El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 10:02

EN UN TRAMO DE UNOS 140 METROS Y GARANTIZARÁ EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE LA RED DE PLUVIALES

El Ayuntamiento inicia las obras del nuevo embovedado en la calle Mirador de Bellavista

El Ayuntamiento inicia las obras del nuevo embovedado en la calle Mirador de Bellavista
El Ayuntamiento inicia las obras del nuevo embovedado en la calle Mirador de Bellavista
El Ayuntamiento inicia las obras del nuevo embovedado en la calle Mirador de Bellavista
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado una nueva fase del proyecto de reparación y mejora de las infraestructuras de pluviales del arroyo Blanquillo, una ambiciosa actuación de ingeniería que se viene desarrollando en estos últimos años para garantizar el correcto funcionamiento del sistema de recogida en un punto que recoge abundante agua torrencial en caso de lluvias persistentes.
 
Tras finalizar el año pasado la fase correspondiente al tramo entre el Parque Ferial y El Algarrobal, ahora se va a prolongar el nuevo embovedado de hormigón armado que se instaló en dicha zona en dirección sur, lo que afectará fundamentalmente a la calle Mirador de Bellavista, a la altura del Parque Municipal (o parque de los patos). En las semanas anteriores se comenzó con los necesarios trabajos de desvío de los servicios para asegurar los suministros de electricidad y demás servicios, y ahora comenzará el grueso de las obras.
 
Se estima un plazo aproximado de cinco meses de ejecución y la inversión rondará los 450.000 euros. El Ayuntamiento pide disculpas a la ciudadanía por las molestias ocasionadas durante el desarrollo de las actuaciones, para lo cual se producirán desvíos de tráfico y cortes de calle. Por el momento, solo ha sido necesario interrumpir la circulación en un tramo pequeño a la altura del parque, por lo que se ruega a los conductores que hagan caso de las indicaciones y señales.
 
El alcalde, Joaquín Villanova, explica que el Departamento de Obras e Infraestructuras ha estudiado a fondo el proyecto y ha rediseñado la planficación inicial para acometerlo “con las mayores garantías y eficacia”, pero “minimizando en la medida de lo posible las molestias” y el tramo afectado, teniendo en cuenta que se trata de una de las principales vías del centro urbano.
 
El nuevo entubado, con una capacidad mucho mayor, servirá para prevenir daños, inundaciones y hundimientos como el que sucedió en el recinto ferial en el año 2010, o como el que afectó al tubo metálico en la parte que linda con el Parque de El Algarrobal. El arroyo Blanquillo atraviesa el casco urbano de Alhaurín de la Torre de sur a norte y su antiguo colector presentaba varias dificultades que hacían necesaria esta intervención por motivos de seguridad y eficiencia.
 
Para ello, se sustituirá el tubo de acero corrugado galvanizado de 1.300 milímetros de diámetro, por otro de 1.800 milímetros en hormigón armado. El tramo afectado es de unos 140 metros longitudinales entre el parque y hasta aproximadamente la mitad de la cuesta de la calle Mirador de Bellavista. Una vez concluya esta instalación, los trabajos se rematarán con una capa de rodadura en la calzada que devolverán la superficie de la calle a su estado original. El regidor recalca que estas obras son “importantes y necesarias”. “Aunque son obras que no se ven, nos va a garantizar para muchos años el buen funcionamiento de la recogida de las pluviales, con la seguridad y la tranquilidad que eso supone”, ha dicho Villanova.