• Diario Digital | Lunes, 18 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 15:50

DENUNCIAN EXPLOTACIÓN DE NIÑOS EN UNA MINA

Eo Eo regresa esta noche de Senegal después de un mes de labor de cooperación con una colonia infantil

Los voluntarios del colectivo juvenil de Alhaurín de la Torre han desplegado un intenso trabajo en una población que roza los 10.000 habitantes

Minas
Minas
Eo Eo regresa esta noche de Senegal después de un mes de labor de cooperación con una colonia infantil

Los jóvenes de la Asociación Eo Eo de Alhaurín de la Torre tienen prevista su vuelta a España esta noche desde el aeropuerto de Dakar (Senegal), tras haber desplegado un intenso trabajo de más de un mes de duración en la colonia infantil de la ciudad de Kolda y alrededores. Los voluntarios, como es sabido, dedican desde hace unos años su tiempo de vacaciones veraniegas a llevar a cabo proyectos de cooperación internacional. En esa ocasión han decidido volver al país africano a través del proyecto BaoBab, con idea de favorecer a la población de niños y niñas en una región asolada por la guerra civil.

Durante su estancia en distintas aldeas, con epicentro en Kolda, los siete cooperantes han ofrecido una comida y una merienda diarias durante 25 días a la colonia infantil, para un total de 1.500 menores en situación extrema. También han realizado tareas de pintura en la cárcel de niños y han instado a la dirección a que se reparara el techo, para prevenir las humedades. A los pequeños se les ha suministrado formación sobre sexualidad y salud e higiene, a fin de evitar en el futuro el riesgo de enfermedades de transmisión sexual y otros problemas. Ello incluía prestar asistencia sanitaria a los internos y reclusos de todas las edades y ambos sexos.

Su trabajo ha incluido colaboraciones en dispensarios de la zona y en el hospital regional de Kolda, así como animación para personas enfermas, la limpieza y pintura de centros sociales, la adecuación de un colegio infantil en Kédougou, el arreglo de sus cuartos de baño, etcétera. Tampoco han olvidado las actividades de animación infantil en seis barrios muy pobres de esta ciudad, la vacunación en niños y niñas, y otras tareas de cooperación.

Eo Eo calcula haber atendido a una población superior a las 10.000 personas entre Kolda y Kédougou, “y todo ello, con un presupuesto inferior a 3.500 euros”, indican.

En el capítulo de denuncias, los jóvenes han querido destacar que en las minas de oro de Bantako se incumplen los Derechos Humanos en general y los de los niños en particular, y llegan a mencionar que existe “explotación infantil”. Durante una visita a esa planta minera -hay que recordar que la extracción de minerales es una de las principales actividades que sustenta la economía de la región-, la comitiva ha podido comprobar las “pésimas condiciones de seguridad” en que se trabaja. Y es que los jóvenes tenían por objetivo realizar in situ actividades de promoción de la salud en las minas, la seguridad laboral y la defensa de los Derechos Humanos, con idea de basar en esto sus próximos proyectos.

La asociación subraya que menores de 17 años tienen que descender por pozos muy profundos, de más de 80 metros, para extraer piedras que supuestamente contienen el metal precioso, llenando decenas de sacos con la esperanza de obtener algunos gramos de oro, y todo por un “mísero salario”, en jornadas de más de 12 horas. Falta de guantes, casco, mascarillas o trajes protectores son algunas de las principales carencias, en un entorno de mucho calor en el que trabajan solo con un martillo. A pesar de todo, los jóvenes exhiben una actitud positiva y alegre frente a una tarea tan penosa.

En las mimas de Kédougou trabajan familias senegalesas y también de otros países cercanos, como Malí, Guinea-Bissau, Togo y Burkina Faso.

Como se recordará, este viaje que concluye hoy ha sido posible gracias a la solidaridad de los alhaurinos, tanto particulares como empresas y asociaciones, que realizaron sus aportaciones a través de varios eventos benéficos durante los últimos meses. El alcalde, Joaquín Villanova, ha vuelto a alabar la encomiable labor que realiza Eo Eo, además de mostrarse impresionado por la solidaridad de los jóvenes alhaurinos y dispuestos a ayudar allí donde se les necesita, ya por cuarta vez consecutiva en los últimos años y con carácter internacional.