• Diario Digital | Domingo, 24 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 21:56

Hispanofobia en 70 por 40 metros

Hispanofobia en 70 por 40 metros

Hasta el próximo 1 de octubre tendremos que sentir el incremento del rechazo de los políticos catalanes y de sus instituciones a todo lo que huela a España. Estos políticos y sus grupos afines han dado muestra de su hispanofobia en la manifestación del pasado mes por la memoria de los asesinados en Las Ramblas de Barcelona.

La infumable casta política catalana con los partidos que rigen las instituciones Ayuntamiento y Generalitat, estas instituciones es el peor enemigo de Catalunya. Estos partidos han conseguido que la autonomía más rica de España a principios de los 80 del siglo pasado, pase a ser una autonomía en bancarrota. Ese mérito es de los nacionalistas que sin prisas pero sin pausa están denigrando todo lo que tocan, no hay que olvidar que tienen la interesada ayuda de momento de Podemos y de los partidos radicales, esos partidos que prefieren romper todo lo realizado hasta ahora con la anuencia de los nacionalistas.

La hispanofobia llegó al paroxismo con la supuesta manifestación de repulsa por los asesinados en Las Ramblas, digo supuesta, porque más que condenar a los asesinos se aprovechó para insultar y vilipendiar a las autoridades del gobierno central y al rey, todo con la anuencia de los partidos nacionalistas y su grupo la ANC que ampara la Esquerra Republicana de Junqueras y Rufián con la sonrisa cómplice de Puigdemont y Ada Colau.

La ANC fue la encargada de organizar la manifestación en la que utilizó unos 70 por 40 metros del espacio para, que los tiros de cámaras solo se vieran banderas independentistas y pancartas con los insultos más variados hacia todo lo que suene a español y así demostrar que ellos son una nación, ni una pancarta condenado los asesinatos de turistas de diferentes nacionalidades incluyendo a dos catalanes y dos de nacionalidad española como dijo el consejero de interior.

Catalunya se ha convertido en un mercado incontrolado por los intereses de unos gobernantes incompetentes y manipulados, chantajeados y chantajeadores. Te los tropiezas en los pasillos de la Generalitat o del ayuntamiento de Barcelona. Esa amalgama formada por la CUP, ERC el PDECAT, Junts x si y  las marcas de Podemos. Catalunya cada vez es más vulnerable, están retrocediendo como comunidad hasta unos extremos laborales, sociales como no recordaran los más ancianos del lugar.

Ahora los incompetentes que llevan las riendas de Catalunya están dando los últimos pasos para caer en la indigencia, algo que les encanta a los antisistema que buscan la ruina absoluta de la actual sociedad para crear ¿crear? Para continuar con esa guerra de guerrillas con la que creen que pueden laminar esta sociedad. No hay que olvidar que el perfil bajo que está adoptando el gobierno central está ayudando a que se hundan en la miseria. Todo abonado por la hispanofobia que están fomentando desde hace décadas y este es el resultado.

De continuar con esta locura tendremos en Catalunya algo muy parecido a Venezuela.