• Diario Digital | Lunes, 21 de Agosto de 2017
  • Actualizado 13:58

LA FERIA MANTENDRÁ SU CALIDAD Y ESENCIA, CON ACTIVIDADES PARA TODOS LOS PÚBLICOS Y EDADES

La mejora del Arroyo Blanquillo obliga a reordenar el espacio del Recinto Ferial para este año

Las obras, que se ejecutan de urgencia tras las últimas fuertes lluvias, obligan a acotar la superficie disponible para garantizar la seguridad de todos los asistentes

Obras recinto ferial Arroyo Blanquillo
Obras recinto ferial Arroyo Blanquillo
La mejora del Arroyo Blanquillo obliga a reordenar el espacio del Recinto Ferial para este año

El Recinto Ferial de Alhaurín de la Torre será objeto este año de una reordenación excepcional de sus espacios para garantizar la seguridad de todos los asistentes a la Feria de San Juan 2017. El motivo está en la gran obra de ingeniería para la mejora de las infraestructuras subterráneas que el Ayuntamiento está ejecutando en ese entorno para desviar el agua pluvial del arroyo Blanquillo, un proyecto que hubo que llevar a cabo de urgencia debido a los fuertes daños sufridos por el temporal de lluvia del pasado invierno. Por esta razón, el recinto será acotado con todas las medidas precisas para evitar cualquier incidente.

La Concejalía de Turismo y Fiestas ha intentado que las modificaciones sean las más indicadas y necesarias por la seguridad de todos los vecinos y visitantes, buscando que la Feria de este año mantenga su calidad y su esencia, con actividades para todos los públicos y edades y un programa muy variado y atractivo que se presentará próximamente. Debido a la reordenación de la superficie, el Recinto Ferial contará este año con cinco casetas, además de la Caseta Infantil y la Caseta Municipal.

Las obras han obligado a cerrar el espacio donde se emplazaba otros años la Caseta de la Juventud, así como otra zona donde se montaban varias atracciones. En concreto, tres de estas atracciones, que tenían contrato en vigor ya que fue renovado el año pasado, tendrán que reubicarse en otras parcelas más al sur, lo que ha afectado también a la distribución del área de casetas. Los procedimientos para la adjudicación de las casetas aún no se han resuelto, por lo que se desconoce todavía las entidades que se encargarán de las mismas.

A pesar de esta medida excepcional, ocasionada por las circunstancias extraordinarias de este año, se intentará que, en cualquier caso, la oferta de la Feria 2017 sea la mejor posible y adaptada a todos los gustos. La Caseta Municipal albergará tanto las actuaciones y espectáculos de cada noche como sesiones de DJ y actividades para los más jóvenes, para compensar el cierre de la Caseta de la Juventud.

El alcalde, Joaquín Villanova, ha solicitado la comprensión y colaboración de todos los grupos políticos, a los que hasta la fecha se les había garantizado una caseta gratuita todos los años, algo que en esta ocasión no podrá ser. “Todos los partidos tenemos que sacrificarnos. Es un año totalmente excepcional, pero es lo mejor que podemos hacer. La prioridad es que haya espacios para colectivos y hermandades, que se financian en buena medida de lo que pueden obtener en la Feria y que, además, llenan siempre sus casetas. Ellos deben estar por delante siempre de los partidos políticos”, ha dicho el primer edil.

Obras en las infraestructuras subterráneas del Arroyo Blanquillo

Las obras que se llevan a cabo en este entorno se encuentran bastante avanzadas. Estos días ha dado comienzo la colocación de las grandes piezas de hormigón que constituirán la nueva canalización subterránea, que aumentará considerablemente la capacidad de evacuación del agua pluvial en ese punto. La actuación se enmarca dentro del plan de obras y reparaciones del Ayuntamiento para hacer frente a las consecuencias de las fuertes lluvias de diciembre y prevenir más daños en el futuro.

Este proyecto plantea la instalación bajo tierra de una estructura de marco rectangular de hormigón armado, en sustitución del anterior tubo metálico que conducía el agua de las precipitaciones procedente del arroyo Blanquillo. Dicho tubo sufrió algunos daños durante el temporal de diciembre. El Consistorio ha optado por renovar por completo la infraestructura, en un tramo de unos 400 metros lineales, para arreglar los destrozos sufridos y aumentar la capacidad y resistencia de la canalización, donde confluyen las aguas de hasta dos arroyos más.

Los primeros trabajos han consistido en movimientos de tierra y desvío de servicios y redes de telefonía y electricidad afectados por el grueso de la obra. A continuación, se excavó de una gran zanja y ahora se ha comenzado a colocar el nuevo marco de hormigón. Junto con esta actuación, el Ayuntamiento ha venido acometiendo  otras tareas como consecuencia de las importantes precipitaciones, para las que se movilizaron a los departamentos de Obras, Aqualauro y Servicios Operativos. Entre ellas cabe citar la reconexión de las conducciones de saneamiento a la depuradora de Torrealquería y numerosos arreglos en caminos rurales, calles, comunicaciones e infraestructuras en urbanizaciones y barriadas.