• Diario Digital | Lunes, 20 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 14:33

LA JUNTA DE PATRONOS HA RATIFICADO EL ACUERDO

La Fundación Las Canteras alcanza otro acuerdo de pago con Cementos Portland Valderrivas

  • La antigua Aripresa es la quinta empresa que se compromete a abonar las cantidades pendientes por incumplir el Acuerdo Marco de 2006
  • Su deuda, que ascendía a 150.000 euros, será saldada por plazos en 24 meses
Reunión junta
Reunión junta
La Fundación Las Canteras alcanza otro acuerdo de pago con Cementos Portland Valderrivas

La Junta General de Patronos de la Fundación Social y Medioambiental Las Canteras de Alhaurín de la Torre ha ratificado este miércoles, 10 de mayo, el acuerdo rubricado días atrás entre la entidad y la empresa Cementos Portland Valderrivas (antigua Aripresa) por el que esta sociedad se compromete a abonar la deuda contraída de 150.000 euros por los impagos de sus obligaciones según el Acuerdo Marco que firmó en 2006, que establecía que las compañías con actividad en la Sierra tenían que aportar 900.000 euros anuales a la Fundación durante los siete años de vigencia del Plan Especial de Restauración de las Canteras para costear actuaciones en materia medioambiental, de formación, de fomento del deporte o de apoyo a las asociaciones y colectivos sociales del municipio.

Se trata de la quinta empresa que llega a un acuerdo de pago con la Fundación que preside Joaquín Villanova, después de los que se firmaron en su día con Aripisa, Compañía General de Canteras, Áridos y Reforestaciones (del grupo Sando) y Pinos de Alhaurín. La deuda se corresponde con las aportaciones impagadas desde el segundo cuatrimestre de 2013, motivo por el cual la Fundación presentó el pasado mes de enero una demanda judicial contra Cementos Portland Valderrivas, Aripisa y Áridos Alhaurín de la Torre. Con las dos primeras, al haberse alcanzado un acuerdo, se ha desistido finalmente de la vía judicial, con el compromiso por parte de ambas empresas de abonar las costas correspondientes del proceso presentado por el despacho del letrado Francisco Contreras. Cementos Valderrivas abonará los 150.000 euros de forma aplazada en 24 mensualidades desde mayo de este año y hasta abril de 2019.

A principios de este año la Audiencia Provincial confirmaba la sentencia de septiembre de 2015 del Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Málaga, resultado de una primera demanda presentada por la Fundación por la deuda acumulada por las empresas hasta el primer cuatrimestre de 2013. En la sentencia se condenaba a Áridos y Premezclados (Aripresa) a abonar 30.000 euros; a Áridos El Pinar (Aripisa) 218.400 euros; a Compañía General de Canteras 261.120 euros; a Áridos y Reforestaciones 648.800 euros; y a Áridos Alhaurín de la Torre 207.690,11 euros.
 
Desde esa sentencia, la Fundación entabló negociaciones con las empresas condenadas para establecer unos planes de pagos que contemplaran el abono no solo del periodo al que hacía referencia la condena, sino también de la deuda pendiente fuera de ese plazo (a partir del segundo cuatrimestre de 2013). Fruto de esas conversaciones, se alcanzaron acuerdos con Compañía General de Canteras y Áridos y Reforestaciones (Sando) para que liquidaran sus respectivas deudas, a los que se sumaron después (una vez presentada la demanda) Aripisa y Portland Valderrivas.
 
Tanto el presidente, Joaquín Villanova, como el gerente, Luis Bravo,  destacan que las decisiones de los tribunales y los convenios firmados con las propias empresas “son la demostración del reconocimiento de la deuda con la Fundación y con el pueblo de Alhaurín de la Torre”, que merecía ser compensado después de tantos años de explotación de la Sierra por parte de las canteras. Por ello, esperan una resolución favorable para la última de la deuda que queda por saldar, la correspondiente a la empresa Áridos Alhaurín de la Torre.  
 
Áridos Alhaurín de la Torre fue condenada a abonar 207.690,11 más intereses por sus impagos hasta el primer cuatrimestre de 2013. Pese a la sentencia, la compañía no ha abonado ninguna cantidad, por lo que se tramitó el correspondiente embargo de sus propiedades. Esta empresa debe todavía 96.600 euros correspondientes al periodo desde el segundo cuatrimestre de ese año, una cantidad que ha sido demanda vía judicial por la Fundación, que espera un juicio rápido y una sentencia favorable dados los antecedentes.