El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | sábado, 07 de diciembre de 2019
  • Actualizado 05:19

Adelante Alh. De la Torre muestra su apoyo al sector del taxi frente a la amenaza de las multinacionales de los VTC

Parada de taxis
Parada de taxis
Adelante Alh. De la Torre muestra su apoyo al sector del taxi frente a la amenaza de las multinacionales de los VTC
El Grupo Municipal de AAT, defenderá en el próximo pleno una moción instando al gobierno de la JA a implantar medidas reguladoras que impongan la obligación de precontratación del Conductor (VTC) con una antelación mínima de 15 minuto; propone también solicitar a la JA que deje sin efecto el proyecto de creación de estaciones para los vehículos VTC en los perímetros de Málaga y que nuestro Ayuntamiento rechace las posibles solicitudes de concesión de nuevas licencias de VTC en nuestro municipio.
 
En los últimos años han sido numerosas las movilizaciones del sector del taxi reclamando una regulación justa que les proteja, en su condición de servicio público, frente a la competencia desleal de los VTC, en especial de las multinacionales con estrategias agresivas de implantación y prácticas de precariedad y abusos laborales como Uber y Cabify. Sin ir más lejos, en este mes de noviembre los profesionales del taxi han vuelto a protagonizar diversas protestas en nuestra ciudad para reclamar al gobierno de la Junta de Andalucía que actúe con eficacia para limitar la actividad de estas operadoras internacionales.
 
La principal demanda del colectivo de taxistas, y que respaldamos desde Adelante Alharuin de la Torre, es que se limite la actividad de estos vehículos imponiéndoles la obligación de precontratación de sus servicios con una antelación mínima de 15 minutos.
 
Se trata de una reivindicación muy concreta y justa que ya han aprobado otras comunidades autónomas del estado español como Cataluña, País Vasco, Aragón, Baleares o la Comunidad Valenciana, pero que el gobierno andaluz, conformado por el Partido Popular, Ciudadanos y el apoyo externo de Vox se niega a adoptar.
 
Un simple vistazo a las cifras en Málaga deja clara la dimensión de este problema y la urgencia de una actuación decidida desde el gobierno autonómico. Y es que Málaga es la tercera ciudad española con más licencias de vehículos de alquiler con conductor, con un total de 1.488, un número abismalmente superior al de otras capitales andaluzas como Sevilla, por ejemplo, que solo cuenta con 233 permisos. A la vez, Málaga es la provincia española con mayor competencia entre ambos sectores, con la existencia de un VTC por cada 1,7 taxis.
 
Esta situación se ve agravada por la inactividad del gobierno de la Junta de Andalucía en relación a la regulación de las VTC, es más, la Dirección General de Movilidad ha mostrado en diversas ocasiones su criterio contrario a fijar un intervalo temporal obligatorio para las precontrataciones, tal y como reclama el sector del taxi.
 
Lo que sí ha fijado la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, también en contra del sector, es la creación de estaciones para las VTC en los perímetros de la ciudad. Con esta medida habilitan a estos vehículos privados a que puedan permanecer durante todo el tiempo en el que no estén prestando servicios y mientras esperan a que les salte una carrera desde la aplicación telemática con la que operan en un emplazamiento distinto a su base. 
 
Es lógico que esta iniciativa también choque con los taxistas, más aún cuando el gobierno de la Junta ha seleccionado zonas estratégicas muy bien conectadas con los principales centros de demanda de la movilidad de la ciudad que favorecen en gran medida la actividad de las VTC de los operadores de Uber y Cabify, y agravan aún más la situación de indefensión del sector del taxi.
 
Nuestro Grupo Municipal de Alhaurín de la Torre (IU, Podemos e Independientes) apoya firmemente las reivindicaciones del sector del Taxi frente a las multinacionales de los VTC, por ello, defenderemos en el próximo pleno tres acuerdos muy importantes y esenciales para el buen funcionamiento de dicho sector; esperamos el apoyo del resto de grupo políticos.