• Diario Digital | Sábado, 16 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 02:42

EL PROYECTO AFECTA A OTRAS CALLES EN RETAMAR Y EN EL RELOJ

Un nuevo plan de asfaltado beneficiará especialmente a calles en El Lagar y La Alegría

El Ayuntamiento ejecuta las obras para el acondicionamiento de unas 15 vías con entre 20 y 40 años de antigüedad

Calle Moriles, El Lagar
Calle Moriles, El Lagar
Un nuevo plan de asfaltado beneficiará especialmente a calles en El Lagar y La Alegría

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado las obras de un nuevo plan de asfaltado que afectará a varias zonas del casco urbano, principalmente en el entorno de El Lagar y La Alegría, pero también en Retamar, El Reloj y otras calles colindantes a la casa consistorial. En total, se actuará en unas 15 vías y la inversión asciende finalmente a 115.000 euros aproximadamente. En todos los casos, los trabajos consisten en el rebacheo de aquellas partes más degradadas para recuperar la uniformidad del piso, la reposición del firme con capa de rodadura de aglomerado asfáltico en caliente y la recolocación de las tapas de arquetas, sumideros y pozos de registro a su nuevo nivel, de forma que se facilitará el tráfico y se atenuará el ruido del paso de los vehículos. Finalmente, se repondrá la señalización horizontal con la pintura de las correspondientes líneas.

Las primeras tareas de asfaltado se están desarrollando en El Lagar, donde se ha previsto intervenir en ocho calles: Moriles, Alto Turia, Moscatel, Montilla, Ribeiro, Jérez, Oloroso y Chiclana. La urbanización cuenta con más de 40 años, una antigüedad que, unida a la pendiente de estas vías y a las zanjas que se han abierto y tapado, ha dado lugar socavones y fisuras que han hecho necesaria una nueva capa superficial de aglomerado asfáltico.

En La Alegría las calles en las que se va a intervenir son: Cánovas del Castillo, Menéndez Pidal, Severo Ochoa, Juan Ramón Jiménez, Echegaray, José María Pemán y Martelo Séneca. Se trata de una zona de ensanche del núcleo poblacional de Alhaurín de la Torre que colinda con el centro, y cuya urbanización inicial se remonta a unos 40 años. Aunque desde entonces su base de hormigón es firme y estable, necesita de un tratamiento uniforme que regularice los baches existentes en algunos puntos de la calzada especialmente deteriorados. Aunque el asfaltado no se ha comenzado todavía, ya están en marcha los trabajos preliminares, lo que ha obligado a restringir el tráfico y aparcamientos en la zona.

Cerca de allí, se actuará también en las vías que circundan el Ayuntamiento: Punto Industrial y Caldera. Son vías que se ejecutaron hace más de 20 años y que registran un intenso tráfico. A lo largo de este tiempo también han sido objeto de zanjas y pozos para intervenciones puntuales e instalaciones subterráneas, por lo que su superficie es irregular y precisa de una nueva capa de rodadura.

Por otra parte, también se ha asfaltado un tramo de la calle Fragata (Retamar) y su cruce con la calle Catamarán, un segmento donde se habían llevado a cabo también obras de mejora de la infraestructura hídrica por parte de Aqualauro, por lo que presentaba cierto deterioro. Igualmente, el plan mejorará el firme de la calle Alhambra, en la urbanización El Reloj, en unos 200 metros de longitud.