• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 01:17

LAS PERSONAS INTERESADAS EN PARTICIPAR TODAVÍA PUEDEN INSCRIBIRSE EN LA INICIATIVA

El nuevo programa para esterilizar y desparasitar colonias felinas suma una decena de voluntarios

El Área de Medio Ambiente organiza una reunión con los colaboradores para empezar a aplicar el llamado Protocolo CES en el Barrio Viejo este mismo mes

El nuevo programa para esterilizar y desparasitar colonias felinas suma una decena de voluntarios

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre tiene previsto iniciar este mismo mes la aplicación del llamado Protocolo CES (Captura-Esterilización-Suelta) para mejorar el control y la salubridad de las colonias de gatos en el municipio. Para ello, el Área de Medio Ambiente que dirige Marina Bravo ha organizado esta mañana una reunión en el Centro Cultural con los voluntarios que se han inscrito en la iniciativa, junto con la ONG Patitas en Acción, que también colabora en el proyecto, y la clínica veterinaria Hospital Animal Salud.

Por el momento, se han apuntado aproximadamente una decena de voluntarios, pero el plazo de inscripciones sigue abierto. Quienes estén interesados pueden hacerlo en las mismas oficinas del Ayuntamiento (planta baja) o a través del correo electrónico y el teléfono 952417154. La aplicación de este protocolo como prueba piloto es fruto del acuerdo plenario aprobado por la Corporación Municipal.

En principio, se quiere empezar por el Barrio Viejo, donde existe una colonia de gatos callejeros, sobre todo en el entorno de la antigua Casa del Conde. El procedimiento consiste fundamentalmente en la recogida de los animales y su traslado a un centro veterinario colaborador, donde se procederá a su esterilización y desparasitación. El Ayuntamiento corre con los gastos clínicos de este tratamiento a través de una partida habilitada para ello en los Presupuestos Municipales de 2018.

Si, tras la esterilización, alguna persona en vez de soltarlo quiere quedarse con el animal, será ella la que deba financiar el coste de la implantación del chip e inscripción obligatoria en los registros veterinarios. Se trata de protolcolo similar al que funciona con éxito en otras ciudades del mundo, aunque son pocos los municipios de Málaga y Andalucía donde está consolidado. Entre las pautas que se dan a los voluntarios están cómo proceder a la captura y traslado con el menor estrés posible para el animal.