• Diario Digital | Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 01:40

RECEPCIÓN OFICIAL DE LA COMITIVA NORTEAMERICANA EN EL SALÓN DE PLENOS

Un grupo de estudiantes de Nueva Iberia visita Alhaurín de la Torre durante la Semana

Siguiendo la tradición de los últimos años a raíz del hermanamiento entre ambas ciudades, los escolares realizan un intercambio cultural con alumnado de nuestro municipio

Un grupo de estudiantes de Nueva Iberia visita Alhaurín de la Torre durante la Semana

Siguiendo la tradición de los últimos años y en cumplimiento de los acuerdos socioculturales emanados del hermanamiento entre Alhaurín de la Torre y New Iberia (Luisiana, Estados Unidos), un grupo de estudiantes de la ciudad norteamericana se encuentra en nuestro municipio de visita durante estos días de Semana Santa. Esta mañana han sido recibidos en el Salón de Plenos por buena parte del Equipo de Gobierno, con el primer teniente de alcalde, Manuel López, a la cabeza. En total, se trata de una veintena de jóvenes alumnos de Secundaria, que están están disfrutando de unos días de estancia con motivo del intercambio anual con escolares de Alhaurín de la Torre y que también visitarán otros puntos de la provincia y de Andalucía.

Al acto han acudido también Marina Bravo y Teresa Álvarez, concejalas de Cultura y Educación, respectivamente, además de Gerardo Velasco, concejal de Infraestructuras; Abel Perea, concejal de Servicios Operativos; Salvador Herrera, concejal de Seguridad Ciudadana; Pablo Montesinos, concejal de Fiestas y Remedios Cueto, concejala de Empleo y Comercio.

La comitiva estadounidense cuenta con la presencia de Gladys Chapman, también profesora de español, y el docente Ebrar J. Reaux, responsable además de la Asociación Española de Nueva Iberia, una entidad privada sin ánimo de lucro que se esfuerza por recuperar la herencia española en aquellas tierras.

Tampoco ha faltado el historiador e investigador local, José Manuel de Molina, promotor del hermanamiento, y la profesora del instituto Capellanía, María del Mar Sánchez, cuyo instituto participa en este intercambio escolar.

Mnauel López, tras disculpar la ausencia del alcalde, Joaquín Villanova, por enfermedad, ha valorado la labor de De Molina por su esfuerzo para promover este proyecto cultural y agradecer su aportación a la historia de ambas localidades. Ha deseado a los jovenes visitantes que disfruten de la Semana Santa de Alhaurín de la Torre.

Por su parte, Gladys Chapman ha agradecido la excelebte  acogida que siempre se les dispensa en nuestro pueblo y la gran oportunidad para estos jovenes de conocer otras culturas y lugares. Ha narrado que, cuando ella llegó a Nueva Iberia, la mayoría de sus vecinos pensaba que su descendencia eran italianas pero tras conocer a personas con apellidos con Sánchez o Romero y tras investigar un poco, descubrieron sus raíces españolas y, más concretamente, malagueñas y alhaurinas.

Reaux también ha agradecido el cariño que reciben cada año de la comunidad alhaurina y cree importantísimos los avances que se han producido entre las dos ciudades tras el hermanamiento de 2009. Todos han incidido en su agradecimiento a las familias de la localidad que han acogido en sus casas a los jóvenes americanos.

La profesora del IES Capellanía y coordinadora de esta edición del intercambio ha mostrado su gratitud por la gran ayuda que ha obtenido por parte tanto del Ayuntamiento como de la Asociación Española de Nueva Iberia. También ha relatado su experiencia propia durante el viaje a Luisiana, que ha calificado de inolvidable.

La Fundación Social y Medioambiental Las Canteras les han obsequiado con diversos regalos y recuerdos, mientras que el Área de Deportes ha donado una camiseta conmemorativa del nombramiento de Ciudad Europea del Deporte y Cultura, unas bolsas reutilizables que incluye un libro de fotografías de nuestra localidad.

Los visitantes de Nueva Iberia terminarán su visita este próximo lunes de Pascua, cuando regresarán a su ciudad, pero hasta entonces realizarán numerosas excursiones.

New Iberia fue fundada por familias malagueñas en 1784, cuando aquella provincia era española y estaba gobernada por el malagueño Bernardo de Gálvez, impulsor de la llegada de colonos andaluces, entre ellos dos familias provenientes de Alhaurín de la Torre. Los vínculos entre ambas poblaciones fueron investigados por el historiador José Manuel de Molina que, tras numerosos contactos con ciudadanos norteamericanos, impulsó que Nueva Iberia solicitara a Alhaurín de la Torre el hermanamiento, que se hizo oficial en 2009. Dicho acuerdo ha fructificado en intercambios anuales de estudiantes y en la celebración en Luisiana de actividades culturales como exposiciones, charlas y el  festival español que cada año organiza la Asociación Española de Nueva Iberia.