• Diario Digital | Viernes, 22 de Junio de 2018
  • Actualizado 07:22

El nuevo parque entre Zambrana y Manantiales contará con zona para picnic y área de juegos

Los Servicios Operativos del Ayuntamiento ejecutan los trabajos de mejora de jardinería de este gran espacio verde de 11.500 m2

El nuevo parque entre Zambrana y Manantiales contará con zona para picnic y área de juegos

Alhaurín de la Torre contará con un nuevo pulmón verde entre las urbanizaciones de Zambrana y Manantiales para el ocio y recreo de la ciudadanía. El Ayuntamiento trabaja en estos momentos en el acondicionamiento de este parque, situado bajo las pistas de pádel de Manantiales, y que cuenta con unos 11.500 metros cuadrados de superficie. Las tareas se centran por ahora en la jardinería, con la plantación de nuevas especies y la planificación de la red de riego. Próximamente se instalarán los equipamientos, que incluirán zonas de juego y un área de mesas y bancos para picnic.

Se trata de una zona verde en la que el Consistorio construyó hace pocos años una red de senderos y una plaza circular, respetando una serie de árboles ya existentes o plantados en su momento por los propios vecinos, entre los que se incluían higueras, chopos, olmos, nísperos y otras especies frutales. Recientemente, se han sembrado una docena de palmeras washingtonias de gran porte, que fueron cedidas a Alhaurín de la Torre por el Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso. También se han plantado cocoteros que se han retirado del Recinto Ferial por las obras de canalización del arroyo Blanquillo.

Las áreas ajardinadas del parque se completarán con cocoteros, palmitos y césped, que se regarán con un manantial propio del parque, de agua no potable. El proyecto corre a cargo de la Concejalía de Servicios Operativos que dirige Abel Perea, y se completará con la instalación de un parque infantil, otro biosaludable con aparatos de gimnasio para adultos y dos mesas con tablero para jugar al ajederez y al parchís.

Además, se instalarán nuevas farolas para alumbrado, se construirá un aseo y se habilitará un área de picnic, con mesas y bancos de madera para almuerzos y meriendas, aunque no se permitirá encender barbacoas. El parque contará asimismo con un vallado perimetral, varias entradas entre las calles Alameda y avenida Pau Casals y horario de apertura, para mantenerlo cerrado por la noche y evitar actos vandálicos.