• Diario Digital | Lunes, 21 de Agosto de 2017
  • Actualizado 14:01

IU en contra de la eliminación del registro civil en los municipios

Javier Caravias y Tania Sánchez, IU. Foto: A. Doctor / El Ágora
Javier Caravias y Tania Sánchez, IU. Foto: A. Doctor / El Ágora
IU en contra de la eliminación del registro civil en los municipios

Mañana en sesión Plenaria mediante una moción, defenderemos el valor del registro civil como instrumento básico y esencial que presta un servicio directo a sus vecinos, solicitaremos una prórroga de la ley 20/2011 y mostraremos nuestro más profundo rechazo al cierre de los registro civiles de manera indiscriminada, sin criterio y sin generación de valor en relación a la calidad del servicio prestado a la ciudadanía.

El Ministerio de Justicia lleva tiempo planteando una reforma integral de los Registros Civiles. La ley 20/2011 es la que regula esta reforma y en la misma solo se mantendria una ofician del Registro Civil en cada CCAA y, como máximo, otra más por cada 500.000 habitantes. Mientras que en la actualidad se cuenta con 800 oficinas de Registros Civiles en toda Andalucía.

Hasta ahora y desde hace 150 años, todos los trámites que se realizan ante cualquier Registro Civil son totalmente cercanos a la ciudadanía y realizados por personal funcionario al servicios de la Administración de Justicia o personal idóneo de los ayuntamientos. Con la materialización de este proyecto de reforma de la distribución los Registro Civiles desaparecerían en la mayoría de las medianas y pequeñas poblaciones.

Con el traslado de dichos registro a las capitales se está obligando a los vecinos de las localidades más pequeñas, a cubrir decenas de km para ejercer su derecho , pagando los honorarios correspondientes, a gestarías o despachos profesionales, a demás de suponer un deterioro en la dinámica social y económica de los medianos y pequeños núcleos de la de población.

Es comprensible, por tanto que nuestro Grupo Municipal se oponga a semejante pretensión, que tendría como consecuencia un grave deterioro del servicio público, eliminando recursos y suprimiendo empleo.