El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | Lunes, 24 de Junio de 2019
  • Actualizado 19:13

Reflexiones de servilleta. Un detalle inesperado

Un detalle inesperado
Un detalle inesperado
Reflexiones de servilleta. Un detalle inesperado

¿Qué ocurre cuando quien menos esperas tiene un detalle contigo?

Sin que medie intimidad alguna, de pronto un conocido, incluso un desconocido a veces, expande tu mundo.

De la forma más sencilla, te puede sacar de una espiral de pensamientos negativos, de esas preocupaciones que te enturbian la mirada: el informe que te espera, el que no llega, la persona del diario que te avasalla, las facturas inmisericordes, las mil obligaciones que debes atender en distintos frentes...Esas que, de vez en cuando, te borran la sonrisa.

Pero llega algún comportamiento de este tipo, inesperado, como un soplo de aire fresco.

Y te recuerda...

Que la primavera está aquí.

Que esta tarde te esperan los abrazos impetuosos, desmedidos, de un niño chiquito.

Así que sonríes, agradeces, te retocas el pintalabios y sales a la calle.

Y si se tercia, quizá, hoy seas tú quien aporte el detalle que alguna persona necesita. O por lo menos, quien alivie algún bofetón, de esos tan habituales, que sin mano se dan y se reciben.

Y que llegue, soplo a soplo, ese huracán necesario...

Uno que remueva y que deje en pie tan sólo lo bueno.