El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 10:09

EL AYUNTAMIENTO INVERTIRÁ UNOS 112.000 EUROS

En marcha los trabajos para instalar tres grandes marquesinas de transporte público en la travesía

En marcha los trabajos para instalar tres grandes marquesinas de transporte público en la travesía
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado los trabajos para la instalación de tres nuevas marquesinas de transporte público en la travesía urbana, concretamente en la acera sur de la avenida Cristóbal Colón, a la altura de la plaza de España y los Jardines de Alhaurín. El proyecto supondrá finalmente una inversión de unos 112.000 euros tras ser adjudicado a una empresa especializada, y tiene un plazo de ejecución de 60 días.

 

De esta forma, se busca acondicionar un espacio confortable para los usuarios del transporte público y los taxistas, al protegerlos de las inclemencias meteorológicas, así como facilitar la entrada y salida de estos vehículos en una de las principales avenidas de la localidad, con una considerable intensidad de tráfico. Se ha planificado el montaje de un total de tres marquesinas: dos para los autobuses y una para los taxis.

Se trata de una acera con anchura suficiente para albergar estas estructuras, de diseño similar a la que se ejecutó en su momento en la parada de taxis frente al Mercado Municipal, en la calle Vicente Aleixandre, y que permitirá resguardar a pasajeros y conductores. La de autobuses vendrá a sustituir a la actual marquesina metálica y tendrá unas dimensiones mucho mayores y suficientes para las siete líneas del Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga que tienen allí parada.

Se mejorarán las condiciones de accesibilidad y la estética con una imagen unificada y homogénea, con unidades a la altura de la escultura conocida como El Pájaro y otra más Fuensanguínea. Tendrán una longitud de 9,64 metros, bancos, apoyos isquiáticos y un pavimento bajo marquesinas diferente al actual, además del pavimento táctil que exige la normativa.

En la de Fuensanguínea, por estar más expuesta al sol por su parte posterior, se ha proyectado con chapa perforada en el fondo en lugar de vidrio templado. La de los taxis, será muy parecida a la de la calle Vicente Aleixandre: de estructura tubular metálica, con cimentación de zapatas aisladas, señalización horizontal y vertical y separadores de carril a lo largo de la parada del tipo de plástico reciclado negro, con bandas reflexivas. El plazo de garantía de la obra es de un año.

Esta actuación, que se ejecuta a través del Área de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento, forma parte del plan del alcalde, Joaquín Villanova, para mejorar el servicio del transporte público, dotándolo de mayor comodidad, al tiempo que se embellece el casco urbano con marquesinas de calidad en el diseño. En este sentido, hay que recordar que hace unos meses terminaron las obras de otra parada de autobús a la altura de la rotonda de Tabico y Santa Clara. Cabe recordar que las competencias en lo referente a las líneas, trayectos y frecuencia horaria corresponden al Consorcio de Transporte.