• Diario Digital | Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 07:21

Multitudinaria recepción de Mireya Bravo en la plaza de España

Multitudinaria recepción de Mireya Bravo en la plaza de España

Con tan solo 20 años, Mireya Bravo ha llevado por bandera el nombre de Alhaurín de la Torre en su paso por Operación Triunfo 2017. Sin embargo, tras ser nominada por segunda vez, se convirtió el pasado lunes en la sexta expulsada de esta edición. La primera vez logró salvarse con un 63% de los votos, pero en la séptima gala del concurso y con la interpretación "Ni un paso atrás" de Malú no logró el suficiente apoyo del público.

La joven de voz flamenca inspirada en artistas de la talla de Pastora Soler, Niña Pastori y Malú ha aprovechado cada momento en la Academia de TVE y su constancia y trabajo han sido valorados por el jurado antes de su salida.

Hasta el ecuador del 'talent show', los vecinos de Alhaurín de la Torre han podido disfrutar de su arte a través de la pantalla y ahora Mireya ya se encuentra en casa.

En la tarde de ayer, el municipio se volcó con su llegada y le han dado un cálido recibimiento. Arropada por familiares, amigos y numerosos fans, Mireya ha atendido a todas las muestras de cariño, se ha tomado fotos con sus seguidores, e incluso, ha recogido regalos en medio de ovaciones y pancartas, así como firmó numerosos autógrafos.

La alhaurina se ha mostrado emocionada, contenta y agradecida por la oportunidad de aprender y progresar dentro de OT, pero como asegura este solo es un paso más en la lucha por su sueño.

El concejal de Juventud, Deportes y Comunicación, Prudencio Ruiz, estuvo en el recibimiento a la artista.