• Diario Digital | Viernes, 17 de Agosto de 2018
  • Actualizado 18:37

IU: "La ordenanza de la tasa de agua municipal hay que adecuarla a la realidad actual de muchas familias alhaurinas"

Javier Caravias y Tania Sánchez, IU
Javier Caravias y Tania Sánchez, IU
IU: "La ordenanza de la tasa de agua municipal hay que adecuarla a la realidad actual de muchas familias alhaurinas"

Hace varios meses este Grupo Municipal hizo pública la denuncia de varias familias afectadas por los cortes del suministro de agua por recibos impagados, la inmensa mayoría de ellas con dificultades económicas. Tras esta denuncia, solicitamos información detallada sobre los cortes de suministros realizados en las últimas Juntas de Gobierno Local,  donde pudimos observar que la inmensa mayoría de los expedientes de corte de suministro de agua se realizaban en hogares, al igual que tuvimos conocimiento de la voluntad de muchos de las familias afectadas en negociar para poder saldar su deuda.

En todo el proceso, desde que se inicia el expediente hasta que finalmente se procede al corte del suministro o bien se llega a un acuerdo por ambas partes, echamos de menos la intervención de los Servicios Sociales, ya que es evidente que la mayoría de cortes que se realizan en nuestro municipio implican a familias en riesgo de exclusión social o con unos ingresos mínimos, teniendo que elegir en si  hacer frente a unos pagos u a otros. Es fundamental la constancia de un informe de Servicios Sociales antes de hacer efectivo el corte del agua al domicilio o llegar a un acuerdo, pues cada situación familiar es diferente.

Por otro lado, cuando se produce el corte del agua, la persona afectada está obligada, además de al pago del recibo o recibos pendientes, (con los interés de demora correspondientes), al abono de 150 euros en concepto de reenganche. Una operación que supone un gran desembolso para aquellas familias sin recursos y en situación de vulnerabilidad social.

Nuestro Grupo Municipal, quiere recordar al equipo de gobierno del PP, que los cortes del suministro por impago es la medida más restrictiva y desproporcionada, especialmente en supuestos de vulnerabilidad económica como la mayoría de cortes realizados en el municipio y que el ayuntamiento es el que tiene las competencias directas y deben promover las condiciones necesarias para asegurar y proporcionar un abastecimiento de 60 y 100 litros por persona y día como un mínimo vital, en caso de impago justificado. Sin embargo, el equipo de gobierno del PP por dejación u omisión incumple continuamente las directivas del parlamento europeo y el parlamento andaluz a pensar de que, como bien sabemos todos y todas, el agua es un derecho fundamenta.