• Diario Digital | Jueves, 24 de Mayo de 2018
  • Actualizado 02:07

SE INVESTIGA SI LA FIRMA APARECE EN MÁS EDIFICIOS O PAREDES

La Policía Local sorprende a dos jóvenes que realizaban pintadas en la urbanización Capellanía

Los agentes requisan el material, aerosoles y rotuladores con los que hacían los graffiti, tras reconocer su autoría

La Policía Local sorprende a dos jóvenes que realizaban pintadas
La Policía Local sorprende a dos jóvenes que realizaban pintadas
La Policía Local sorprende a dos jóvenes que realizaban pintadas en la urbanización Capellanía

La Policía Local de Alhaurín de la Torre ha sorprendido a dos jóvenes de 18 años cuando realizaban pintadas en una caseta eléctrica de la urbanización La Capellanía. A los individuos, que reconocieron la autoría de los hechos, se les requisó numeroso material, compuesto por un total de 15 aerosoles y una caja de rotuladores, con el que presuntamente hacían los graffiti, así como tres mochilas. Los agentes investigan si los jóvenes son responsables de otras pintadas que puedan detectarse en otros edificios o paredes de la localidad, para lo cual la Concejalía de Seguridad Ciudadana solicita la colaboración vecinal, por si alguien reconoce la firma y estilo que figura en la fotografía que acompaña esta información.

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado 18 de enero, mientras los agentes patrullaban por la avenida Mauricio Ravel, alertados por la supuesta existencia de una pareja de okupas. De pronto, en la confluencia de esta arteria con la calle Isaac Albéniz, concretamente en la esquina donde se ubica una caseta de transformador eléctrico, observaron a los dos jóvenes que se disponían a abandonar el lugar tras advertir la presencia policial, por lo que se procede a su identificación.

Junto a la caseta, los agentes observan las mochilas que los sujetos habían soltado y en cuyo interior se encontraban los botes de spray y los rotuladores y constataron la existencia de los graffiti realizados por ese procedimiento y que ellos mismos admitieron.

Los jóvenes fueron identificados como P. J. V., residente en Alhaurín de la Torre, y A. R. M., de Málaga capital, ambos de 18 años y próximos a cumplir los 19. Se da la circunstancia de que el primero de ellos podría ser reincidente, de ahí que se esté investigando para confirmar si es autor de otras pintadas similares -firma o contenido-, por lo que los hechos pasarían de infracción administrativa a penal -de delito leve de daños a delito de daños, según el Código Penal- y cambiarían el régimen sancionador y el procedimiento a seguir.