• Diario Digital | Martes, 17 de Octubre de 2017
  • Actualizado 17:17

¿Qué es Podemos para España?

“Podemos es un cefalópodo y de cada uno de sus tentáculos sale una agrupación, como buen cefalópodo tiene nueve cerebros y esa es la confusión que tienen. Iglesias es el cerebro principal y el ojo que todo lo ve”

¿Qué es Podemos para España?

Sin necesidad de hacer un estudio muy profundo sobre la formación morada llegas a la conclusión de que es un juguete roto en manos de un personaje Pablo Iglesias, con una personalidad dispersa, no lo sé a ciencia cierta pero, da la impresión de que en su época escolar era de los niños complicados y eso lo refleja en su comportamiento de hoy.

Hace cuatro o cinco años fue la sorpresa de las tertulias de tv tenía un discurso que parecía fresco, reivindicó temas y cosas que muchos las encontraron necesarias, montó su camping en la Puerta del Sol en Madrid y los dos primeros días hasta tenía apoyos de los viandantes que transitaban por la zona. El éxito acabó con la empresa, Pablo Iglesias venía de una aventura venezolana poco conocida, él y su compañero Monedero pusieron su granito de arena para que en Venezuela se pudieran perpetuar en el gobierno personajes como el fallecido Chávez y el vivo Maduro.

Con el capital acumulado por los servicios prestados a Venezuela y el recibido de algún que otro gobernante de la zona y por ser correa de transmisión del pensamiento de otro país de Oriente Medio se decidió a crear una agrupación política. Desde que empezó a pasearse por la Carrera de San Jerónimo y ser el foco de los objetivos de las cámaras ha intentado hacer el triple salto mortal en cada aparición. Algunos directores de programas de tv y periódicos vieron el cielo abierto. Iglesias era una fuente continua de titulares, así que ya tenían el programa hecho.

Podemos es un cefalópodo y de cada uno de sus tentáculos sale una agrupación, como buen cefalópodo tiene nueve cerebros y esa es la confusión que tienen. Iglesias es el cerebro principal y el ojo que todo lo ve. En el último año Iglesias y sus tentáculos se han radicalizado aún más, no hay quien entienda que es lo que quieren para España, Iglesias y sus agrupaciones, dentro del partido tienen una guerra civil, los egos de cada cerebro empiezan a chocar con el gran cerebro que es Iglesias él ya ha puesto en práctica el dicho de que se va a comer las patas como los pulpos, cualquier tentáculo que se descarríe el le pega un bocado y a esperar que le salga otro tentáculo que sea más dócil a sus órdenes.

Ahora se ha abrazado a los independentistas, aunque ni el mismo sabe lo que está defendiendo, salvo que quiere estar en la foto de cualquier tumulto, ¿si Podemos e Iglesias están en contra de las instituciones, que hace viviendo en el Congreso de España y cobrando muy bien y mucho del erario que quiere desmontar?. Iglesias ha perdido el control de sus ideas, por eso por la mañana dice una cosa, al mediodía otra y por la noche desvaría con otra. Salvo que sea un antisistema de carnet –que lo es- su única pretensión es romper lo establecido donde él y algunos compañeros le arropan, salvo que sean críticos con sus decisiones, si lo son ya saben dónde acaban, en el gallinero del Congreso, Iglesias un demócrata de conveniencia que apoya a dictadores con convencimiento.

En su particular forma de entender la democracia no le da ningún empacho en decir a los cuatro vientos que quiere echar de la política al Partido Popular y a Rajoy en particular, con tal de conseguir su capricho es capaz de aliarse con el PSOE de Pedro Sánchez, otro que tal baila, gracias al secretario general de los socialistas tiene el escaparate que tiene, si Sánchez se quitara el complejo que tiene de querer ser la izquierda de la siniestra, le quitaría el apoyo que le está dando a Podemos y a sus tentáculos en las autonomías  y ayuntamientos y ya veríamos lo que diría Iglesias. Sánchez no se caracteriza por su habilidad política y es tan errante como Iglesias, un día apoya a Rajoy en el conflicto de Cataluña y al día siguiente dice lo contrario.

Lo que me sorprende de las declaraciones de estos “políticos” es el desprecio o desconocimiento de la Constitución cada día dan más vergüenza, de todo el tiempo libre que tienen podrían dedicar unos minutos a leerse la Constitución y así no meterían la pata hasta el corvejón cada vez que hablan de esa forma tan campanuda, que solo sirve para demostrar su ignorancia. Podemos está en un escora antidemocrática apoyando a los partidos independentistas de derechas, que seguramente los primeros que se lo harán ver son sus afiliados y militantes. El querer debilitar las instituciones con el discurso alineado a los que se quieren saltar las instituciones y hundir el estado de derecho le salpicara en la cara. En las próximas elecciones veremos el resultado de esta deriva.

A. Doctor