celebra un desayuno de convivencia con el alumnado de los cursos de FPE

Un sabroso desayuno se ha convertido en el punto de encuentro para los alumnos del curso de Formación Profesional para el Empleo (FPE) de Cocina y de los talleres cursos que recientemente han comenzado en el Centro Municipal Jabalcuza de Alhaurín de la Torre. Durante la mañana de hoy, los casi 60 alumnos  han recibido la visita del alcalde, Joaquín Villanova, y de la concejala de Formación y Empleo, Remedios Cueto. Ambos han deseado mucha suerte a los quince alumnos del curso de Cocina, que ya se han convertido en profesionales, y que así lo demostrarán a partir del próximo lunes en su periodo de prácticas empresariales. Además, han aprovechado para darle la bienvenida a los jóvenes de los cursos de 'Actividades Auxiliares de Comercio' (mozo de almacén), 'Servicios Auxiliares de Estética' (manicura, pedicura y maquillaje) y 'Socorrismo en Instalaciones Acuáticas', que recientemente han comenzado sus clases.

El regidor les ha recordado que el objetivo final de estos programas formativos es la inserción laboral y ha recalcado que el Centro Jabalcuza es uno de los centros de formación más importantes de la provincia. Además, ha señalado que gracias a la ubicación de Alhaurín de la Torre, van a tener grandes oportunidades de trabajo tanto en comercios y empresas locales como de la costa, sin olvidar la cercanía del Aeropuerto.

Los alumnos de Cocina han agasajado a los presentes con un completo desayuno mediterráneo, donde han demostrado todo lo aprendido desde el pasado 1 de febrero en seguridad e higiene, protección ambiental en hostelería, ofertas gastronómicas sencillas, sistemas de aprovisionamiento, preelaboración y conservación de alimentos. Su formador, David Minaya, profesional con una dilatada experiencia en este sector, ha explicado que la práctica ha sido el gran pilar de esta acción formativa. El curso consta de 810 horas de formación, de las cuales las 80 últimas las dedicarán a las prácticas en empresas de hostelería como hoteles y restaurantes.

Los otros tres cursos formativos, por su parte, están enmarcados en un Programa Operativo de Empleo Juvenil concedidos por el Fondo Social Europeo que por primera vez se ha abierto a municipios con menos de 50.000 habitantes destinando a Alhaurín de la Torre 124.460, 51 euros. Las clases se iniciaron el pasado 28 y 29 de junio y 9 de julio. En total son 38 jóvenes de 16 a 29 años, con previa inscripción en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, los que participan en estas acciones formativas que pretenden reforzar la empleabilidad y las competencias profesionales de las personas jóvenes no ocupadas y no integradas en los sistemas de educación y formación.

Los tres cursos forman parte del proyecto "Forma Joven Alhaurín de la Torre" y cuentan con una fase teórico-práctica que se desarrolla en el Centro Jabalcuza y otra fase basada en prácticas profesionales no laborales en empresas de cada uno de los sectores. Además, las tres acciones se completan con formación complementaria en idiomas, nuevas tecnologías aplicadas a la búsqueda de empleo (TIC), igualdad entre hombres y mujeres, motivación al autoempleo y coaching. Cada uno de ellos tienen una duración entre 270 y 370 horas, además de una serie de horas destinadas a tutorías.

Los alumnos de Socorrismo en instalaciones acuáticas, cada mañana, tras recibir dos horas de conocimientos teóricos, se desplazan a la piscina del Pabellón El Limón para llevar a cabo entrenamientos, técnicas de movilización e inmovilización y de salvamento. Durante los próximos meses, tal como ha explicado su formador Daniel de la Puerta, aprenderán los distintos estilos de natación, las técnicas de salvamento en el medio acuático, el código deontológico del socorrista y adquirirán una buena preparación física.

Por su parte, los chicos y chicas del curso de mozo de almacén comenzaron el pasado 28 de junio y desde entonces están aprendiendo la atención básica al cliente, operaciones auxiliares en el punto de venta, técnicas de animación de venta, fronteo de productos y manipulación con traspalés y carretillas de mano, entre otros módulos.Como ha destacado su formadora, María Jesús Solís, las habilidades claves para ser un buen profesional en este sector pasan por una buena atención al cliente y la preparación correcta de un pedido. En las últimas semanas del curso, que finaliza a mediados de octubre, aplicarán todos los conocimientos adquiridos en distintos supermercados, hipermercados y centros comerciales del entorno.

Las alumnas del curso de auxiliar de estética han comenzado con un módulo de higiene y seguridad en el trabajo y durante las próximas semanas aprenderán las técnicas de manicura y pedicura, hidratación a la parafina de manos y pies, los tipos de cera, decoloración del bello y maquillaje de día y de fiesta. Su formadora, Yolanda Jiménez, está muy satisfecha por el interés mostrado por todas las chicas y considera que al finalizar la acción formativa serán verdaderas profesionales de la estética.