• Diario Digital | Lunes, 18 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 06:18

Partidos y facciones

Los partidos políticos y los políticos sin partido comienzan a tomar posiciones.

Partidos y facciones

Parece que ya toman posiciones aquellos y aquellas que quieren una silla en nuestro consistorio. Aunque las elecciones parecen lejanas para los viandantes, populacho y vulgo en general; los estamentos políticos ya mueven ficha para asegurarse su manduca.

Si bien hemos visto dimitir a una concejal en el PP, esto ha sido por una oportunidad de trabajo y no para afianzar a su sucesor en las listas. De esta forma se suelen hacer las cosas, unos ganan elecciones y otros las disfrutan con idea de presentarse con medio trabajo hecho.

Pero no sólo el PP se mueve para la foto y lo que no es la foto, en el PSOE también ha habido dimisiones ilustres. Así pues, el  Partido Socialista Obrero Español ha presentado equipo para encarar su labor opositora en el pueblo. La lista presentada por la dirigente local, Patricia Alba, es la muestra de sus intenciones. De cómo va a cambiar el sino del partido en nuestra localidad, por arte de magia. Un poco de nada por aquí, nada por allá y de nada de nada. De balones fuera al ser aludidos por tal o cual cuestión sobre la Junta de Andalucía, a la que defienden de lo indefendible; en un claro no morder la mano de quien te alimenta. Se han borrado y/o caído elementos con personalidad de la lista, que parece menos lista por momentos. Aunque viendo lo que ocurre en RRSS, con comentarios más que desafortunados en tono machista primate, podría entenderse alguna caída. Eso sí, los que quedan aspirarán a repetir resultados y volver a ser la comparsa, de esta orquesta que dirige Don Joaquín.

Ciudadanos, creemos que existen. No se les puede reprochar que no se sepa nada, pues todo va bien. No ha sido necesario echar una mano, pero ahí están aprovechando el voto de marca. Desplazaron a UPyD y sus ganas.

Unidos Podemos, amalgama que deberá si todo sigue como va, componer una lista cremallera con Equo, Izquierda Unida y Podemos. La formación morada en LauroLand sigue comandada por el abogado Juan Manuel España, que ha desaparecido de la escena y no ha tenido nada que decir de lo que a Alhaurín le pasa o le duele. El Círculo ya casi no existe, como el gas de la gaseosa, que lleva demasiado tiempo abierta. Aunque hay quienes se posicionan, después de su paso por el citado círculo, al olor de las sardinas. Los integrantes de la Plataforma Jesús y Antonio, dúo de dos, con cierto parecido a Rufián en talante.

Izquierda Unida, donde Javier Caravias, que ya tuvo conversaciones en el pasado con Barba y el citado España, deberá hilar fino para que encaje la lista de quienes son en el pueblo y quienes quieren que sean. Papel difícil el que les toca, aunque se sabe de los extraños compañeros de cama de la política, esto será duro. Tan duro como cuando no salió adelante el pacto secreto en el que se apuñalaba a media lista “roja”. Ahora las cosas están más claras y hay que elegir las patas de las sillas que habrán de serrarse.

Y Equo? Integrado en Alhaurín Despierta ha tenido dos concejales. Uno según lo que se sabe u oye, Juan Manuel Mancebo, fiel a su estrategia, sigue activo en redes sociales. Ganando amigos. Y aunque aún debe resolver si se presenta o no, dado que ya cumple su segunda legislatura, como he leído por ahí.

Pero atentos, que Juan Manuel (Mancebo) parte con ventaja. Y por qué esta ventaja? Pues porque Juan Manuel Mancebo es el elegido por Don Joaquín Villanova como su adversario y así ha sido ungido con varios artículos y notas de prensa. Él es el que Joaquín quiere, aunque no termino de entender que eso sea muy bueno para sus propios intereses cuando se entere el tercer estado. Al final se votará lo que ponga en las listas… Y las listas se hacen de la forma que se hacen.

Se podría pensar que todos los partidos están gobernados por la misma persona. Que se influye en todos para que no se vea afectado el Status Quo. Y eso podría deducirse de la falta de acciones y la apatía de nuestros políticos de oposición. Pero claro, eso seguro que no es así.

Botado va todo.

Andrea Glummille