El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | Lunes, 24 de Junio de 2019
  • Actualizado 20:20

Que majos los de Podemos, no se aguantan entre ellos

La frase escogida para este artículo es de Robert Louis Stevenson “La política es quizás la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación"

Que majos los de Podemos, no se aguantan entre ellos

El opinar sobre Podemos ya me empieza a producir un cierto hastío y una pereza que raya en el aburrimiento. Hasta hace unos meses eran una “gente maja” tenían sus salidas de pata de banco, lógico, eran unos novatos deslenguados y sin unos principios muy definidos. Tenían un guion que todos a una seguían sin salirse de la linde; pero han empezado a atragantarse con el éxito mediático que las televisiones les han concedido. Son puro marketing, un movimiento que ha obtenido más de cinco millones de votos sin una propuesta que llevarse a la boca.

A estas altura del partido el líder indiscutible –y al que lo discuta tiene asegurado el destierro- tiene la suprema habilidad de meter la pata con más rapidez de la que tarda un conejo en asegurar su descendencia. Está cayendo en los errores más elementales del mal político que se cree un lumbreras, algo que nunca ha sido, ni lo será. Por lo visto ahora es el apuntador y la voz en off de sus compañeros que asisten a programas de televisión, patético.

Está en la fase que ha de tenerlo todo atado y bien atado. Pero le están saliendo socios respondones, ya su discurso agotado de gracias y “gracietas” no cala, no vende. Carmena, su punta de lanza en Madrid, lo ha negado por tres veces como San Pedro a Jesucristo “¿Podemos? Yo no los conozco,” debería mirar a su izquierda y a su derecha, o escuchar a la señora portavoz –la que nos enseña su ropa interior sin ningún reparo, la misma que tampoco tiene ningún reparo para declarar en rueda de prensa que miente y se queda tan pancha- y se daría cuenta que está rodeada, casi cercada por Podemos.

En Podemos ya se empiezan a pedir ¿pedir? ¡Exigir! Sacrificios humanos, este calendario maya es lo que tiene, cada día que pasa, a Iglesias le crecen los problemas en casa, Monedero contra él, Errejón contra él, las mareas contra él y los ahora o después contra él y los compromisos también contra él. Este es el problema de aglutinar a tantos movimientos sin un compás o un ritmo ensayado, el gazpacho le está quedando malote, está caliente, le falta cochura, le falta ajo y le sobra pepino, es decir, un brebaje para tirarlo por el fregadero.

Los integrantes de Podemos se llevan como los cuñados en la cena de noche buena. Al menos en las redes sociales los simpatizantes parecen que van todos a una… o no. El que sí que tiene unas letrillas es el ínclito Pablo Echenique por su comportamiento con su empleado, teniéndolo más de un año sin contrato, este señor es el que habla de gobierno progresista. Por no mencionar los comentarios privados en un chat de Pablo Iglesias demostrando un ingenio con la fusta, que el parecía no tener. Si algo parecido lo hace Cristina Cifuentes, la Sexta tiene tres meses de programas.

Más de doscientos días y doscientas noches sin gobierno

El panorama que se nos presenta es de color negro baquelita o de teléfono antiguo. No tengo yo muy claro que Rajoy pueda formar gobierno con los 137 y no será por falta de ganas. Por exclusión debería gobernar Rajoy. No veo a Rivera con el fuste necesario para dominar este país, él ha convertido a su partido en un mar de dudas, no saben si quieren apoyar a Rajoy al PP o a ninguno de los dos, hoy me abstengo, mañana no, que pereza produce, alguien debería decirle que se decida de una vez por todas. Como tengamos que votar en noviembre o diciembre Ciudadanos pierde el plural y será un caso singular.

Pedro Sánchez, este personaje que cada día es más rencoroso y que desde el recuento de votos de la última elección no ha levantado cabeza –tampoco antes- ¿Y este muchacho quiere dirigir España? Aparte de decir no, no, no, no y no, no le he escuchado o leído nada coherente, si lo ponemos en un escenario podría representar el Hamlet ¿Ser o no ser? ¿La COPE u Onda Cero? No me lo quiero imaginar fuera del PSOE, -el tampoco- ¿de que trabajaría? Él es el germen de la nula calidad política que nos está tocando vivir, no tiene miras de estado, se le está escapando el tren de aportar algo de coherencia y ser un nexo dentro del partido, pero predomina su orgullo mal entendido y su ego.

Pablo and Garzón, la extraña pareja, otros que cómo no engañen a Sánchez tienen su carrera casi finiquitada, viven de eslóganes o de hacer volar pajaritos. Es inconcebible la capacidad que tienen de decir una cosa y la contraria, el estar improvisando cada día y pensar que se puede llegar a gobernar un país a base de eslóganes y de propuestas cada vez más disparatadas. Eso tiene un recorrido muy corto y ya casi lo tiene hecho. Ahora le están salpicando en los ojos todas las tonterías que llevaba en la mochila y de momento sus votantes le han disculpado casi todo, -1.200.000 han pasado de ellos hace unos días-  poco le falta para que alguna voz crítica le haga ver que su tiempo se ha terminado.

Más de doscientos días y doscientas noches con un gobierno provisional y ya queda muy poco tiempo para no dejar que descarrile este país, está la espada de Damocles encima de la cabeza de este o del gobierno que venga, se llama presupuestos, cómo no se aprueben en tiempo y forma sí que lo vamos a tener en arameo. Se les llena la boca a estos cuatro bípedos. Con lo que le gustan los referéndum a algunos partidos yo les propondría uno; que se vayan los cuatro y dejen paso a los segundos, terceros o los décimos. Me apuesto algo vuestro a que se ponen a silbar “El puente sobre el rio Kwai”

La frase escogida para este artículo es de Robert Louis Stevenson “La política es quizás la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación"

A. Doctor

NOTA DEL EDITOR: El artículo fue publicado por primera vez bajo la firma de A. Doctor, el 3 de agosto de 2016 y forma parte de la hemeroteca de El Ágora.