• Diario Digital | Domingo, 22 de Abril de 2018
  • Actualizado 04:56

IU insiste en la necesidad de implantar los presupuestos participativos, cumpliendo el compromiso aprobado por unanimidad de toda la corporación municipal

Javier Caravias, Tania Sánchez (IU)
Javier Caravias, Tania Sánchez (IU)
IU insiste en la necesidad de implantar los presupuestos participativos, cumpliendo el compromiso aprobado por unanimidad de toda la corporación municipal

El grupo municipal de IU de Alhaurín de la Torre presentó una moción proponiendo la implantación de los Presupuestos Participativos de manera paulatina en nuestro municipio, que fue aprobada por unanimidad de toda la corporación en pleno ordinario del 13 de noviembre de 2015, en la que el propio equipo de gobierno del PP se comprometió a implantarlo a partir de estos presupuestos de 2017, ya que se alegó que era imposible poder comenzar en 2016.

Pasada la primera mitad del año 2016 sin que se hubiese comenzado la redacción de un borrador del Reglamento de los Presupuestos Participativos, y tras promesas incumplidas una y otra vez por parte del gobierno, volvimos a presentar por registro municipal, con fecha del 9 de septiembre de 2016, nuestra propuesta bajo el epígrafe: “Nuestro Grupo Municipal presenta a sesión plenaria el siguiente Borrador del Reglamento de los Presupuestos Participativos para su estudio y debate de todos los grupos políticos, afianzando así el compromiso por parte del equipo de gobierno a agilizar el inicio del expediente para la instauración de estos presupuestos el próximo año 2017, tal y como se acordó por unanimidad en el pleno de noviembre de 2015”. De nuevo, la callada por respuesta.

Llegamos a la presentación y posterior aprobación de los Presupuestos Municipales del 2017 sin absolutamente reseña alguna, ni siquiera de alguna partida para el comienzo de la elaboración de los Presupuestos Participativos comprometidos. Mostramos ya hace un año nuestra indignación al sentirnos estafados por un equipo de gobierno que ha incumplido un compromiso dado ante la ciudadanía alhaurina.

Y nos encontramos de nuevo con esta propuesta de Presupuesto Municipales para el 2018, en la que una vez más brilla por su ausencia referencia alguna a los presupuestos participativos, ni nada que se le parezca.  Así queda demostrado fehacientemente que este equipo de gobierno del Partido Popular no cree en absoluto en los presupuestos participativos y que nunca ha tenido ni tiene la voluntad política real de apostar claramente por la cogestión pública ciudadana, que propugna como principio básico la Democracia Directa para la planificación comunitaria de parte de los recursos públicos municipales, y que tiene como objetivo principal generar un espacio de interacción, de debate y decisión, entre la ciudadanía, los representantes políticos y el personal técnico municipal.

Desde este Grupo Municipal de IU tenemos claro ya a estas alturas de legislatura que no podemos confiar en este equipo de gobierno, que no le otorgamos credibilidad alguna al gobierno del Sr. Villanova, y que el objetivo de que se puedan llevar a cabo por fin los Presupuestos Participativos sólo se podrá hacer realidad cuando la ciudadanía de Alhaurín de la Torre decida otorgar su confianza de forma mayoritaria en unas próximas elecciones municipales en formaciones políticas como IU, que sí cree firmemente en la necesidad de incorporar la participación ciudadana de forma real y efectiva en la vida política municipal, y que nunca traicionará su compromiso de implantar los Presupuestos Participativos que se merecen los alhaurinos y las alhaurinas.

Desgraciadamente, no es nada nuevo ni extraño tener que desconfiar del grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos por este equipo de gobierno. Cada año podemos comprobar cómo el Sr. Villanova y sus ediles convierten en papel mojado los presupuestos aprobados en cada ejercicio por ellos mismos. Sin ir más lejos, en los presupuestos del 2016 los cambios a modo de modificaciones de crédito supusieron un tercio del total presupuestado al principio; es decir, que se engaña a la ciudadanía alhaurina, al presentársele unos presupuestos aparentemente muy aseados y maquillados, para cambiarlo desde el primer minuto de su aprobación, de la manera más descarada e intencionada, pasando a ser en la realidad unos presupuestos ficticios. Nos parece que es una práctica política falsa y desleal con lo comprometido a la sociedad alhaurina y por tanto una grave irresponsabilidad política.