• Diario Digital | Viernes, 25 de Mayo de 2018
  • Actualizado 20:45

LAS OBRAS DURARÁN SOLO UNOS DÍAS, CON LA IDEA DE QUE EL PASO ESTÉ HABILITADO EN SEMANA BLANCA

El Ayuntamiento habilitará un paso peatonal en El Cordobés por las obras en el Recinto Ferial

Los trabajos comenzarán en breve e incluyen la creación de un pequeño tramo de acerado, vallado y el cierre temporal al tráfico rodado de un vial

Vial el Cordobés
Vial el Cordobés
El Ayuntamiento habilitará un paso peatonal en El Cordobés por las obras en el Recinto Ferial

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre va a habilitar un paso peatonal provisional, con el objetivo de facilitar el desplazamiento de los vecinos de El Cordobés, afectados por el corte del Recinto Ferial debido a las obras de mejora de las infraustructuras y embovedado del arroyo Blanquillo en la zona. Los trabajos durarán unos días y empezarán en breve, con la intención de que estén completamente finalizados para la Semana Blanca.

Con esta medida se busca facilitar que los residentes en ese sector no tengan que dar un excesivo rodeo para ir caminando hasta el centro urbano o hasta el entorno del colegio Isaac Peral o del IES Gerald Brenan. Para ello, se va a cerrar temporalmente al tráfico rodado el vial que abrió en octubre de 2016 y que conecta la calle Ramiro de Maeztu con la avenida de la Alhambra y Reales Alcázares. Además, se instalará un vallado y se va a crear un pequeño tramo de acerado en la zona oeste de El Cerro, para que los viandantes puedan salvar el trazado del Recinto Ferial acotado por las obras.

El Ayuntamiento pide disculpas por las molestias ocasionadas y solicita la paciencia de la ciudadanía, en tanto que se trata de unos trabajos muy importantes y necesarios para garantizar el buen funcionamiento del sistema de pluviales del municipio, reforzar las infraestructuras y prevenir hundimientos como el que ocurrió en 2010. Hay que recordar que esta nueva fase consiste en la prolongación en unos 200 metros lineales más de la estructura del marco de hormigón armado que encauza las aguas procedentes del arroyo Blanquillo, y que sustituye al antiguo tubo de chapa galvanizada.

El nuevo embovedado cuenta con unas dimensiones de unos 3 metros de ancho y 2 de alto, lo que aumenta considerablemente su resistencia y capacidad hidráulica. Una vez se complete la instalación del marco de hormigón, se procederá a la reposición de los servicios afectados y de la pavimentación, tanto de la parte de la calle María Zambrano como del propio Recinto Ferial.