• Diario Digital | Martes, 23 de Mayo de 2017
  • Actualizado 07:06

Pedro Sánchez ¿Mártir o martirio?

Como siempre os dejo una frase que se ajusta a este artículo de opinión: “Tengo mis propias opiniones, firmes opiniones, pero no siempre estoy de acuerdo con ellas”. George W. Bush.

Pedro Sánchez ¿Mártir o martirio?

Han pasado tres años -y parece que han sido casi 30 por lo pesadas y tediosas que han sido las aventuras y desventuras de Pedro-. Yo he sostenido en diferentes foros y artículos de opinión, que no habíamos sufrido un presidente en la España democrática peor que Zapatero, por ende secretario general del PSOE. Si a Zapatero lo comparo con el “mártir” Sánchez, se convierte en una mezcla de Churchill y Adenauer –ya sé que las comparaciones son odiosas-. Sánchez, está al mismo nivel político que su amigo Pablo Iglesias –amigos ahora, antes enemigos irreconciliables- y no desentonaría en su entorno, a él tampoco le importará cobrar la suma de tres salarios mínimos y el resto darlo a la ciudadanía.-Como han hecho hasta ahora todos los integrantes de la agrupación Podemos ¿Verdad que lo han hecho?-

Este nuevo parado de larga o corta duración – él ya tiene una prestación por calentar una silla en el Congreso- entra en los cánones de Podemos si corrige cuatro cosillas –si se viste un poco menos elegante- puede ser el número ocho o nueve de la agrupación. Al menos ya tiene la aceptación de un gran número de los simpatizantes, solo hay que ver como lo quieren en las redes sociales.-la mitad no son de su partido, las tres cuartas partes son simpatizantes de Podemos, ahí tiene su futuro político. Pedro Sánchez carece de ideas y de ideología, ahora Catalunya es una nación de naciones y Pablo es un santo recién bendecido. Con todo esto confirma que no era nadie hace tres años y sigue siendo nadie. Ahora denuncia que los poderes facticos, el IBEX y Prisa han luchado contra él, por esa regla de tres quien aúpa a Iglesias es el IBEX.

Pedro ha amenazado con recorrer España pueblo a pueblo para predicar su ideología – ¿llamará a las puertas como los vendedores de Avón, dicho sea con todos mis respetos a esos abnegados vendedores?- Lastima que todavía nadie le diga que ya está amortizado. De momento ha dado un paso al frente, ha cogido la postura de alfombra para que Pablo le pueda poner los pies en el lomo y volver a desdecirse con sus críticas a Podemos. Ahora Podemos es el faro que le ilumina el camino y él está dispuesto a sacrificarse y asumir todos sus postulados por el bien de el –seguro que ha querido decir del Psoe-

Pedro ha conseguido en sus intentos de llegar a la Moncloa los resultados más escalofriantes del partido en los últimos cuarenta años –según él y su equipo fueron resultados históricos, y no dijo ni una sola mentira, fueron históricos-  Cómo contraste de esta situación de gusto y pareceres está creando una controversia entre los militantes del Psoe, para unos –parece que no muchos socialistas y si bastantes más discípulos de Podemos- si el ex secretario general se tira a los flojos brazos de Pablo Iglesias y Podemos, entonces es una mente clara y no un demente alucinado que entrega su partido a otro extremista. No sé si es un mártir, o un martirio

El problema de Pedro no es de ideología, es de sociología.

El fracasado Pedro Sánchez se empeña todos los días en confirmar las pocas virtudes políticas que tenía cuando se hizo cargo de la secretaría general del Psoe y lo sorprendente es que nadie de su entorno le dice que se esté quietecito y que deje de liarla parda. Ahora se quiere presentar de nuevo a la secretaría general, por lo visto no quedó conforme en como dejó al partido socialista. El hombre de los resultados históricos, históricos sí, pero por abajo.

Ahora amenaza con recorrer España en coche, menos mal que no lo hará, eso es una labor no acta para personas como él. ¿Qué ofrece de diferente a los militantes del Psoe a lo que prometía, ofrecía y decía? Susana Díaz o cualquier otro candidato tienen mucho más que ofrecer. Sánchez solo puede hacer un Garzón, postrarse de rodillas delante de Iglesias y pedir perdón por su pasado más cercano al negar a Iglesias.

Lo mejor que podría hacer por la vida política de este país es quedarse en su casa, o viajando, o… da lo mismo, menos en política cualquier sitio será mejor y que Dios pille confesado a los que le toque sufrirlo.

Como siempre os dejo una frase que se ajusta a este artículo de opinión: “Tengo mis propias opiniones, firmes opiniones, pero no siempre estoy de acuerdo con ellas”. George W. Bush.

Loquio, Soli Loquio