• Diario Digital | Viernes, 20 de Octubre de 2017
  • Actualizado 21:53

ES 35 VECES MAS PEQUEÑO QUE EL DE MIJAS Y COSTARÁ EL DOBLE

El Alcalde de Alhaurín inaugura el parque canino mas pequeño (y caro) de España a espaldas de los colectivos animalistas

El alcalde de Alhaurín inaugura el parque canino con importantes deficiencias de diseño a espaldas de los colectivos y asociaciones animalistas que demandaban su construcción

Parque canino
Parque canino
El Alcalde de Alhaurín inaugura el parque canino mas pequeño (y caro) de España a espaldas de los colectivos animalistas

"Inauguración sin perros ni colectivos de una instalación insuficiente y mal diseñada". Asi califica el concejal de Alhaurin Despierta, Juan Manuel Mancebo, la apertura del primer parque canino de Alhaurín de la Torre, que según los futuros usuarios y asociaciones no reúne los requisitos mínimos que demandaban. En efecto el Alcalde de Alhaurín  Joaquin Villanova, ha inaugurado hoy una de las instalaciones mas reclamadas por la candidatura ciudadana y los propios los vecinos y colectivos en defensa de los animales del municipio, que llegaron a manifestarse y recoger miles de firmas para solicitarla.

Sin embargo, desde el anuncio de su construcción, estos mismos colectivos y el propio concejal han trasladado al consistorio sus quejas y malestar por el propio diseño y ubicación del parque, que pasa por ser uno de los mas pequeños del territorio con solo 750 m2, y sin embargo ha costado mas del doble que otros como los de Mijas o Marbella, con una superficie hasta 35 veces mayor. "Tanto en el pleno, como en las redes sociales y en distintas reuniones se ha advertido del mal diseño y falta de espacio del parque, que por ejemplo, no cuenta con accesos ni zonas diferenciadas para perros de distinto tamaño, y ocupa parte de su superficie con mobiliario urbano y una jardinera de tierra y flores accesible por los animales, que  se deteriorará en cuanto se ponga en uso" advierte Marta Fernandez de la asociación Ciriana.

Mancebo por su parte explica que pidieron participar en el diseño y que se reconsiderara la ubicación,  que se ha planteado junto a un parque infantil y el centro de salud, ya que esta "limita el espacio y afectará al parque anexo, donde, por ejemplo, vierten los rebosaderos de agua del parque canino". Mancebo añade que "el elevado coste se debe a los elementos ornamentales y a la instalación de elementos de agility que paradojicamente, en un espacio tan reducido hacen inviable el principal uso del parque, ya que no dejan espacio para que los animales y sus acompañantes puedan pasear".

"Lo ridiculo de sus dimensiones, los fallos en su diseño, las propias normas de uso, que prohiben la entrada a niños pequeños y la previsible restricción de horarios como en el resto de los parques de Alhaurín, hacen que esta no sea la instalación que necesita Alhaurín de la Torre para poder compartir un espacio entre personas y animales, y son un reflejo de lo que pasa cuando se gobierna a espaldas de la población, derrochando fondos públicos".

Historia de un despropósito

Tras la multitudinaria manifestación con mascotas en marzo de 2016 organizada por la candidatura ciudadana Alhaurín Despierta (Electores-EQUO) y mas de diez colectivos de defensa animal de la provincia reclamando espacios de uso compartido para personas y animales en Alhaurín de la Torre y la entrega de miles de firmas, el Alcalde Villanova (PP) anunció en los medios la construcción del primer parque canino en el muncipio. Desde ese momento particulares, colectivos y los propios concejales de Alhaurín Despierta solicitaron conocer los datos del proyecto y participar en su diseño para garantizar que la instalación respondiera a la demanda de los interesados.

A primeros de año, el Ayuntamiento anunció la ubicación del parque canino junto al centro de Salud y anexo a un parque infantil, comenzando las obras y los comentarios y críticas en redes sociales. Los concejales de Alhaurín Despierta solicitaron por registro ver el proyecto, aludiendo a su derecho de información como miembros de la corporación, comprobando que las sospechas suscitadas y dudas eran fundadas.

El proyecto se desarrolla en una superficie de 750 m2, y aunque consta de distintos aparatos para el ejercicio de los animales y una zona apergolada, no tiene las dimensiones mínimas ni incorpora elementos esenciales de un parque canino como separación de espacios por tamaños.

De hecho si se compara con los proyectos de dos municipios cercanos, Mijas o Marbella, las cifras tanto de superficie como de inversión reflejan lo denunciado: Mientras que en Mijas solo uno de los parques caninos tiene una dimensión de 25.000 m2 y uno de los de Marbella 12.000 m2, el que se está construyendo junto a un parque infantil y el centro de salud de Alhaurín solo tiene una superficie de 750 m2. Sin embargo el coste que para las arcas municipales supondrá la instalación será de mas de 52.000 € para los alhaurinos, frente a los 30 mil o 58 mil que cuestan los de Mijas y Marbella respectivamente, con una superficie hasta 35 veces mayor.