El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | domingo, 18 de agosto de 2019
  • Actualizado 00:41

DENTRO DE LOS FESTEJOS EN HONOR A LA PATRONA QUE DA NOMBRE A ESTA HISTÓRICA BARRIADA

Intenso fin de semana en Santa Amalia con motivo de sus fiestas populares

Intenso fin de semana en Santa Amalia con motivo de sus fiestas populares

La barriada de Santa Amalia-Las Monjas ha vivido un intenso fin de semana con las celebraciones de sus tradicionales festejos en honor a la patrona que da nombre a este histórico núcleo rural de Alhaurín de la Torre. Las celebraciones comenzaron en la noche del viernes, con la inauguración de la feria, las actuaciones del grupo Dúo Andalucía y la elección de la reina y míster de la barriada. Numerosos vecinos y miembros de la Corporación Municipal, entre ellos, el concejal de Fiestas, Andrés García, acudieron al acto.

Andrés García, acompañado de la edil de Comercio, María del Mar Martínez, de la concejala de Medio Ambiente, Marina Bravo, y del edil de Deportes, Francisco José Sánchez, fueron los encargados de entregarles las bandas a los ganadores que los distinguían como máximos representantes de la belleza en Santa Amalia. En la categoría adulta María Sánchez consiguió el título de reina, y en la categoría infantil, el puesto recayó en Lucía Ortega. Además, este año se incluyó como novedad la elección de un míster en la barriada, que fue Rubén Leal quien consiguió el premio.

Por otro lado, no sólo las reinas y el míster fueron los protagonistas del primer día de fiestas, también hubo un espacio para las damas, quienes formarán parte del cortejo real. En la categoría adulta, Nuria López y María Martín se alzaron como segunda y primera dama respectivamente, mientras que, en la categoría infantil, las elegidas fueron Bárbara Navas como segunda dama y Carla Ruiz como primera dama. También como cada año, se eligió a la Miss Visitante, que en esta ocasión fue una grata sorpresa para todos, ya que la premiada fue la presentadora de las fiestas, Paqui Martínez.

El sábado se vivió el momento más importante, con la misa y la procesión de Santa Amalia que se celebra cada año en el mes de julio. Una vez más, la patrona fue arropada y venerada por más de un centenar de personas, entre ellas, algunos miembros de la Corporación Municipal. Pasadas las nueve de la noche, la patrona se dispuso a recorrer las calles principales de Santa Amalia durante un itinerario corto, pero intenso, y donde los presentes pudieron disfrutar de los sones de la banda municipal.

El primer teniente de alcalde, Prudencio J. Ruiz, hizo un balance positivo acerca de la procesión e hizo hincapié en la “importante labor” que desempeñan los integrantes de la asociación de vecinos de esta barriada. Posteriormente, pasadas las diez menos cuarto de la noche, el cantante Simón Cortés ofreció una salve que fue respetada y compartida por todos los asistentes. El capataz, Miguel Balbuena, afirmó que desde los años 50 vive esta procesión con toda su “ilusión” y que ser mayordomo, es un “orgullo”, no sólo por el puesto relevante que ocupa, sino por poder compartir estos momentos con los portadores de trono.

Para concluir la procesión se lanzaron ruedas de fuegos artificiales para despedir a la santa.

Por último, el domingo los vecinos de Santa Amalia despidieron las fiestas. Durante el día, numerosas personas acudieron para no perderse la paella popular que organiza su asociación de vecinos, y cuyos beneficios revierten en la propia mejora de su entorno. El acto contó con la visita de varios concejales de la Corporación Municipal. El edil de Fiestas Populares y Turismo, Andrés García, entregó los premios del concurso de ataje ecuestre y del concurso de repostería organizados en el marco de estas celebraciones.

Ya por la noche, el alcalde, Joaquín Villanova, no quiso perderse el acto de despedida de la Feria y acudió a la barriada a acompañar a sus vecinos en las últimas actuaciones. El espectáculo a cargo de la escuela de baile de Tamara y los emotivos homenajes a su profesora por parte de sus alumnos fueron algunos de los momentos más destacados de la velada. El regidor se despidió con un pequeño discurso a modo de clausura, muy apegado al sentimiento de sus vecinos.