• Diario Digital | Lunes, 22 de Octubre de 2018
  • Actualizado 14:34

Alhaurín Despierta presenta alegaciones a los presupuestos de 2018

J.M. Mancebo y Estela Martín
J.M. Mancebo y Estela Martín
Alhaurín Despierta presenta alegaciones a los presupuestos de 2018

Reclaman partidas para el arreglo del Puente de San Joaquín, la eliminación de la tasa de carruaje y de las partidas destinadas a embellecimiento de rotondas y estudios para la Ciudad Aeroportuaria. El presupuesto municipal para 2018 se fijará en 43.610.000 Euros, contando el Ayuntamiento entre los ingresos previstos con los derivados de la “tasa de carruaje” ( 373.825 €) y nuevos prestamos por valor de casi 3 millones de Euros.

La candidatura ciudadana Alhaurín Despierta ( Electores-EQUO), que cuenta con dos concejales en el Ayuntamiento, ha presentado alegaciones a la propuesta de Presupuesto del equipo de gobierno (PP) de Alhaurín de la Torre para 2018, que no ha sido facilitada en formato editable y abierto, por expreso deseo del sr Alcalde, que llegó a manifestar en las comisiones y durante el último pleno, que ” no le gusta que otros toquen su presupuesto“, lo que avanza, según JM Mancebo, concejal y coportavoz de Alhaurín Despierta en el Ayuntamiento, “el rechazo por parte del PP de todas las propuestas de enmienda y mejora por parte de la oposición , como lleva años ocurriendo”.

Aun así, y siendo conscientes de que casi un tercio de las partidas consignadas son posteriormente modificadas durante la legislatura, ( en este año ya llevamos 59 modificaciones presupuestarias), hemos presentado unos presupuestos alternativos, atendiendo a demandas concretas de los vecinos, con nuevas propuestas de inversión y reducción de gastos superfluos e innecesarios”. explica Mancebo.

 Arreglo del Puente de San Joaquín, Plan municipal de rehabilitación energética y de eliminación de barreras arquitectónicas, Planta de compostaje, traslado del recinto ferial y mejora y mantenimiento de la Escuela de Adultos entre las propuestas de inversión planteadas.

La propuesta económica de Alhaurín Despierta para 2018 incluye inversiones en actuaciones e infraestructuras reclamadas por la ciudadanía e incluidas en su mayoría en su programa electoral. Destacan la reclamación de fondos para el arreglo por parte del Ayuntamiento del Puente de San Joaquín fuera de servicio desde el pasado año , al considerarla una obra urgente e imprescindible para garantizar la seguridad y la comunicación de las barriadas afectadas. Igualmente se reclaman partidas para la puesta en marcha de sendos planes de Rehabilitación energética y eliminación de barreras arquitectónicas en los edificios municipales, el traslado del recinto Ferial, la creación de una planta de compostaje y la mejora y mantenimiento de la Escuela de Adultos del municipio.

Alhaurín Despierta propone también en sus alegaciones la eliminación de la conocida “tasa de carruaje”, justificando que esta partida no corresponde a ningún servicio real y aumenta la carga impositiva de los ciudadanos, así como los 105.000 € previstos para “embellecimiento de rotondas”, los 25000 € previstos para “estudios técnicos de la Ciudad Aeroportuaria” y otros 165000 para modificaciones en los “edificios inteligentes” recientemente construidos.

Presupuestos y subvenciones sin participación ciudadana ni política.

El documento que fijará los presupuestos municipales del próximo año, está actualmente en fase de exposición pública y será debatido ( y aprobado) en el próximo pleno, gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular en el Ayuntamiento, previsiblemente sin incluir las propuestas de la oposición ni haber puesto en marcha los prometidos y aprobados mecanismos de Participación Ciudadana. Alhaurín Despierta ha reclamado sin éxito durante la legislatura la puesta en marcha de los Presupuestos Participativos, y un plazo y procedimiento para que los propios concejales de la oposición puedan realizar propuestas al presupuesto. 

También se incluyen entre las alegaciones el rechazo al sistema de otorgamiento de las subvenciones municipales ” a dedo”, transformando el actual procedimiento de asignación directa en los presupuestos en una partida presupuestaría para organizar un mecanismo transparente y abierto para que los interesados puedan conocer los requisitos y solicitar las subvenciones justificando convenientemente los proyectos concretos.