• Diario Digital | Jueves, 24 de Agosto de 2017
  • Actualizado 06:39

EL PLENO MUNICIPAL REALIZÓ LA PROPUESTA POR UNANIMIDAD EN FEBRERO DE 2015

Nuevo paso en la declaración del Monte Jabalcuza como Monumento Natural

El Ayuntamiento tiene hasta los primeros días de agosto para formular las sugerencias que estime oportunas

Monte Jabalcuza
Monte Jabalcuza
Nuevo paso en la declaración del Monte Jabalcuza como Monumento Natural

La declaración del Monte Jabalcuza de Alhaurín de la Torre como Monumento Natural ha dado un nuevo paso adelante. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha abierto el plazo de información pública y trámite de audiencia para que instituciones y colectivos formulen sus propuestas y sugerencias tras las pertinentes consultas. El pasado 13 de julio fue recibido en el Registro Municipal un documento, firmado por el titular de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, Francisco Javier Madrid, en la que expone el momento administrativo en que se encuentra esta tramitación y recuerda que el Consistorio tendrá 30 días naturales para remitir las sugerencias que estime oportunas. El plazo para presentar las propuestas se extenderá hasta los primeros días de agosto.

Como se recordará, esta petición fue formulada por el Pleno del Ayuntamiento, a petición del Equipo de Gobierno, con la unanimidad de todos los grupos con representación, en febrero de 2015, mientras que el Consejo Provincial de Medio Ambiente de Málaga aprobó el comienzo del trámite administrativo en 2016, que afecta no sólo al Monte Jabalcuza, sino también a otros 10 enclaves y parajes de toda la Comunidad Autónoma.

El proceso de información pública y trámite de audencia, de acuerdo a la legislación vigente, también podrá realizarse a través de organizaciones y asociaciones reconocidas cuyos fines guarden relación directa con el objeto de la disposición.

Tanto el alcalde, Joaquín Villanova, como la concejala de Medio Ambiente, Marina Bravo, han celebrado el anuncio del comienzo del trámite y han anunciado que pondrán todos los medios técnicos y humanos a disposición del Ayuntamiento para defender y justificar la necesidad de esta declaración, tal como venía reflejado en el texto de la moción de 2015, que defendió la propia edil.

En concreto, la petición del Ayuntamiento se basaba en la gran biodiversidad del conjunto y a su riqueza vegetal y paisajística y destacan especialmente las particulares características geomorfológicas de este emblemático espacio, uno de los símbolos de la Sierra de Alhaurín de la Torre, con un profundo arraigo entre la población, y que atesora a diversas especies endémicas.

Villanova y Bravo reiteran que el espacio reúne todas las condiciones para ser catalogado como Monumento Natural de carácter mixto, en virtud del decreto 225/1999, que encuadra a aquellos lugares ''cuya singularidad, valor social, reconocimiento o interés predominante provenga de compartir dos o más características geológicas, bióticas, geográficas y ecoculturales''.

Se trata de un monte que constituye además un emplazamiento excepcional a nivel paisajístico, por sus diversos acantilados y planicies en forma de terraza y su posición de dominio, con la aglomeración urbana a sus pies. En la memoria justificativa se describe extensamente la relevancia y singularidad del Jabalcuza, que se ubica entre una cota mínima de 400 metros y máxima de 679 (pico). Su fuerte desnivel le confiere un enclave privilegiado, a modo de atalaya, desde la que se divisa toda la Bahía de Málaga, la propia ciudad de Málaga, el Valle del Guadalhorce, la Sierra de las Nieves y hasta Sierra Nevada.

Respecto a su geología, se distinguen distintos tipos de mármoles: dolomíticos blancos y azules, así como un suelo muy especial conocido como 'terra-rossa', por su alto contenido de arcilla. Aragonita, blenda, cuarzo, calcita, limonita, espinela roja, galena y limonita son otros minerales presentes. Por otro lado, destaca la enorme variedad de especies de fauna protegidas que tienen su hábitat en la zona, entre ellas anfibios como el sapillo pintojo meridional; reptiles como el camaleón, el lagarto ocelado, la culebra bastarda o la víbora hocicuda; 27 familias de aves, incluidas el búho real, el águila perdicera, el águila calzada y otras rapaces; y 24 especies de mamíferos como la gineta y la cabra montesa, así como cuatro especies de murciélagos vulnerables y el erizo moruno, un animal muy poco presente en el sur de España.

En cuanto a la flora, con la declaración de Monumento Natural se pretende proteger importantes elementos vegetales. Se trata de especies endémicas a lo largo de la Sierra de Mijas entre las que figuran la 'consentinia vellea', la 'arenaria retusa', la 'linaria clementei', la 'linaria huteri'o la 'erysium rondae'. Hay que reseñar también que el Monte Jabalcuza está atravesado por un sendero de gran recorrido, la GR 249, de reconocido prestigio y tutelado por la Diputación de Málaga, por lo que la declaración de esta figura de protección contribuiría a fomentar la práctica del senderismo en todo este entorno.

Actualmente, ya es muy utilizado tanto por vecinos por su valor educativo ambiental como por visitantes que buscan lugares singulares para poder realizar actividades al aire libre. Y es que, a pesar de su protección, serían compatibles los paseos por rutas e itinerarios habilitados, la espeleología o las salidas para la observación del cielo nocturno. En cuanto a actividades incompatibles, se prohíbe la utilización del fuego, vehículos a motor, la recolección de plantas aromáticas, la práctica cinegética o cualquier otra actividad que genere un deterioro de los valores naturales del entorno.

Cabe recordar que el Ayuntamiento ya solicitó en su día por unanimidad la declaración de la Sierra de Mijas como Parque Natural de Andalucía, debido a los valores geológicos, paisajísticos y medioambientales, que la hacían merecedora de este grado de protección.

Las autoridades municipales resaltan la importancia de que la Junta dé luez verde a la declaración, lo cual permitirá potenciar  su interés como espacio de recreo y de actividades medioambientales, y supondría un atractivo turístico de gran importancia para la economía local, produciéndose una demanda de servicios y actividades como la investigación científica, la protección medioambiental, el turismo y el ocio, relacionados con el medio ambiente y la generación de empleo verde y una industria sostenible.

El resto de espacios naturales que la Junta ha incluido en esta primera tramitación son los siguientes: el Tajo de Ronda; la Cueva del Hundidero (Montejaque); Peñón de Bernal (Vícar, Daias y El Ejido, Almería); Huellas fósiles de Medusas (Constantina, Sevilla); Cueva del Agua de Tíscar (Quesada, Jaén); Encina de la Peana (Serón, Almería); Encina Marchal del Abogado (Serón, Almería); Canales (Padules, Almería); Nacimiento de Riofrío (Loja, Granada), y Encina y Alcornoque de la Dehesa de San Francisco (Santa Olalla del Cala, Huelva).