• Diario Digital | Lunes, 20 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 14:41

TAMBIÉN SE HAN MEJORADO LOS VESTUARIOS DEL RECINTO

La piscina cubierta y el 'spa' municipal estrenan nuevo sistema de cloración salina

La medida implica importantes ventajas desde el punto de vista medioambiental y económico, con un ahorro energético y en productos químicos, además de prevenir alergias y problemas de piel

Piscina y SPA, El Limón
Piscina y SPA, El Limón
La piscina cubierta y el 'spa' municipal estrenan nuevo sistema de cloración salina

Para la Campaña de Natación 2017/2018 el Área de Deportes del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha llevado a cabo varias intervenciones en la Piscina Cubierta Municipal, de cara a poder ofrecer a los usuarios unas instalaciones modernas y en buen estado. Como gran novedad se presenta la sustitución de la cloración química actual por un novedoso sistema de cloración salina. Esta una demanda habitual de algunos usuarios, conscientes de los beneficios de este tipo de cloración frente a la convencional.

Tras meses de planificación se ha llevado a cabo la instalación de este nuevo sistema. Se han instalados tres equipos, para que este proceso sea posible en las instalaciones acuáticas, tanto en el vaso grande, vaso pequeño y 'Spa' del Centro Acuático Municipal. Este cambio ya se había realizado practicamente en la totalidad de las piscinas exteriores adaptándose así a la normativa vigente. La reforma se demoró un poco para hacerla coincidir con el parón de uso de la piscina cubierta durante verano, que tiene lugar en los meses de julio y agosto. Y es que ha sido necesario vaciar la piscina para adaptar la maquinaria necesaria para la cloración e instalar unas válvulas que permiten manipular la máquina sin necesidad de vaciar el vaso.

Son muchos los beneficios que ofrece la cloración salina: por ejemplo menos sensación de cloro en el ambiente y menos cloro residual en el agua. Se trata de un sistema menos agresivo; algunas personas con alergias o problemas de piel podrán usar las instalaciones, además de causar menos irritación en los ojos. En el aspecto económico también se refleja en un importante ahorro en el uso de productos químicos (hasta el 90%) y el consumo eléctrico. Además proporciona más sostenibilidad y durabilidad, puesto que es menos dañino para el medio ambiente y tiene una vida natural más larga.

Cabe destacar que el nuevo sistema va a estar complementado por la cloración química, que intervendrá solo en momentos de mucho uso y demanda de las instalaciones. Durante estos picos de uso, cuando la cloración salina no pueda mantener los ratios adecuados, actuará el sistema antiguo, asegurando así que todos los niveles estén en las cifras idóneas.

También se ha intervenido en el acumulador de agua caliente. Se ha sustituido el antiguo con capacidad para 5.000 litros, que estaba deteriorado por el uso, por dos acumuladores con capacidad para 2.500 cada uno. En los vestuarios también se ha realizado pequeñas intervenciones, cambiando el suelo de plaquetas antideslizantes, que causaba problemas a los hora de limpiarlo, por un sistema sintético y sellado, y las puertas de madera por otras de aluminio que resisten mejor la humedad y el uso.

De esta forma la instalación se encuentra completamente adaptada a la normativa.  El concejal de Juventud y Deportes Prudencia J. Ruiz, ha declarado: “Con más de 2000 usuarios, el centro acuático es una de las joyas de la corona de nuestra instalaciones deportivas. Para nosotros es importante ofrecer unas instalaciones modernas y de calidad, y seguimos trabajando en mejorarlas poco a poco escuchando las sugerencias y demandas de los usuarios”.