• Diario Digital | Domingo, 24 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 23:01

Yo no me quejo de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública /Podemos

Como siempre aquí dejo la frase que es la inspiradora de este artículo, Cuando de un hombre habéis dicho que es un ingrato, habéis dicho todo lo peor que podéis decir de él. (Publio Siro)

Yo no me quejo de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública /Podemos

Donaciones

Muchos de los lectores que tienen a bien el leer mis artículos saben de mi forma de ser y de que yo por costumbre no me quejo. Y de esta Asociación que se niega a que Amancio Ortega, done unos cientos de millones, para paliar en parte la falta de maquinaria que tienen nuestros hospitales. Esta Asociación como un solo hombre o mujer, decidieron rechazar esa donación. Yo no me voy a quejar de esa negativa, porque seguro que han ido a la puerta de algunas secciones de oncología de los hospitales por donde campan y han preguntado a los usuarios y pacientes de las maquinarias que si están de acuerdo con esa donación, estoy totalmente seguro que lo han hecho y como han obtenido un no mayoritario, por eso han tomaron esa postura, por lo cual yo no tengo motivo para quejarme.

Lo de las explicaciones para no aceptar esa donación me cuesta un poco más de entender – a los pacientes de oncología del Hospital Clínico de Málaga también- con curiosidad insana, he preguntado a 40 pacientes en quimioterapia y en radioterapia y la opinión más benigna a esa negativa ha sido acordarse de los papas de esa asociación, en unos términos ni tan si quiera publicable con entrecomillado, seguramente estos pacientes son unos alienados de la derecha. Estas asociaciones, más el partido que las apoya (Podemos) seguro que han preguntado a la gente como a ellos les gusta llamar a los ciudadanos, la gente, su gente y su gente les ha dicho, de Amancio, ni un euro.

Algunos de los motivos son irrefutables y si no enjuicien ustedes amables lectores los motivos para no aceptar esa donación, son unas negativas de peso, ejemplos: dice la portavoz de la Asociación “ ni recurrir, ni aceptar, ni agradecer a ninguna persona o entidad y que por el contrario, debe aspirarse a una adecuada financiación de las necesidades mediante una fiscalidad progresiva, lamentablemente a los responsables de esta asociación se les olvida el pequeño detalle que ya pagan sus impuestos y que lo de Amancio es una donación.

Entiendo que hay donaciones y donaciones, para los que se han negado a aceptar la del señor Ortega, veamos otras donaciones que si aplauden el partido de la gente –hacia su gente en particular- Leía la pasada semana las amargas quejas de algunos integrantes de partidos que pertenecen a la agrupación de Podemos, que los iban a expulsar del partido por no donar parte de su sueldo al partido. Algunos han preferido hacer mutis por el foro y que de donar, como que no. Tampoco creo que echen en falta la aportación política de los que se han ido dando un portazo.

Por tu culpa

Ayer o antes de ayer salía el alcalde de Cádiz en una foto muy bonita –y retocada- en un periódico muy amable con la formación morada y las redes sociales se hacían eco de la amable donación que ha hecho “Kichi” a asociaciones solidarias y al partido, bien hecho lo de la parte solidaria, la otra es por obligación o lo echan con cajas destempladas.

Eso le ha ocurrido a algunos integrantes de las segundas o terceras marcas de Podemos en otros lugares de España por no aportar la gabela fijada por el partido. Los líderes de este partido no se cansan de decir lo que ellos aportan en donaciones al partido y a asociaciones. ¿Esas donaciones son mejores que las que hacen otras personas o entidades? ¿O es solamente postureo? ¿Qué opinan de las donaciones que hace el pueblo español para que tengan su nómina ingresada en su cuenta corriente?

Estas asociaciones y políticos del tres al cuarto llegaran a analizar antes de desempeñar su labor en un quirófano, hacer un juicio de valor sobre las condiciones personales del paciente y plantearse si lo operan o no. Es una práctica habitual la del consenso. Tenemos el caso del nuevos socio del Psoe en Castilla-La Mancha, Podemos, ese grupo de partidos que iba a regenerar la política española, ya, ya, lo primero subirse el sueldo y blindarlo. Seguro que es para incrementar las donaciones que ellos hacen porque moralmente están obligados.

Tras las denuncias de los integrantes de su propio partido han dado marcha atrás – da la impresión de que aquí o jugamos todos o se rompe la baraja- pues en las redes los “cibervoluntariosos” de Podemos han aplaudido este gesto de marcha atrás, como un seña de un valor incalculable políticamente y que el resto de partidos deberían aprender –primero se mete la pata y después para sacarla meto la otra- esto es una alegoría de que todo lo que puede ir mal, ellos lo harán peor.

Las donaciones son una práctica habitual en países a los que la cúpula de Podemos alaban, norte de Europa, países a los que no alaban tanto, Francia, Estados Unidos y a algunos que ellos tienen como referencia: Venezuela, Irán, Cuba o algún otro.  Pero si un empresario de éxito en España lo hace hay que demonizarlo; y por supuesto no coger ese dinero para paliar unas carencias que aún tenemos en España, el equipamiento médico, si ese equipamiento ayuda a prevenir un solo caso de cáncer me parecerá una bendición. Y los que se niegan a aceptarlo me parecen unos… y también que son…

Como siempre aquí dejo la frase que es la inspiradora de este artículo, Cuando de un hombre habéis dicho que es un ingrato, habéis dicho todo lo peor que podéis decir de él. (Publio Siro)

Loquio, Soli Loquio