• Diario Digital | Lunes, 19 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 13:12

Los vecinos de Santa Amalia disfrutaron de sus fiestas durante el fin de semana

La elección de la Reina, la procesión de la patrona por las calles de la barriada y la paella popular, momentos más destacados del programa, que incluyó por primera vez un original concierto en la iglesia

Procesion de Santa Amalia
Procesion de Santa Amalia
Los vecinos de Santa Amalia disfrutaron de sus fiestas durante el fin de semana

Este fin de semana se han celebrado las fiestas de Santa Amalia, uno de los momentos más esperados por los vecinos de esta barriada histórica de Alhaurín de la Torre. En la noche del viernes uvo lugar la ceremonia de elección de la reina de la barriada, tras la inauguración de la feria, a la que acudieron miembros de la Corporación Municipal, entre ellos, el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova.

El primer edil, junto al concejal de Fiestas, Pablo Montesinos, fueron los encargados de entregarles las bandas a las ganadoras que las distinguían como máximas representantes de la belleza en la barriada. La reina mayor fue Rosi Jiménez, quien se mostró agradecida con su barrio por culminar con este reconocimiento el medio siglo que lleva viviendo en Santa Amalia. Por otro lado, la reina juvenil Alejandra Arroyo y la infantil Natalia Alarcón se sintieron satisfechas y contentas por haber logrado este premio, un recuerdo que les acompañará el resto de sus vidas. Además, Esperanza Rengel recibió el premio a Miss Visitante.

No solo las reinas fueron las protagonistas de las fiestas, también hubo un espacio para las damas, quienes formarán parte del cortejo real. La primera dama mayor fue Carmen Moreno y la segunda dama mayor, Tamara Bernal. En cuanto a las juveniles, Ainhoa Carrera consiguió ser primera dama, mientras que Laura Delgado completó la terna. En el capítulo infantil, Sofía Arroyo se alzó como primera dama y Carolina Donaire como segunda dama.

Por último, el presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Amalia, Jesús Manuel Requena, quiso hacer un llamamiento a la participación en el completo programa de actividades que se llevará a cabo a lo largo de los tres días. También tuvo un emotivo recuerdo para aquellos vecinos que por diversas circunstancias ya no están presentes en días tan señalados.

El sábado se alcanzó el punto álgido de las fiestas con la misa y la procesión que se celebra cada año en el mes de julio. Una vez más, la patrona del mismo nombre fue venerada por más de un centenar de personas que arroparon al cortejo entre vítores y salves. Tras la misa, se celebró un concierto en la iglesia, en la que actuó un grupo de jóvenes al ritmo de guitarra acústica, contrabajo y saxofón, acompañados por una poetisa que recitó algunos versos. Además, se entregaron distintos obsequios a los artistas y a los miembros de la Corporación Municipal, como muestra de agradecimiento por su colaboración. También hubo un espacio para recordar con una placa a la familia de un vecino recientemente fallecido, momento que precedió a la salida procesional.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, se mostró satisfecho por el desarrollo de la festividad. Por otra parte, destacó que a pesar de que muchos vecinos ya no viven en el barrio por motivos laborales o profesionales, buena parte de ellos regresan para vivir sus fiestas, por los hilos sentimentales que les unen.

Pasadas las nueve de la noche, la patrona se dispuso a recorrer las calles principales de la barriada durante un itinerario corto, pero intenso, donde los presentes pudieron disfrutar de los sones de la banda municipal. Asimismo, el dúo Andalucía le ofreció una emotiva salve que fue rigurosamente respetada por los asistentes.

Para concluir la procesión se lanzaron ruedas de fuegos artificiales para despedir a Santa Amalia, lo que se recordará como un día histórico. Las fiestas continuaron el domingo con una gran paella popular, en la que numerosos vecinos se reunieron para disfrutar del último día de feria. Para abrir espacio al apetito, se vivió un concurso ecuestre en el que los premiados fueron José Ruíz por presentar el mejor caballo y en el apartado de atalaje, el ganador fue Rafael Requena. Posteriormente, la paella acaparó el protagonismo, sin dejar de lado la buena música y un ambiente que estuvo animado por el cantante Simón Cortés, quien incluso bajó del escenario para hacer partícipes a los asistentes.

Más tarde, concretamente a las 16:00 horas, tuvo lugar la fiesta de la espuma organizada por AYFEM, la asociación de afectados y familiares por la esclerosis múltiple. Este colectivo quiso solidarizarse con la campaña de “mójate por la esclerosis múltiple”, una forma de concienciar y acercar a los ciudadanos de Alhaurín de la Torre la realidad de esta enfermedad. El presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Amalia, Jesús Requena, quiso agradecer a los asistentes su participación en estas fiestas y deseó que las próximas sean tan fructíferas como estas.