• Diario Digital | Martes, 18 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 23:07

TAMBIÉN SE PRESENTÓ EL NUEVO BANDERÍN DE LA BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA

Un elegante y emotivo acto en el Centro Cultural celebra el Día de Andalucía en Alhaurín de la Torre

Lleno en el recinto para conmemorar el 28-F, un evento que sirvió, como es tradición, para despedir a los trabajadores municipales que se jubilan. [Álbum]

Foto: A. Doctor / El Ágora
Foto: A. Doctor / El Ágora
Un elegante y emotivo acto en el Centro Cultural celebra el Día de Andalucía en Alhaurín de la Torre

Alhaurín de la Torre ha conmemorado esta mañana el Día de Andalucía con un elegante y emotivo acto en el Centro Cultural, escenario al que se ha trasladado la celebración que otros años tiene lugar en la plaza del Ayuntamiento con motivo del mal tiempo. A la cita han asistido la mayoría de representantes de la Corporación Municipal, así como responsables y miembros de las cofradías, colectivos, asociaciones y personas del ámbito social y cultural del municipio, junto con vecinos en general que han llenado el recinto.

La jornada se ha iniciado con la interpretación del himno andaluz a cargo de la Banda Municipal de Música, que ha sido precisamente una de las grandes protagonistas de este año, ya que se ha aprovechado el evento para presentar su nuevo banderín, obra del reconocido bordador Salvador Oliver. Tras el himno, el alcalde, Joaquín Villanova, ha subido al escenario para pronunciar su discurso institucional, en el que ha aprovechado para reivindicar el valor de la “Marca Andalucía”, un “sello de prestigio y calidad”, ha dicho, que se complementa a la perfección con la “Marca España” y la “Marca Alhaurín de la Torre”. No obstante, el regidor también se ha expresado crítico con la situación que, a día de hoy, atraviesa Andalucía en muchos aspectos, como el fracaso escolar o el elevado desempleo. (ver discurso completo al final de esta crónica).

Tras el discurso del alcalde, se ha presentado el primer lugar la nueva barra del banderín de la Banda de Música, restaurada en un taller de orfebrería de Sevilla, por gentileza de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de los Dolores, los Moraos, que ha sufragado el coste. El mismo Villanova, junto al hermano mayor de los Moraos, han presentado la barra y, a continuación, todas las cofradías en cuyas procesiones y actos toca habitualmente la Banda, han querido también tener un gesto de agradecimiento con la agrupación musical.

Por eso, los hermanos mayores han entregado sus medallas y la han impuesto en el nuevo banderín. El gesto lo han tenido no solo las tres cofradías y hermandades locales (Verdes, Moraos y Pollinica), sino también la Real, Excelentísima, Muy Ilustre y Venerable Cofradía de Culto y Procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno Titulado 'El Rico' y María Santísima del Amor de Málaga, con la que la Banda de Alhaurín de la Torre desfila cada Miércoles Santo.

Seguidamente, se ha producido otro de los momentos tradicionales y más bonitos del Día de Andalucía: el homenaje a los trabajadores municipales que se jubilan este año. En esta ocasión, los homenajeados han sido esta vez Antonio Bernal, Miguel Martín y Paco García, que han acudido acompañados por numerosos amigos y familiares y se han mostrado visiblemente emocionados en algunos momentos. A continuación, se ha otorgado la bandera de la localidad, un pin y un libro recopilatorio de fotografías antiguas y actuales de Alhaurín de la Torre al cónsul de Alemania, Peter Fritz Eck, quien ha pronunciado palabras de cariño y agradecimiento a todo el equipo de gobierno, al pueblo y sus gentes. Para acabar, los grupos de baile de la escuela municipal que dirige Lourdes Soto han puesto el broche de oro derrochando su talento sobre el escenario.

Discurso del alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova Rueda, con motivo del Día de Andalucía

28 de febrero de 2018

Ilustrísimos Señores Concejales y Señoras Concejalas del Excmo. Ayuntamiento de  Alhaurín de la Torre; ilmos. Hijos Adoptivos y Predilectos de Alhaurín de la Torre; ilmo. Sr. Director del Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre; ilma. Sra. Jueza de Paz; ilustrísimas autoridades y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado;  representantes de asociaciones, peñas y colectivos; pueblo de Alhaurín de la Torre; ciudadanos y ciudadanas, señoras y señores:

Hoy, 28 de febrero, los andaluces y andaluzas celebramos 38 años desde que iniciáramos aquella gran aventura de la puesta en marcha de nuestra Autonomía y, con ella, la dotación de amplios poderes legislativos, ejecutivos y judiciales en igualdad de condiciones con las llamadas nacionalidades históricas. Son ya casi cuatro décadas en las que Andalucía ha seguido su propio camino, con luces y con sombras, pero un camino, en definitiva, sin marcha atrás: una apasionante mirada hacia adelante en busca de nuestro futuro, nuestros derechos y nuestras libertades.  

El texto apoyado en las urnas el 28 de febrero de 1980 supuso la materialización de una justa reivindicación, depositada en una papeleta color verde esperanza, color verde Andalucía. Los más jóvenes dan por hecho que nuestra Comunidad Autónoma es una realidad, un hecho incuestionable, pero jamás deben olvidar que hubo un tiempo oscuro, décadas y décadas, en que esta tierra y sus gentes sufrieron muchísimo, precisamente por carecer de autogobierno, de autoestima, de conciencia y, lo que es más penoso, de lo básico para subsistir.

