• Diario Digital | Sábado, 15 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 18:55

EJEMPLARES DE LA ESPECIE ALIGUSTRE, QUE SE ADAPTAN MÁS FÁCILMENTE A LAS ZONAS URBANAS

El Ayuntamiento plantará una decena de nuevos árboles en la entrada a El Romeral

El alcalde, Joaquín Villanova, visita las obras que se están ejecutando en la avenida para mejorar la accesibilidad peatonal y desplazar los alcorques

Visita obras avenida El Romeral
Visita obras avenida El Romeral
El Ayuntamiento plantará una decena de nuevos árboles en la entrada a El Romeral

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha avanzado que el Ayuntamiento plantará una decena de nuevos árboles en El Romeral, con motivo de las obras de mejora y acondicionamiento de la avenida del mismo nombre, que supone el principal acceso a la barriada a través de la carretera Cártama-Churriana (A-7052). “Allí tuvimos que quitar los álamos de la avenida, las raíces de muchos de ellos estaban invadiendo las fincas cercanas y destruyendo la carretera”, ha avanzado el regidor tras una visita a la zona.

En su lugar, se van a plantar ejemplares de la especie aligustre, que se adapta más fácilmente al entorno urbano, al contar con raíces menos agresivas y que crecen en vertical y no en horizontal. Además, son árboles de hoja perenne y no caduca con los anteriores, con lo que se evita la suciedad en las calles. En Alhaurín de la Torre ya hay aligustres plantados en lugares como la plaza de España, la plaza de San Sebastián o la calle Punto Industrial.

Los trabajos que ejecuta el Área de Obras e Infraestructuras están ya en su recta final. Afectarán tanto al acerad como a algunos tramos de la calzada, donde el asfalto se encuentra en peor estado y se va a reponer. La actuación servirá para facilitar el tránsito de los peatones, para lo cual se taparon los alcorques que ocupaban parte de la acera y se están construyendo unos nuevos en los márgenes donde se plantarán los nuevos árboles. De esta forma, se consigue una plataforma más ancha para los viandantes y sin obstáculos que dificulten el paso de personas con problemas de movilidad o de coches de paseo de bebé.

El proyecto se ha realizado con la participación ciudadana y se pretende que esté terminado durante el verano. Se completará con la reordenación de los aparcamientos en la avenida y el refuerzo de la señalización vial, tanto horizontal como vertical. En este sentido, se pondrá especial atención a la señalética del cruce de Cuatro Vientos para mejorar la seguridad en ese punto, especialmente conflictivo por la intensidad del tráfico.