• Diario Digital | Viernes, 16 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 13:06

El alcalde muestra su “consternación y pesar” por el fallecimiento del profesor Antonio Garrido

El parlamentario andaluz, muy vinculado a Alhaurín de la Torre y a su mundo cultural y cofrade, ejerció como maestro a finales de los años 70 en el antiguo Colegio del Mercado

Antonio Garrido y Carlos Conde. Cubiertas Catedral de Málaga | Archivo
Antonio Garrido y Carlos Conde. Cubiertas Catedral de Málaga | Archivo
El alcalde muestra su “consternación y pesar” por el fallecimiento del profesor Antonio Garrido

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha querido manifestar su “hondo pesar” y “gran consternación y tristeza” por el fallecimiento ayer del catedrático de la UMA, parlamentario andaluz, exdirector del Instituto Cervantes de Nueva York, crítico literario y cofrade, Antonio Garrido Moraga. El regidor, en nombre del Equipo de Gobierno, de la Corporación Municipal y del pueblo de Alhaurín, envía sus condolencias a los familiares y amigos del profesor y lamenta la “terrible pérdida de un hombre imprescindible para las Letras, las Artes y la Cultura de Málaga y de toda Andalucía”.

Se da la circunstancia de que Garrido Moraga ha estado siempre muy vinculado a nuestra localidad al haber desempañado aquí su labor como docente a finales del los setenta y principios de los ochenta del pasado siglo. Fue un maestro muy querido en el municipio tras ejercer sus primeros años de profesión en el ‘Colegio del Mercado’, situado en el barrio viejo de Alhaurín, en la actual plaza de José Benítez. A pesar de su corta estancia, dejó huella en aquella generación de alumnos.

Por su condición de cofrade y exquisito conocedor de este mundo en la capital y en toda la provincia, también fue designado pregonero de la Semana Santa alhaurina en 2002 -una vibrante alocución en la iglesia parroquial, sin papeles, que puso en pie al auditorio varias veces-, así como fue autor del XXII Pregón de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de los Dolores, los Moraos, en 2007.

Cofrade de la Esperanza, catedrático, erudito, malagueño hasta la médula, se mostraba tremendamente orgulloso de que la Biblioteca de Alhaurín de la Torre llevase su nombre, tanto el actual edificio inaugurado en 2001 como el recinto que se construye junto a la avenida Presidente Adolfo Suárez, que mantendrá la misma denominación cuando sea inaugurado dentro de unos meses.

Como se recordará, hace solo unas semanas, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, en su visita a las obras, certificó que elnuevo centro de lectura conservaría el nombre del catedrático de la UMA. En aquel momento, 16 de noviembre, Garrido llevaba una semana hospitalizado por culpa de una hemorragia cerebral. El parlamentario andaluz, fallecido en la tarde de ayer a la edad de 63 años, está siendo velado en la tanatosala 22 del Parque Cementerio de Málaga (Parcemasa) en estos momentos. La misa funeral está fijada para las 18 horas.

Descanse en paz.