En estos 38 años hemos asistido a un cambio radical, pero eso sí, de manera tranquila y ordenada, que ha propiciado el desarrollo en igualdad y sin discriminaciones de toda España. 38 años que marcan la transición entre los siglos XX y XXI y que suponen el tránsito entre dos Andalucías, aquella lastrada por el subdesarrollo y la actual tierra de oportunidades y de igualdad.

Hoy todos estamos orgullosos de la Marca Andalucía: un sello de prestigio y de calidad que traspasa nuestras fronteras, y que tenemos que seguir cultivando, alimentando y cuidando. Quiero aprovechar para reivindicar la Marca Alhaurín de la Torre, integrada dentro de la Marca Andalucía y de la Marca España. Alhaurín de la Torre es Andalucía, y así lo hemos demostrado durante todos estos años.

El vínculo de nuestro municipio con la Comunidad Autónoma de Andalucía es inquebrantable. La celebración de la festividad del día de hoy constituye solo un ejemplo de los actos y eventos que refuerzan año tras año los lazos de Alhaurín con Andalucía.

Fiestas, jornadas, semanas culturales, festivales, conciertos y espectáculos han servido para fomentar aquí, en nuestro pueblo, la cultura, el folclore, la historia y las tradiciones de esta gran tierra.

No quiero dejar de mencionar en este sentido el gran trabajo realizado no solo por el Ayuntamiento, sino también por varias asociaciones y colectivos alhaurinos que representan los mejores activos de la cultura de Andalucía, alejados de los tópicos habituales, pero sin renunciar a sus hondas raíces.

Esa fórmula, la de tradición y modernidad, es, en mi opinión, el ejemplo que tiene que tomar Andalucía para salir hacia adelante. Porque tenemos que reconocer que, hoy por hoy, Andalucía aún no ocupa el lugar de honor que merece dentro de España y dentro de Europa.

La historia ha demostrado que los andaluces somos un pueblo trabajador: Por eso no es tolerable en absoluto nuestra actual tasa de paro, por encima de la media española y muy por encima de la media europea. También la historia ha demostrado que los andaluces somos un pueblo culto: Por eso, son inaceptables los índices de fracaso escolar de la comunidad autónoma, que revelan una mejorable gestión del sistema educativo.

También es Andalucía una tierra rica y llena de recursos, desde el punto de vista cultural, medioambiental, monumental y turístico. Por eso, no son de recibo los actuales niveles de pobreza de la población del territorio, lo que demuestra un lamentable desaprovechamiento de nuestras fuentes de riqueza.

La responsabilidad que tenemos los políticos en estas sombras es indudable. Desde aquí, como Alcalde de Alhaurín de la Torre, deseo reivindicar mi más firme compromiso para trabajar por que Andalucía ocupe de una vez por todas el lugar que se merece. Es el momento de mirar hacia el futuro, y Alhaurín de la Torre puede contribuir, y mucho, a generar riqueza y empleo en esta tierra, porque tenemos proyectos, ilusión, ganas y capacidad de trabajo para ello.

En este sentido, considero fundamental que los municipios, ciudades y pueblos de Andalucía tenemos mucho que decir todavía. Los ayuntamientos somos la administración pública más cercana a la ciudadanía, las que asumimos cada vez más y más carga de servicios precisamente por esa proximidad e inmediatez y, sin embargo, la menos mimada a la hora de los repartos de financiación pública.

Las arcas municipales sufren mucho para cuadrar los presupuestos y para asumir año tras año todo ese listado de atribuciones y competencias que, en principio, no nos corresponde atender y que, finalmente, terminamos por realizar sin recibir por ello compensación alguna ni del Estado ni del propio Gobierno Andaluz.

Por eso, como alcalde y como vicepresidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, aprovecho esta jornada reivindicativa y festiva para reclamar que los ayuntamientos participen de forma activa en los foros y organismos donde se habla de financiación de las administraciones. Merecemos más fondos para poder cubrir todas las funciones y sevicios que en este siglo XXI nos ha tocado heredar.

Y si alguien lo merece más son los municipios que mejor disciplina financiera exhiben y mejor gestionan sus gastos e ingresos. Porque esa es otra: me parece imprescindible que el Ministerio de Hacienda sea mucho más flexible con las reglas y techos de gasto que legalmente nos impone a los ayuntamientos, cuando somos cumplidores. No podemos pagar justos por pecadores. Los municipios que sabemos gestionar y estamos muy por debajo de las ratios de endeudamiento merecemos mayor flexibilidad.

Valga esta doble reivindicación municipalista para hacer valer el decisivo papel que, en Democracia, asumen los ayuntamientos de facto. Con esa mayor solvencia y recursos podremos seguir aportando al desarrollo de Andalucía, que es en último término lo que a todos nos mueve: ser útiles a nuestra tierra y progresar con ella y con sus personas.

Pero hoy, además de un día de reivindicaciones, debe ser un día de alegría y celebraciones. Por eso, celebremos nuestra festividad más importante con la ilusión de siempre y con la confianza de que, entre todos, nos acercaremos a ese futuro aún más esplendoroso que merece Andalucía; aquel en el que nuestra bandera blanquiverde ondee como símbolo de orgullo, de prestigio y de prosperidad.

Disfrutemos de esta jornada agradable junto a nuestra familia y amigos, y mantengamos intacto ese deseo, ese compromiso y ese espíritu de lucha por nuestra amada tierra, desde Almería hasta Huelva y desde Jaén hasta Sevilla, pasando por las monumentales Córdoba y Granada y las soleadas Cádiz y Málaga.

Muchas gracias por su atención.

Viva Andalucía

Viva España