• Diario Digital | Viernes, 17 de Agosto de 2018
  • Actualizado 05:25

La procesión de la Virgen de la Asunción de Zapata cumple 20 años

La procesión de la Virgen de la Asunción de Zapata cumple 20 años

La barriada de Zapata comenzó ayer 3 de agosto sus fiestas en honor a la Virgen de la Asunción, que se extenderán hasta el domingo 5 de agosto. Pasadas las ocho y media de la tarde, tuvo lugar la procesión, en la cual la Virgen fue arropada por los miembros de la Corporación Municipal y por la Banda Municipal de Música de Alhaurín de la Torre, así como por cientos de vecinos de la zona. 

Como marca la tradición, la patrona partió desde la casa de una familia, en este caso, de Miguelina Márquez, quien se mostró agradecida por ser la afortunada por segunda vez en veinte años. Por otro lado, el alcalde del municipio, Joaquín Villanova, hizo hincapié en la colaboración del Consistorio para que se realicen las fiestas y subrayó el gran cariño que siente por Zapata y sus vecinos.

Asimismo, informó sobre algunas de las mejoras que el Ayuntamiento está desarrollando en esta barriada. Las mujeres también jugaron un papel relevante como portadoras de la imagen. Remedios Ramos afirmó que para ella este es uno de los días más especiales del año y resaltó la importancia de la igualdad entre hombres y mujeres, también en la conservación de las tradiciones. Minutos antes del encierro, la orquesta Al-Andalus le dedicó una saeta a la patrona, uno de los momentos más singulares del recorrido.

Al finalizar la procesión, y en un ambiente muy festivo, tuvo lugar un pregón muy emotivo, que corrió a cargo de Ani Triana Vargas. La pregonera hizo un repaso a lo que fue su infancia en Zapata, desde su llegada con apenas unos años hasta las primeras fiestas que vivió. Por otra parte, quiso destacar el cariño y la buena acogida que recibió por parte de los vecinos desde el primer día.

En un profundo discurso, también rememoró algunas divertidas anécdotas y no pudo contener la emoción al mencionar a su familia y muy especialmente a sus padres. Tampoco se olvidó de la anterior pregonera, a quien envió sus mejores deseos y un afectuoso saludo. El público le regaló una sonada ovación cuando concluyó su intervención, pues cerró uno de los pregones más especiales de los últimos años. Además, la comisión de fiestas, a modo de agradecimiento, obsequió a Ani Triana con una placa como recuerdo de este día tan señalado.

Pasadas las dos menos cuarto de la mañana, se procedió al nombramiento del cortejo real de esta edición. Manuel Torres y Mariví Caturla fueron los elegidos como pareja de honor, quienes agradecieron la decisión y además recibieron una placa conmemorativa y un ramo de flores respectivamente.

En el apartado infantil, el mayor honor fue para Mari Clara Reina, quien se hizo con el reinado del presente año. Estrella Gómez, como primera dama de honor, y Ángela Barea, como segunda dama, cerraron el cortejo. En la categoría juvenil, Celia Rubia se proclamó como reina que animó a los vecinos a disfrutar de las fiestas, y Francisco Márquez se hizo con la distinción de rey. Rocío Rando y María Garrido completaron la terna como primera y segunda dama de honor.

Tras la elección del cortejo y para finalizar una intensa noche, tuvo lugar la entrega de reconocimientos por el 20 aniversario desde que se realizara por primera vez la salida procesional. Juan Mateo, capataz de trono, entregó un recuerdo a quienes portaron el trono de la Virgen de la Asunción en su estreno. Miguelina Márquez también recibió un obsequio puesto que la imagen, tal y como es tradición en la barriada, partió desde su casa en 1998.