• Diario Digital | Viernes, 20 de Julio de 2018
  • Actualizado 19:56

LA PRIMERA CITA, EL 8 DE JULIO, PONE EN ESCENA 'LA VIDA ES SUEÑO'

Alhaurín de la Torre redobla su apuesta por el teatro con unas jornadas dedicadas al Siglo de Oro

Cuatro comedias de Calderón de la Barca, Shakespeare, Rojas Zorrilla y Tirso de Molina conforman el programa de este ciclo

'Mucho Shakespeare', Ciclo de teatro de Noviembre. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo
'Mucho Shakespeare', Ciclo de teatro de Noviembre. Foto: A. Doctor / El Ágora | Archivo
Alhaurín de la Torre redobla su apuesta por el teatro con unas jornadas dedicadas al Siglo de Oro

Alhaurín de la Torre tiene otra cita con el teatro de calidad los domingos del mes de julio en El Portón, donde se representarán obras clásicas adaptadas para todos los públicos. Son un total de cuatro funciones de algunos de los mejores autores de la historia de las artes escénicas las que conforman estas I Jornadas de Teatro de Comedias del Siglo de Oro, que organiza la compañía Deucalión con la colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento.

Es la primera vez que se organiza en el municipio un ciclo dedicado a esta época dorada del género, en el que se pondrán en escena obras bien conocidas de Calderón de la Barca, William Shakespeare, Tirso de Molina y Francisco de Rojas Zorrilla. La concejala de Cultura, Marina Bravo, señala que se trata de una “oferta diferente y agradable” para las noches de los domingos, pensada para los aficionados al teatro y cualquier persona dispuesta a disfrutar de grandes historias que llevan siglos representándose en escenarios de todo el mundo.

Todas las funciones son a las 21,30 horas y el precio de la entrada (no numeradas) es de 5 euros. Pueden adquirirse en horario de oficina en El Portón y el mismo día de la representación en taquilla. Las jornadas se inician este mismo domingo, 8 de julio, con la escenificación de 'La vida es sueño', el clásico de Calderón de la Barca considerado una de las grandes obras de la literatura universal. Las siguientes citas son: 'Donde hay agravios no hay celos', de Rojas Zorrilla, el 15 de julio; 'La muy divertida comedia y crudelísima muerte de Píramo y Tisbe', de Shakespeare, el día 22; y 'El burlador de Sevilla', de Tirso de Molina, el 29. En todas ellas, el espectador es parte activa de la trama.

'LA VIDA ES SUEÑO', 8 DE JULIO. 21,30 HORAS

Escrita en el siglo XVII (1936), Calderón de la Barca crea con ella una pieza de gran complejidad y densidad filosófica: un complejo drama sobre el libre albedrío, la fugacidad de la vida y la falsedad de las apariencias. Otra cosa muy distinta será lo que estos actores -una compañía de faranduleros de la época-, que con innumerables carencias pero una nutrida imaginación se encargarán de llevar a escena el drama calderoniano, consigan realizar.

Comienzan los preparativos... todo es confusión... un caos... donde lo metateatral hace su aparición -el teatro dentro del teatro-... y la teatralidad el elemento básico para llevar a cabo tal representación... El espectador tomará parte activa del espectáculo, pues ellos se transforman en aquel público del XVII, a quienes va dirigida de forma directa la representación de la pieza. El resultado final -sin lugar a dudas- es una divertidad e hilarante propuesta de 'La vida es sueño'.

'DONDE HAY AGRAVIOS NO HAY CELOS', 15 DE JULIO. 21,30 HORAS

Conocida también con el título alternativo de 'El amo criado', fue escrita por Francisco de Rojas Zorrilla entre 1635 y 1636 y estrenada al año siguiente. Es, sin dudas, una de las mejores comedias de enredo del Siglo de Oro español por lo ingenioso de su argumento, la sutileza de sus diálogos -llenos de apartes y reflexiones que son confidencias directas al público-; una hábil 'carpintería escénica', una madeja de situaciones en torno al amor, el deseo, la venganza, las diferencias sociales, los engaños, los agravios... En el que hay retratos trocados, prometidas, celos de amor, afrentas la honor, hermanas deshonradas, choque de espadas y muertes a oscuras. Esa es la historia donde, con el hilo conductor de lo hilarante, se saldrá al final de tal laberinto de enredos.

'LA MUY DIVERTIDA COMEDIA Y CRUDELÍSIMA MUERTE DE PÍRAMO Y TISBE', 22 DE JULIO. 21,30 HORAS

Lo que encontramos tras este singular título es una adaptación de la pieza teatral de 'El sueño de una noche de verano' (Shakespeare). Cabe añadir que, aunque esta fuera de lo que se define como Teatro Aúreo, si es coetánea a su periodo temporal y, por ello, hemos querido incluirla dentro de estas jornadas.

Se trata pues de una divertidísima propuesta. Un grupo de artesanos -no actores- reciben el encargo de representar una pieza teatral para la boda del Duque Teseo. En sus preliminares para realizar el encargo descubren que el público, al que va destinada la actuación, se encuentra ya a la espera de la representación. Es a partir de ese momento cuando comienza la verdadera representación del entremés y su desarrollo. En un frenesí, alocado, se van sucediendo las distintas escenas. Equívocos, confusiones y enredos se van alternando a lo largo de la misma, provocando un torrente de carcajadas en el espectador que, desde ese instante, se convertirá en parte activa de la trama.

'EL BURLADOR DE SEVILLA', 29 DE JULIO. 21,30 HORAS

Son ya más de 400 años los que han transcurrido desde el estreno de esta orba de Tirso de Molina en Nápoles (reino que por aquel entonces se encontraba bajo dominio español). Y es allí, con el paso del tiempo, donde emergerá el personaje más universal de nuestro teatro, 'Don Juan Tenorio'. Desde una mirada cargada de humor, nos hemos permitido la licencia de recrear ese estreno en Nápoles de la hasta entonces desconocida comedia 'El burlador de Sevilla', con la intención de que el espectador viaje a través del tiempo desde un lugar -corral de comedias- donde descubran, junto a unos personajes -actores- el modo de llevar a cabo tan singular tarea.

Para ello, se ha acentuado todos aquellos ragos que de teatralidad hubiese en la comedia, creando para tal fin unos personajes ajenos a la propia comedia, que serán los encargados de representarla. Es, en síntesis, un divertido juego teatral, una gran mascarada, donde el espectador, como parte activa del montaje, queda integrado en el propio mecanismo de la pieza.